La Nación
El entramado de la corrupción 1 12 abril, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

El entramado de la corrupción

Píter Bonilla Díaz

Sin poder acceder al voluminoso expediente sobre el escándalo Odebrechet-Santos y otras personas también implicadas en semejante acto de corrupción, he tratado de compilar los reveladores testimonios difundidos por RCN Televisión. Quizás el único medio que ha suministrado con buen espacio los intríngulis del mismo, y las publicaciones de reconocidos Portales serios de las redes sociales.

Resulta que desde hace más de dos años se esperaba el testimonio  del ex senador Bernardo “El Ñoño” Elías Vidal. Misteriosamente ninguna autoridad le había permitido que revelara al país lo que conoce del entramado de corrupción de Odebrecht. Pero le llegó la hora. Elías fue citado en condición de testigo al juicio que se adelanta en contra del Santista ex director de la Agencia Nacional de Infraestructuras –ANIF-, Luis Fernando Andrade, quien salió del país hace varios años. En su declaración, el Ñoño dio detalles puntuales de la forma como el gobierno de Juan Manuel Santos Calderón, favoreció ilegalmente a Odebrecht para efectos de que la empresa se quedara con el contrato de la construcción de la carretera Ocaña-Gamarra, obra que favorecía a la exministra Gina Parody. En efecto, su familia es la dueña del puerto Andalucía, localizado en Gamarra-Cesar. Llama la atención que la vía entregada a dedo a Odebrecht fue trazada para que llegara a las inmediaciones de dicho puerto.

Sabiendo que los Parody se beneficiaban con esa construcción, Gina y su pareja sentimental Cecilia Álvarez, ambas ministras de Santos, participaron y aprobaron el documento COMPES 3.758, en el que en uno de sus apartes dice de manera textual: “Actualmente se están definiendo importantes inversiones para cuatro puertos ubicados en Gamarra”. Uno de ellos es de la familia Parody.

En palabras de Elías, “Roberto Prieto iba a mi casa en compañía de Enrique Riveira, para hablar de esa obra”. Este último fue Secretario Privado de la Presidencia y estaba emparentado con los Parody, toda vez que está casado con uno de sus miembros y socios de ese clan.

A pesar de que distintos conceptos jurídicos, entre ellos uno del Consejo de Estado, coincidían en que el tramo Ocaña-Gamarra debería ser sometido a licitación pública, la entonces ministra del Transporte Cecilia Álvarez Correa, dio la orden para que los referidos trabajos fueran entregados a través de un “Otrosí” para beneficiar a su marido, o esposa, como efectivamente ocurrió.

Lo cierto es que ante tal inmoralidad, Odebrecht se quedó con una multimillonaria suma de dinero y parte de ella fue entregada para fondear ilegalmente la campaña reeleccionista de Santos.

No es posible que la única persona encarcelada sea el ex parlamentario Elías Vidal, y que los otros también responsables, las exministras Álvarez y Parody, Roberto Prieto y, por supuesto, el expresidente Santos Calderón, que fue el directamente usufructuario, continúen impunes. Además, es sabido que entre el entonces mandatario, el ex Fiscal Eduardo Montealegre y Odebrecht, se confabularon para robar la elección presidencial del connotado ex ministro Óscar Iván Zuluaga

Aunque Santos todavía tiene mucho poder. Ha movido sus fichas de manera habilidosa para esquivar las investigaciones en su contra, o con su perversa condición de falso, mentiroso y traidor, contra los más allegados a la contienda.

Al Ñoño  fue otro de los que inicialmente no los dejaron hablar en la Corte Suprema de Justicia. Y siguen engavetadas las interceptaciones a Roberto Prieto. Luego Santos está aparentemente blindado.

¡Ah! Por último. Noticias Caracol guarda silencio cómplice.