La Nación
Comprender a Bobbio y entender a Petro 1 19 abril, 2024
COLUMNISTAS OPINIÓN

Comprender a Bobbio y entender a Petro

Definitivamente el llamado del presidente de la república en semana santa a través de su cuenta X, donde expuso los nueve puntos fundamentales para una constituyente, con el fin que los pudiésemos reflexionar en medio de la espiritualidad desbordada y vislumbrar su viabilidad; nos exige traer de vuelta de manera urgente los postulados de Norberto Bobbio para fundamentar el sí o el no, del posible estado de opinión que ha pretendido generar el primer mandatario de y en los colombianos. Indiscutiblemente, los de la no élite, les tocaría más duro su comprensión. No en los avezados académicos de ciencia política o expertos sobre la temática.

Pero sí en el pueblo en general que no se les ha cruzado en su camino este teórico que hoy cobra vigencia para sopesar este camino no necesario de reformar la constitución política de Colombia nuevamente con escasos 33 años de promulgada. Bobbio (1909-2004), fue un filósofo y politólogo italiano considerado entre los principales juristas de Europa y uno de los más destacados teóricos de la izquierda progresista italiana.

Pero parece que el presidente no sigue fielmente sus enseñanzas a pesar de considerarse progresista. Su pensamiento, el de Bobbio, tiene sus raíces en la tradición laico-liberal y en el humanismo de la izquierda italiana no marxista, el cual gravita alrededor de tres ejes interrelacionados frente al problema de la paz y la guerra, los derechos humanos y la idea de la democracia.

Este último es el que debiera ser la columna principal de los argumentos de transformación de la democracia que el presidente pretende. Pero ocurre lo contrario. Empaparnos del pensamiento de Bobbio, nos permitiría comprender el ejercicio del poder (cómo se conquista y cómo se ejerce), la política (el fin o los fines que persigue y el rol del político), las formas de gobierno y democracia (en qué dirección está destinada a avanzar), formación política (el porqué de la apatía o la técnica apolítica), los partidos políticos (sobre personalización de la política), igualdad/libertad (todos son iguales frente a la Ley pero con categorías jurídicas diversas y distintas), derecha e izquierda (su verdadero significado), sociedad/comunidad (que significa sociedad civil o sociedad abierta y actuante e incidente), fanatismo (no confundirlo con el dogmatismo), pluralismo (sociedad compuesta por muchos grupos o centros de poder, aún en conflicto), abstencionismo (aquellos que votan pero se abstienen de expresar su voluntad a favor de una de las opciones) y teología política (la política laica no se contrapone ni a una política eclesiástica, ni a una política religiosa, pero que sí se opone a la concepción teológica de la política).

Bienvenido un curso acelerado sobre Bobbio que nos permita entender al presidente de lo que promueve, y tener los argumentos para refutarlo o no. Viva la democracia.