La Nación
“Con la reforma a la salud no hay lugar a la improvisación” 1 21 febrero, 2024

“Con la reforma a la salud no hay lugar a la improvisación”

El senador Carlos Julio González Villa anticipa lo que le espera a la reforma a la salud del gobierno Petro en el 2024. Enumera las dudas alrededor de la iniciativa y alerta que “no trae mucho” para atender los trastornos mentales de los colombianos. El dirigente huilense explica además por qué votó no a la legalización de la marihuana recreativa.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

En conversación con LA NACIÓN, el senador huilense Carlos Julio González Villa habla sobre lo que le espera a la reforma a la salud en el 2024. Enumera los aciertos y dudas alrededor de esta iniciativa del gobierno de Gustavo Petro. También explica por qué votó no a la legalización de la marihuana recreativa.

¿Por qué le dijo no a la legalización de la marihuana recreativa? 

Qué discusión tan difícil; acabo de liderar un debate sobre el impacto de las drogas en los jóvenes colombianos, mire el drama: 258.000 reconocieron haber consumido marihuana durante el último año; de cada 10 personas que emprenden este viaje sin retorno, aún con tratamiento, 7 quedan atrapadas en la adicción, destruyéndose no solamente sus vidas, sino también su entorno familiar, es muy difícil para las familias enfrentar el consumo de un hijo. Sí es necesario aclarar de una vez por todas siendo legal portarla, cómo lograr que quienes la consumen, la consigan sin caer en las redes criminales que las expenden; pero aún no estamos preparados para dar un paso de esta naturaleza si no consolidamos un verdadero modelo de prevención y atención de este flagelo. Mostré que debe ser abordado desde diferentes enfoques. Una de las principales preocupaciones está relacionada con los riesgos para la salud pública. Así mismo, las implicaciones psicológicas y emocionales que genera. La verdadera prevención implica el compromiso y formación de la familia, así como una revisión del papel del modelo educativo en la construcción del guión de vida de nuestra niñez, lo que hace necesario la inclusión y desarrollo de competencias afectivas y socioemocionales, así como la capacidad para tomar decisiones autónomas y conscientes. Es nuestra obligación ir al fondo del asunto; por eso, trabajo en la implementación de una política pública urgente para prevenir el consumo de sustancias psicoactivas, por ello estamos presentando un proyecto de ley que apunta en esta dirección.

¿Cree que el hundimiento fue una “jugadita” o una “artimaña” de ustedes para eludir el debate como lo dijo su colega María José Pizarro? 

No, al contrario, estamos tomando el toro por los cuernos y por eso ya planteé este debate y lo llevé a la agenda de discusión pública nacional, es el momento de estudiarlo en toda su complejidad, compartiendo algunos aspectos de la iniciativa, pero consciente del reto que esto implica para el momento que vive el país; que además está atravesado por el narcotráfico, el microtráfico y las bandas delincuenciales que viven precisamente de captar niños y jóvenes para volverlos adictos.

¿Qué posición tiene sobre el consumo de drogas y cómo evitar la afectación en adolescentes y jóvenes? 

Este es un tema central de la psicología en relación con el comportamiento humano, la mayoría de las sociedades han fracasado en los modelos de prevención, incluso, Estados Unidos invierte millones de dólares sin resultados, ahora surgió para rematar el fentanilo; hay un fracaso generalizado mundial en esta materia. Sigue siendo un reto comprenderlo y hoy tenemos unas luces o pistas en relación con la educación emocional, las inteligencias múltiples o inteligencia emocional y su oportunidad como antídoto, en donde es fundamental, la familia, la escuela y el relacionamiento con el proyecto de vida, el talento y la pasión. Este es un tema tremendamente retador y exige academia, investigación, revisión de los modelos de trabajo, evaluación de los impactos desde los programas públicos y articulación de los diversos actores, como por ejemplo los Ministerios de Salud, Educación, Cultura, Deporte y Ciencia, que fue lo que precisamente reclamé en el debate que llevé a cabo en la plenaria del Senado, donde solicité la creación de una mesa nacional por los hijos de Colombia y la reglamentación de las escuelas de padres de familia, que son fundamentales así como la formación docente pertinente.

