La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Depredadores sexuales al asecho

Depredadores sexuales al asecho 1 10 abril, 2020

Maritza Rocío López Vargas

En lo que va corrido del año, los distintos medios de comunicación han reportado varios abusos sexuales contra menores de edad, un hecho absolutamente reprochable y por demás doloroso para las víctimas, un evento que resquebraja cualquier dinámica familiar, que pone a prueba la estabilidad emocional y salud mental de las personas, que constituye un atentado contra la vida y dignidad de cualquier ser humano.

Los abusos sexuales contra menores de edad deben encender las alarmas de la sociedad, los depredadores sexuales andan al acecho de niños y niñas incautos, para abusar o inducirlos a actos sexuales.  Estos delincuentes están ahí, identificando niños y niñas en los contextos y medios donde éstos se desenvuelven; con el uso de las tecnologías, las redes sociales se han convertido en una fuente para ubicarlos, llevándolos a ser parte de una cadena de maltratos, abusos y asesinatos, que arrastra vergonzosamente a la sociedad.

Para enfrentar esta problemática no basta con quedarse sólo en lo penal, es preciso articular acciones, revisar y fortalecer los programas de salud mental, garantizar una mejor atención y tratamiento de personas diagnosticas con un trastorno asociado a la depresión, víctimas de violencia intrafamiliar, maltrato infantil o suicidio.

El abuso sexual a menores de edad es una realidad, como sociedad no podemos mostrarnos indolentes ante una situación que demuestra la necesidad, de fortalecer más la política de salud pública, promover la participación responsable de todos los sectores de la comunidad, mejorar las condiciones de trabajo del recurso humano en salud, realizar una mayor prevención de trastornos mentales y abuso de sustancias así mismo, garantizar el acceso y continuidad a tratamientos médicos y farmacológicos requeridos con calidad y oportunidad.

Como ciudadanos debemos conducirnos con mayor respeto entre nosotros mismos, fortalecer los programas de divulgación y prevención para el manejo de la violencia de género, acoso o agresión sexual; se hace necesaria la colaboración y esfuerzo comunitario, que el estado garantice ambientes donde se respete la seguridad, la dignidad y autonomía de las personas sin excepción ni condición alguna.

Así mismo los padres de familia deben acrecentar medidas educativas, de formación y seguimiento para sus hijos en medio de la era cibernética,  que los hijos comprendan la importancia del concepto de “no hablar con extraños”, tampoco que es necesario aceptar todas las solicitud de “amistad” en sus redes sociales de “un amigo de su amigo”, ni alimentar su autoestima por el número de seguidores que pueden tener, porque aunque las redes sociales han traído beneficios para la comunidad, también pueden representar un riesgo por cuanto se pierde la privacidad e identidad, de no ser manejada con responsabilidad y precaución por los mismos.

1 comentario

Cardo 15 febrero, 2020 at 4:38 am

Doi clazes de Hortografia los Lunez, Juebes, Biernes i tanvien los Savadoz.

Respuesta

Comenta!

Zona de Suscriptores