La Nación
“Dussán nunca ha pensado en renunciar” 1 21 septiembre, 2021
Entrevista

“Dussán nunca ha pensado en renunciar”

El senador Rodrigo Villalba sale en defensa del gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán, y dice que el mandatario “nunca” ha pensado en renunciar. “Él sabe de la responsabilidad grande que tiene con el departamento”, advierte. Villalba habla además sobre la nueva reforma tributaria, su futuro y de las elecciones de 2022.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Si hay algo de lo que se ha estado hablando insistentemente en las últimas semanas en el departamento es sobre la supuesta renuncia del gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán. Su licencia temporal de 30 días, pero que en la práctica significaron 45, ‘alimentó’ ese rumor. En este diálogo con LA NACIÓN, el senador Rodrigo Villalba sale en defensa de su pupilo y dice que el mandatario “nunca ha pensado en renunciar”.

Villalba Mosquera habla además de su designación como vocero del liberalismo en el Senado, la nueva reforma tributaria y responde a la pregunta del millón: será candidato o no en las elecciones legislativas de 2022.

 

¿Cómo ha recibido su designación como vocero del liberalismo en el Congreso de la República?

Yo siempre he gozado del voto de confianza de mis colegas. Es un voto de confianza que nos da una interlocución directa con el Gobierno y otras instancias de gestión. En la propia agenda legislativa tendré incidencia y privilegiaré temas importantes como el proyecto que otorga seguridad jurídica y financiera al seguro agropecuario o el proyecto que congela altos salarios del Estado.

 

Uno de los platos fuertes será la reforma tributaria para esta última legislatura, ¿Ya tuvo la oportunidad de analizarla detenidamente?

El miércoles en la noche, me llegó la comunicación que seré uno de los coordinadores del grupo de ponentes de esa reforma. La veo con buenos ojos porque es muy distinta a la anterior, a la vieja, que sirvió de florero de Llorente para toda la inconformidad ciudadana que vimos en mayo y junio. Nosotros le advertimos al Gobierno. Políticamente, era inviable que le pusiéramos IVA al huevo, a la leche, a la carne, a la yuca, a la papa. Por eso, cuando salió esa reforma, uno de los primeros partidos que dijo no fue el liberalismo. Esta nueva reforma nace de una propuesta de la Andi y ha sido acogida por mucha gente.

 

¿Qué le llama la atención?

El Gobierno necesita recursos para financiar programas sociales como Ingreso Solidario y el subsidio a la nómina, entre otros. Esta reforma tributaria es necesaria para que el Gobierno les envíe un mensaje a las calificadoras de riesgo. Nos parece que está bien planteada. Es liviana, es de 35 artículos. ¿Cuál es el reto? Que se trate de conservar como se ha presentado porque en el seno del Congreso van a surgir propuestas de toda índole. Yo creo que el trámite puede ser exitoso.

 

Usted, el año pasado dijo: “tumban a Duque en donde presente una reforma tributaria”, ¿Sintió que casi se le cumple el pronóstico?

La reforma tributaria como la que presentaron pudo haber tumbado a Duque. El Gobierno no ha sido muy afortunado con la opinión pública. Había una ola de inconformidad ciudadana por el clima de insatisfacción internacional y los problemas nacionales agravados por la pandemia. Todo eso generó una reacción dura, espontánea y natural. Y adicionalmente, nos presentan una reforma tributaria regresiva e impopular. Las grandes revoluciones en el mundo se han dado por impuestos. Esa reforma tributaria pudo haber tumbado al Presidente. Obviamente, Duque entendió eso y la retiró. Esa fue la primera conquista de la inconformidad. También conquistaron la matrícula cero en las universidades. Esas conquistas se vieron marchitas porque la protesta fue muy larga y cuando vinieron los bloqueos viales y los actos de vandalismo, la opinión pública fue perdiendo fe en la protesta misma. La nueva reforma tributaria es progresiva porque gravará a los que más tienen.

 

El presidente Duque empieza a ‘cabalgar’ en su recta final, ¿Qué tiene para mostrar este Gobierno?

Cuando lleva mucho tiempo y se está en la mala, no es fácil revertir esa tendencia. Sin embargo, el Gobierno Nacional tiene cosas para mostrar. Yo fui uno de los críticos del Plan de Vacunación y hoy soy de los que acepto que esa página se enmendó. Al comienzo, el Gobierno se demoró un poco en negociar la vacuna porque se atuvo mucho al mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, fueron unos meses cortos y hoy por hoy, hay seis farmacéuticas en convenios con Colombia enviando biológicos al país. Y se nota porque todas las semanas están ampliando el rango de edades y pasan de una fase a otra. Yo creo que Colombia, más adelante, tendrá que hacer lo de Francia y decirle a los que no se vacunan que se queden en la casa. El otro activo del Gobierno es la inversión en obra pública.

 

¿Le cumplió Duque al Huila?

Yo creo que va a cumplir. Por ejemplo, yo fui coordinador del presupuesto general de este año y puse mi granito de arena ahí para que las inversiones se incrementaran en las viejas vías que el Huila anhela para conectarse con los vecinos. Puse mi grano de arena, pero el Gobierno lo tenía claro.

 

Y con el ocaso del Gobierno de Duque, empieza la carrera por la Casa de Nariño, ¿A quién le va a apostar el partido Liberal?

