La Nación
Descenso del embalse de Betania preocupa a pescadores y piscicultores 1 17 abril, 2024
ECONOMÍA

Descenso del embalse de Betania preocupa a pescadores y piscicultores

Hay altas expectativas en Huila y Colombia en medio de la transición entre la temporada seca y el periodo de lluvias. Mientras se supera El Niño, además del sector de la energía, también la pesca y la acuicultura ven con preocupación el descenso en el embalse de Betania.

CATERIN MANCHOLA

@cate_manchola

 

Además de servir para la producción de energía, el embalse de Betania en Huila es lugar de trabajo para cientos de personas en torno a la pesca y la piscicultura, por eso en medio de la temporada seca, que está acompañada del fenómeno de El Niño, a estas familias les preocupa enormemente los descensos en el nivel del embalse, a pesar de que no sea tan drástico como en otros.

Mientras que El Quimbo registra un volumen útil de apenas 19,4%, Betania está en el 64,4% y hace dos semanas se encontraba en el 75%, es decir, ha tenido un descenso de más de 10 puntos porcentuales y cuando se trata de la pesca y cultivo de peces, esos datos se tornan preocupantes al representar un mayor riesgo para los animales.

Eugenio Silva representa una empresa piscícola del embalse y señala que el negocio siempre es de alto riesgo, “desde que se tengan animales vivos siempre estamos –a merced- del cambio de las condiciones del agua que se puedan tener”, dijo. Ahora mismo el sector se encuentra a la expectativa de las lluvias que según predicciones del Ideam comenzarán a presentarse de cara a la transición, “creemos que ya en dos o tres semanas que empiecen a llenarse los embalses vamos a tener suficiente oxígeno en el agua donde tenemos las jaulas estacionadas”.

Y anotó: “es lo que creemos, porque con el tiempo nunca se sabe”. Cada siete u ocho años están apreciando estas delicadas condiciones que les inquietan tanto como las enfermedades.

La crisis

Por su parte los pescadores artesanales están ubicados en otra zona de Betania, precisamente, la que más rápido desciende ante la caída del volumen útil del embalse, además, allí también se desarrollan actividades de turismo.

En Yaguará, el pescador Edwin Fernando Rojas indicó que para ellos el panorama es muy retador. “La situación de los pescadores está crítica porque el embalse está muy bajo y para salir a pescar es un barrial. Está como 500 metros de lejos”.

Desde octubre del 2023, puntualmente sobre Betania se impartieron unas medidas excepcionales y transitorias para proteger la producción piscícola de esta zona que se configura como uno de los núcleos más importantes para la acuicultura del país.

Debido a una resolución que emitió el Ministerio de Minas y Energía, se garantiza el nivel del embalse para conservar la producción acuícola que se presenta allí, por eso los niveles se han mantenido por encima del 60% hasta la fecha. La medida se dio tras una visita por parte de tres ministerios en el marco del bajonazo de flujos de agua, principalmente la semana del 14 octubre, donde se cayó al 39% y se puso en riesgo la producción.

Esas medias han sido respetadas por Enel, destacó el piscicultor Álvaro Méndez. “Ha logrado mantener cierta estabilización y ha sabido sopesar, ha tenido que obviamente producir energía, pero, con responsabilidad, eso es lo que nos ha parecido a nosotros”.

En el sector del cultivo de peces en Colombia, el departamento del Huila es pionero desde hace más de una década y solo durante el 2022 el 39% de la producción piscícola del país provino de esta región, según el Ministerio de Agricultura. La acuicultura en el país andino está comprendida por la piscicultura (97%) y camaronicultura (2,4%).