 ¿Estuvo de acuerdo o no con la derogación del decreto que le permitía a la Policía imponer multas a las personas que consumieran alucinógenos en espacios públicos? 

Se armó una polémica desinformada, faltó de parte del gobierno, información y explicación del alcance de este asunto. Como no existe una política pública clara, todo el mundo se aterró; en lo personal considero que se debe entender que el consumidor en sí mismo es el afectado, precisamente por eso insisto en que se requiere una mirada desde la salud pública y una perspectiva clínica de este asunto además de los otros abordajes.

Pasemos a otro tema espinoso en este 2023: la reforma a la salud, ¿qué sigue pensando de este proyecto? 

En esto no nos podemos equivocar, de fallar, porque sí se requiere una reforma; todos los colombianos saldremos afectados; aquí no hay lugar a la improvisación ni al discurso polarizado o peor politizado. Por eso, he insistido en la creación de una mesa de consenso nacional por la salud de los colombianos, con el objetivo de escuchar las diversas voces del sistema, evaluar los aprendizajes, reconocer las debilidades y fortalezas del sistema actual. Coincido en varios aspectos de la reforma, como la necesidad de fortalecer la red pública hospitalaria, durante mi gobernación fue un énfasis y por eso el Huila fue resolutivo en la epidemia del COVID 19, con el esfuerzo del actual gobierno departamental ningún paciente huilense tuvo que ser enviado a otras regiones del país. Comparto también el énfasis en la atención primaria en salud, la necesidad de controlar los despreciables abusos que se han presentado y las personas que se enriquecieron a costa de la salud, entre otros. Sin embargo, persisten serias dudas sobre cuál es el costo fiscal, cómo se va a financiar, quién gestionará el riesgo, cuál es el modelo de aseguramiento, quién supervisará el control del gasto y cómo se estructurarán e integrarán los centros de atención primaria con la mediana y alta complejidad, cómo prevenir y tratar la salud mental por enumerar algunas.

De lo aprobado en Cámara, ¿qué destaca y qué le preocupa? 

Insisto, comparto la necesidad de un modelo preventivo, el problema no es el qué sino el cómo, ¿del texto se desprende que desaparece el modelo mixto? El tema siempre ha sido cómo controlar los abusos de algunas EPS. Creo que, incluso, la Superintendencia de Salud ha sido laxa. Los tiempos de transición parecen insuficientes; Inglaterra ha tardado 10 años y realmente su modelo de salud no ha mejorado. Por supuesto, la mayor preocupación es cómo realmente mejorar el modelo y financiarlo razonablemente; las otras preocupaciones las acabo de mencionar y otras más que son de carácter eminentemente técnico, serán parte del debate.

¿Qué trae la reforma a la salud para atender la salud mental de los colombianos? 

Preocupantemente, no mucho. Hoy enfrentamos un nuevo desafío y son los trastornos metales, el aumento del abuso de sustancias psicoactivas en nuestros jóvenes, la depresión, el suicidio, la ansiedad, el estrés y la violencia son marcadores de una sociedad desorientada; por ello la reforma debe responder de manera clara y eficaz a estas problemáticas. De cada 10 niños colombianos 4 están presentando algún síntoma de deterioro de su salud mental, de ese tamaño es el problema y más preocupante aun es que en la reforma no hay un capítulo especial para la salud mental, hay ausencia de una verdadera política pública. Le propuse al Ministro de Salud incluir un capítulo especial para la salud mental, que hoy presenta una radiografía altamente preocupante y requiere un abordaje especial. En este tema tampoco se puede improvisar.

¿Qué le augura a la reforma a la salud en el Senado? 

Un debate difícil porque desafortunadamente este tema se politizó, no se están escuchando los argumentos, muchas voces de actores fundamentales, pareciera existe una preocupación en regresar a una versión del Seguro Social 2.0, lo cual parecía superado. Espero se le dé la rigurosidad que merece.