El liberalismo ha venido un poco rezagado y en las últimas elecciones nos ha tocado bailar con la más fea, sin candidato presidencial o con candidato sin ninguna posibilidad de triunfo. Y como vamos, vamos para lo mismo y procesión sin santo, no es tan católica. Sin embargo, yo soy de los que comulgo que en esta oportunidad debe tener una posición de centro-izquierda. Estaba viendo la opción de Sergio Fajardo. No obstante, nada es fácil y la feria de vanidades en el alto mundo político es sensible y aparecían peleas entre Fajardo y el presidente Gaviria. Ahora, el liberalismo ha tenido mucha cercanía con un candidato que lo veía lejos y es Alejandro Gaviria, el actual rector de la Universidad de Los Andes y quien tiene un calado muy grande en los jóvenes. He visto a mucha gente pendiente de esa decisión y lo que sé es que esa decisión está tomada: él se va a retirar de la universidad a comienzos de agosto y esa candidatura será realidad.

 

¿Le gusta ese nombre?

Creo que Alejandro Gaviria va a estar muy cerca del liberalismo. ¿Qué es lo que quiero hoy? Que esa candidatura y la de Fajardo estén cerca del partido y sean opciones válidas. No quiero ver la disyuntiva el año entrante en que nos pongan a escoger entre la extrema derecha y la extrema izquierda.

 

La gran pregunta del millón, ¿Volverá a aspirar al Senado en las elecciones de 2022?

Yo le dije a usted que al primer periodista que le voy a anunciar eso es a usted y así será. Sin embargo, es una decisión que no la voy a comunicar todavía porque no es fácil. Yo le he dicho a mi equipo desde hace cuatro años que mi carrera parlamentaria ya está terminando. Hace cuatro les dije un poco tarde, ahora se los he dicho más temprano. Estamos en el ejercicio de mirar alternativas. Estamos mirando alternativas de dirigentes que representan en el Huila otras opciones, es decir, de personas que no han participado en política. Estamos hablando con mucha gente. Estamos mirando con mucha tranquilidad y responsabilidad. Estoy saliendo a todo el Huila para ver si somos capaces de construir una fórmula que nos garantice el triunfo y buena representación. Es una decisión que tenemos que tener por tarde en mes y medio.

 

La posibilidad de que la representante Flora Perdomo salte al Senado, ¿Está totalmente descartada?

Florita ha expresado que ella quiere estar un periodo más en la Cámara y ya está en campaña para revalidar su credencial. Es una señora que nos ha representado muy bien.

 

¿Qué lo detiene a continuar cuatro años más en el Senado?

Yo creo que uno no es imprescindible y que hay otras opciones. Desde que yo salí de la Gobernación, muchos amigos me han pedido que vuelva a aspirar. Sin embargo, yo he dicho que no. Y en materia de Senado, pienso que podemos encontrar otras opciones. Insisto: esta no es una decisión tomada, ni la voy a tomar yo. La va a tomar el equipo. Lo que el equipo diga.

 

Si el equipo le dice siga, ¿Usted acataría esa decisión?

Yo me debo a un equipo, pero obviamente los argumentos de todos y los míos serán oídos también.

 

No puedo dejar pasar la oportunidad sin preguntarle por el gobernador Luis Enrique Dussán, ¿Cómo cree que le ha ido en este año y medio de mandato?

Estoy seguro que la gestión de Luis Enrique Dussán será histórica en el Huila porque yo lo conozco a él. Es un ejecutivo de verdad. Es una persona que planea las cosas. Hay un espacio de impaciencia y algunos en la Asamblea Departamental decían que la ejecución ha estado muy bajita. Pero, resulta que el gobernador encargado y el secretario de Hacienda nos mostraron que el año pasado y en lo que va de este año, se superó con creces la inversión del gobernador anterior. Al gobernador anterior también lo criticaron porque a estas alturas la ejecución no estaba en los niveles que quería la gente. Ahora, compararon y resulta que es superior la inversión de Luis Enrique Dussán en el primer año que su antecesor en el primer año. Y lo mismo en el primer semestre del segundo año. Se ha planificado y ahora, la inversión empezará a fluir: placas-huella, infraestructura vial y deportiva. El gobernador le ha asignado tareas a la bancada parlamentaria; al senador Macías y a mí nos encomendó conseguir la contrapartida con el Gobierno Nacional para terminar el circuito turístico del sur del Huila. Y esa plata ya está asegurada. El gobernador ya garantizó terminar tanta obra inconclusa que por ahí estaba. En Agricultura, Luis Enrique va a hacer historia y ya va a arrancar con unos proyectos de alianzas productivas grandísimos. En Salud, tiene mucho para mostrar. A pesar de que la salud lo ha golpeado –estuvo afectado por el COVID y luego por una perforación de colon—y ahora afectado por la salud de su señora esposa, el gobernador está energizado.

 

Sinceramente, ¿El gobernador Dussán ha pensado en renunciar?

No. Eso es propio del mundillo político y la gente sale con esos chismes para tener de qué hablar. Eso nunca. El gobernador tiene una responsabilidad con su señora, él es muy buen esposo y está de su lado, pero él sabe también y así lo ha expresado, que tiene una responsabilidad grande con el departamento. A él no se le ha pasado por la cabeza eso.