La Nación
Condenado Jhon Jairo, por robo y extorsión con motos 1 21 mayo, 2022
JUDICIAL

Condenado Jhon Jairo, por robo y extorsión con motos

A una pena de 11 años de prisión y multa de 4.700 salarios mínimos mensuales legales vigentes, fue condenado Jhon Jairo Núñez Riveros, integrante de la banda delincuencial ‘Los Suzuki’; por los delitos de extorsión agravada, concierto para delinquir, hurto calificado y fabricación, tráfico, o porte de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

La sentencia condenatoria fue emitida ayer, por el Juez Primero Penal del Circuito Especializado con Funciones de Conocimiento de Neiva, ante los sujetos procesales presentes a la diligencia, tras hallarlo culpable de los delitos imputados.

El condenado firmó acta de preacuerdo con la Fiscalía Sexta Especializada Gaula, aceptado ser parte de la empresa criminal, ‘Los Suzuki’, que delinquía en el sur del Huila; Núñez Riveros seguirá recluida en la cárcel de Neiva, purgando la pena impuesta, pero se le abonara el tiempo que llevaba recluido por este proceso.

La acción delincuencial

La banda, conformada por quince personas que se dividían los roles, tenía una estructura que le permitía desplazarse por los municipios de Pitalito, Isnos, Palestina, San Agustín y Timaná, en los que robaron cerca de 800 motocicletas entre los años 2014-2016.

La organización criminal estaba conformada por Jasmany Sambony Sterling, Ederney Imbachi, Walter Fabián Piñeros Vásquez, Patricia Martínez Peña, Carlos Albeiro Arenas Guzmán, Carlos Humberto Piamba Valenzuela, Edgar Iván Ovando Melo, José Eivar Gómez, Leonardo Rodríguez Buitrago, Divar Díaz Muñoz, Héctor Motta Carvajal, Cristian Camilo Claros Carvajal, Johan Juan Carlos Anacona, Marco Fidel Díaz Hoyos y Jhon Jairo Núñez Rivero.

Cuatro de ellos eran quienes suministraban armamento, lideran los atracos e imponían el valor a cobrar en la extorsión al dueño de la motocicleta robada. La exigencia a la víctima dependía del modelo y clase de la motocicleta, estas oscilaba entre ochocientos y un millón de pesos.

Dos más tenían la tarea de desguazar las motocicletas hurtadas, otros tres eran los intermediarios entre víctimas y los integrantes de la banda en las exigencias económicas; los otros perpetraban los atracos y hurtos.

* Con información de OLE MI DIARIO.