¿Cuál será en 2024 su posición sobre las otras reformas sociales que tramita el gobierno Petro? 

Estamos revisando cada una de las iniciativas, está en la mesa el futuro de los colombianos. Como lo he manifestado hay aspectos de las reformas que comparto, pero siempre surge la pregunta de cómo se van a financiar, por ejemplo, la ley estatutaria de la educación que comparto en muchos aspectos, pero que trae un déficit acumulado en el sistema general de participaciones de más de 73 billones de pesos, o la necesidad de revisar el sistema pensional en un país donde la población cada vez más aumenta su expectativa de vida.

¿Qué aspectos puede destacar en este primer año legislativo?  

Tan pronto llegué me dediqué a llenar el vacío que el Huila tenía con su ausencia en el Senado. Logramos conformar la bancada parlamentaria huilense y surcolombiana para ser una voz fuerte en el Congreso y representar el sentir del departamento y la región. Pasamos de cuatro proyectos en el Plan Plurianual de Inversiones a 40 para el Huila. Actualmente, supervisamos constantemente la ejecución de la Ruta 45, una obra de gran impacto en la región, y participamos en las jornadas de trabajo desde la Comisión Accidental sobre El Quimbo. Presentamos un proyecto de ley que conmemora los 100 años de La Vorágine, que incluye una serie de actividades como la transformación de la casa natal del escritor huilense José Eustasio Rivera en un Centro Cultural, entre otras. Desde la Comisión Tercera, reclamé con preocupación los recursos asignados por el gobierno nacional al desarrollo de proyectos e iniciativas para el Huila, se mejoró. Solicité mayor inversión en infraestructura hospitalaria, en lo cual hemos sido escuchados por parte del Ministerio de Salud, mejoramiento de vías terciarias, aquí también se muestran algunos avances, infraestructura competitiva, por mencionar algunas prioridades.

Frente a la inseguridad que azota al Huila, ¿qué acciones ha desarrollado?

Vengo expresando esta inquietud en varias sesiones plenarias y solicité en dos oportunidades consejos de seguridad extraordinarios para tomar acciones, pasar del diagnóstico preocupante a las acciones eficaces. Acompañé a la Comisión de Derechos Humanos en La Plata con el propósito de escuchar las víctimas y establecer una hoja de ruta. Recientemente, hice un llamado al Ministerio de Defensa y a la fuerza pública a presentar las medidas concretas que se van a adoptar, no se puede permitir afectar por falta de acción un departamento que ha sufrido tanto y que tiene una apuesta productiva que se llama “Huila: Un paraíso por descubrir”.

Legislativamente hablando, ¿qué planes tiene para 2024? 

Lograr avances palpables en salud mental, presido una comisión dedicada a ello, contribuir a mejorar realmente la educación, el desarrollo humano y sus impactos en la construcción de la realidad social. En ese sentido presentaremos varios proyectos de ley, uno que incluye en el modelo educativo las competencias socioafectivas y socioemocionales. Así mismo, seguiré trabajando en el desarrollo integral que incluye el modelo de salud que el país merece. Además, seguirán en la agenda temas como el fortalecimiento de nuestras apuestas productivas, agrícolas, el desarrollo del turismo, el mejoramiento de la infraestructura vial, la conexión a la Orinoquía, al sur y al Pacífico, entre otros temas importantes para nuestro departamento. Hacer el control político para que el Plan Nacional de Desarrollo llegue al departamento.

¿Qué expectativas tiene sobre los gobiernos de Rodrigo Villalba y German Casagua? 

Al Huila le irá bien, tiene como nuevo gobernador a alguien con toda la experiencia, conocimiento de lo público y relacionamiento nacional, lo veo motivado y enfocado, tengo confianza en su liderazgo, por eso lo coavalamos como Cambio Radical, lo acompañaremos en la gestión nacional. En Neiva, un joven con ganas de acertar, no puede causar frustración, también lo acompañamos y acompañaremos en el propósito de sacar la capital adelante.