La Nación
De vuelta al colegio 1 17 julio, 2024
COLUMNISTAS OPINIÓN

De vuelta al colegio

La semana pasada el colegio INEM “Julián Motta Salas” celebró cincuenta años de historia, fue conmovedor el reencuentro con ex compañeros, docentes y personal administrativo, es gratificante encontrar la institución en buenas condiciones. Luego de conversar con docentes de diferentes colegios que estaban en ese espacio, me reafirmó que por lo general cada generación asume como terrible la siguiente, antes me parecía solo una exageración.

La ausencia de vínculos familiares hace que los estudiantes lleguen con serios problemas de autoridad, comprensión y afecto; una potente mezcla que dificulta una cultura del aprendizaje con bases mínimas de respeto entre pares, profesores y quién intente cambiar sus esquema mentales; actitudes que hacen de la educación una obligación tediosa.

Los espacios diseñados para el conocimiento se pueden convertir en una forma de escape, estimulada por la vida sexual temprana, el consumo desenfrenado de sustancias psicoactivas y una infinidad de situaciones, ¿Pero, es este el problema de fondo? La respuesta es no, la viralidad de las redes sociales, el constante mercadeo por vivir experiencias, las dinámicas superficiales de moda, la cosificación del cuerpo y el desenfreno, no son novedades; el problema verdadero es cómo se afronta, fortaleciendo el autostima, planes de vida, modelos positivos a seguir y redes de apoyo con proyecciones que vayan más allá del fin de semana.

Lo que desencadena situaciones de deserción escolar, así como reducidas posibilidades de continuar estudiando u obtener un buen empleo. Según el último informe en agosto de 2021 del Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana, 4 de cada 10 jóvenes que terminan sus estudios de secundaria logran ingresar a la educación superior. Esta cifra de acceso inmediato a educación superior viene presentándose a la baja desde el año 2016 y se acrecentó por la pandemia.

Cambiar el sistema educativo tomará décadas, pero es apremiante un mayor acompañamiento de la familia, sociedad y gobiernos sobre lo qué pasa en las aulas de clase, allí se esta formando la ciudadanía que ocupará diferentes responbilidades (su médico, abogado, vendedor, etc.) y los que no se comportan muy bien; de todos depende cuál de los dos grupos será el mayoritario.