La Nación
Entrevista

“El Fondo Nacional del Ahorro estaba dando pérdidas”

“El Fondo Nacional del Ahorro estaba dando pérdidas” 1 30 marzo, 2020

La presidenta del Fondo Nacional del Ahorro, María Cristina Londoño, habla con LA NACIÓN y dice que los créditos para comprar vivienda, seguirán siendo el foco de la entidad. Insiste en que el Fondo no será privatizado.

 

Claudia Marcela Medina García

presidenciajomneiva@lanacion.com.co

 

El sueño para cualquier colombiano es tener casa propia. Y en el Fondo Nacional del Ahorro, hay dos opciones: a través de las cesantías o del ahorro programado. La entidad dice tener claro que no perderá su norte y que el propósito para este 2020 es contribuir a que más colombianos tengan vivienda.

Aquí está el diálogo que LA NACIÓN sostuvo con la presidente del Fondo Nacional del Ahorro, María Cristina Londoño.

 

¿Cómo está hoy el Fondo Nacional del Ahorro?

El Fondo Nacional del Ahorro cubre un espacio de mercado donde todos aquellos que no tienen un trabajo formal pueden acceder al Fondo para tener vivienda propia. Se vinculan con nosotros a través de la cuenta de ahorro voluntario contractual. Hacen su ahorro programado y esta plata les sirve para el cierre financiero cuando van a comprar la vivienda. Nosotros estamos en los estratos más bajos de ingresos; el uno, dos y tres es nuestro fuerte. La vivienda de interés social, es el fuerte de nuestros créditos. El Fondo Nacional del Ahorro es una entidad del Gobierno que cumple una misión espectacular para todos aquellos colombianos que sueñan con tener casa propia. Y lo más importante: trabajamos de la mano del Ministerio de Vivienda.

¿Qué significa que el Fondo trabaje de la mano con el Ministerio de Vivienda?

Las personas que devengan de cero a dos salarios mínimos tienen derecho a un subsidio de Mi Casa Ya o tienen derecho al subsidio de Semilleros de Propietarios, y ahora, con este Gobierno, se firmó la concurrencia de subsidios, que permite que todas estas personas puedan acceder al subsidio de su Caja de Compensación, al del Semillero de Propietarios y al de Mi Casa Ya. Por su parte, las personas que devengan entre dos y cuatro salarios mínimos pueden acceder al subsidio de Mi Casa Ya, que es un subsidio a la cuota inicial y un subsidio a la tasa. Las personas que devengan más de cuatro salarios ya no tienen subsidio. Pero, igual, todos son sujetos de crédito en el Fondo Nacional del Ahorro. Por eso, las personas deben traer las cesantías al Fondo Nacional del Ahorro o, los que no tienen cesantías, abrir una cuenta de ahorro voluntario contractual y empezar a ahorrar. Luego, pueden hacer su solicitud de crédito y comprar su vivienda nueva o usada. Tenemos plazos extendidos, incluso, a treinta años.

¿Es cierto que en el 2019 bajaron los estímulos para adquirir vivienda?

Nosotros no damos subsidios. Los subsidios los otorga la Nación y ahora está Semilleros de Propietarios que antes no existía. Fuera de eso, tienen la concurrencia de subsidios, o sea, que las personas pueden acceder al subsidio de la Caja de Compensación, el de Semilleros de Propietarios y el de Mi Casa Ya. Hablando sobre los créditos del Fondo, somos los más baratos del mercado en vivienda de interés social. Además, quienes tienen sus cesantías con nosotros, tienen 0.5 de tasa más barato, una especie de premio por estar vinculado al Fondo Nacional del Ahorro con sus cesantías. En lo que ya no es vivienda de interés social, no somos los más baratos, pero ahí está el mercado entero, estamos en el promedio del mercado.

¿Cuáles son las metas para este 2020?

La meta es seguir creciendo los créditos. En el cuatrienio, en el gobierno Duque, nuestra meta es 108 mil créditos para vivienda. Hoy por hoy, cuando la entidad lleva 51 años, tenemos vigentes 176 mil créditos para vivienda. Y venimos cumpliendo. En el 2019 desembolsamos 22 mil 500 créditos, que es equivalente a $1.8 billones. La meta este año es más agresiva es de 25 mil operaciones de crédito, que da $1.9 billones. Estos 108 mil créditos para vivienda equivalen a que vamos a entregar el Fondo con $12 billones de activos y yo recibí un Fondo con $7 billones de activos. El crecimiento es progresivo, es grande, y nuestro fuerte es el crédito para vivienda de interés social.

¿Y cómo cerraron el año pasado?

Yo llegué el cinco de diciembre de 2018, recibí un Fondo que llevaba pérdidas operativas en el 2016, 2017 y 2018, pero como tenía una parte del patrimonio en portafolio, se generaban otros ingresos en intereses y demás, dando una utilidad neta. Ustedes saben que al Fondo Nacional del Ahorro, en el anterior Gobierno, le sacaron $400 mil millones del patrimonio. Eso salió directo del portafolio y se hizo evidente una realidad: el Fondo Nacional del Ahorro estaba dando pérdidas. Al cierre del 2018, dimos $135 mil millones de pérdidas. Al finalizar el 2019, que es nuestra gestión, cerramos con $190 mil millones de utilidades y $140 mil millones de utilidades operativas. Estamos haciendo la tarea y estamos prestando la plata donde toca. Esos ingresos los capitalizamos para tener un patrimonio más fuerte, más sólido y le dimos la vuelta al Fondo. La meta es mantener lo que hoy tenemos, porque realmente en el 2019 bajamos agresivamente los gastos y subimos los ingresos. Estamos diseñando nuevos productos que generen más soluciones para los colombianos.

¿El FNA seguirá por la misma línea de otorgar crédito para vivienda o está pensando en diversificar?

Cuando uno sabe hacer algo y lo sabe hacer bien, eso es lo que se tiene que dedicar a hacer. El Fondo Nacional del Ahorro lleva 51 años en el mercado captando las cesantías y convirtiéndolas en créditos para vivienda. Ese es el fuerte del Fondo Nacional del Ahorro. Entonces, ¿para qué desviarnos? Nos toca focalizarnos en lo que es y focalizarnos en que más colombianos tengan vivienda. Vamos a seguir haciendo esto. En productos de captación y ahorro que generen soluciones para los colombianos, también lo vamos a hacer.

 ¿Los colombianos sí están ahorrando?

Esto es una cosa bellísima. En ahorro voluntario contractual, tenemos un billón de pesos recaudados. Es mucha la plata que se ahorra. Los colombianos están ahorrando y han aprendido a ahorrar para su vivienda. A los colombianos, incluso a los jóvenes, a los millennials, sí les interesa tener vivienda propia. A ellos les interesa viajar, conocer y tener un trabajo estable, pero también tener casa. Nosotros tenemos que abrirle el espacio para que todos puedan acceder a su vivienda.

¿Qué tan difícil es pasarse de un fondo privado al Fondo Nacional del Ahorro?

Es muy fácil. Es simplemente diligenciar el formulario de traslado y nosotros nos encargamos de comunicarnos con el fondo. La persona que se va a trasladar le avisa a la gente de talento humano de su empresa que se trasladó de fondo para que lo tengan en cuenta y consignen en el Fondo Nacional del Ahorro. Y ya está. Entre fondos, hacemos los traslados y todo lo demás. Es muy fácil. Con todo el respeto que se merece nuestra competencia, nosotros invitamos a los colombianos a que vengan al Fondo Nacional del Ahorro y conviertan sus cesantías en vivienda. En el año 2019, el 58.2% de los retiros fueron para convertirlos en vivienda. Eso quiere decir, que los colombianos están aprendiendo a convertir su ahorro de cesantías en vivienda.

¿Qué proyecciones tiene el Fondo Nacional del Ahorro en materia tecnológica?

Nosotros estamos trabajando en esa dirección. Vamos amarrados a las redes sociales. El año pasado atendimos 11.8 millones de personas a través de nuestros canales alternos o digitales, y por vía de puntos de atención 1.8 millones de personas. Tenemos el Fondo en línea, los call center, tenemos la App del Fondo Nacional del Ahorro. Estamos en Facebook, Twitter o Instagram. En cualquiera de estos canales, se pueden contactar nosotros.

Ustedes han venido hablando de la transformación institucional del Fondo del Ahorro al 100%, ¿En qué se ha transformado?

La transformación al 100% no se ha dado. Estamos trabajando en transformar al 100% el Fondo Nacional del Ahorro. Estamos transformando todos los procesos que se puedan vía tecnología. Cuando yo llegué al Fondo, la entidad tenía unos indicadores, desde la presentación de la solicitud del crédito hasta el desembolso de 310 días en promedio de espera. Esto quería decir que había gente que llevaba dos años haciendo un trámite, como había gente que se atendía de una forma muy ágil. Cuando uno se demora 310 días en dar una solución, está fuera del mercado. Los constructores no nos querían, los bancos tampoco y los usuarios estaban a tope esperando que les diéramos una solución. Nosotros venimos trabajando mensualmente en este tema. Estábamos en 272 días; ya vamos en los 106 días, desde la solicitud hasta el desembolso. A la banca la miden desde la aprobación hasta el desembolso y el promedio es 90 días. Ya estamos en el promedio de la banca. Hemos sistematizado buena parte de los procesos para tener unos puntos de control y de medidas correctivas. El propósito es llegar a los 90 días, pero nuestra meta personal es que vamos a llegar a menos de los 90 días. Estamos trabajando para hacer más eficientes.

“El Fondo Nacional del Ahorro estaba dando pérdidas” 2 30 marzo, 2020
La presidente del Fondo Nacional del Ahorro, María Cristina Londoño, en la entrevista que sostuvo en Bogotá con la presidente de las empresas JOM Neiva, Claudia Marcela Medina García.

 

¿Cuántos afiliados tiene hoy el Fondo Nacional del Ahorro?

Venimos creciendo en una forma consistente. Tenemos dos millones 310 mil afiliados. El crecimiento es importante. Son afiliados tanto en cesantías como en ahorro voluntario. En desembolsos también venimos creciendo. La idea es seguir creciendo y siendo más eficientes para que –y esto suena a discurso político pero no lo es— más colombianos tengan vivienda.

El Gobierno propuso que haya trabajadores por horas, ¿Tendría esto algún impacto en el ahorro de las cesantías?

Yo no soy vocera de ese tema, yo soy Gobierno, y si lo plantean en el Ministerio de Trabajo es porque debieron haber hecho los estudios de rigor frente al tema.

Por último, desde finales del año pasado, se viene hablando de una eventual privatización del Fondo Nacional del Ahorro, ¿Qué responde?

No vamos a privatizar el Fondo. Cuando yo llegué este Fondo, no lo hubiese comprado nadie, estábamos dando pérdidas. Hoy es un Fondo atractivo, pero el interés del Gobierno no es privatizarlo. Es lograr acompañar la política de vivienda del Estado.

Comenta!