La Nación
‘El Quimbo resistirá grandes avalanchas’ 1 14 julio, 2024
INVESTIGACIÓN

‘El Quimbo resistirá grandes avalanchas’

Según la multinacional Enel, las dos represas, aun en sismos de alto impacto, no colapsarán. En caso de crecientes torrenciales servirán de amortiguación.

RICARDO AREIZA

investigacioneshuila@gmail.com

La represa de El Quimbo podrá resistir en todos los posibles escenarios de riesgo, aun en condiciones críticas de máximo daño, y es muy baja la probabilidad de ocurrencia como una eventual ruptura de la presa y una creciente máxima probable.

En caso de sismos de alto impacto o de crecientes de gran magnitud todas las obras construidas resistirán sin registrar ningún tipo de daño o falla, según lo revela el nuevo plan de gestión del riesgo presentado por la multinacional Enel (antes Emgesa).

“Las presas de Quimbo y Betania han sido diseñadas con altos criterios de seguridad lo que implica que, aunque se presente el sismo de diseño las presas pueden sufrir daños estructurales, pero sin colapsar. Es decir, no se espera un rompimiento de presa que genere inundaciones hacia aguas abajo”, concluye el estudio técnico, realizado por la empresa canadiense WSP Global, especializada en servicios ingeniería y consultoría ambiental.

El documento, avalado por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), puso fin a un nuevo pleito judicial, reclamando la actualización de los planes de contingencia.

Pleito judicial

La acción de cumplimiento fue presentada por el veedor ciudadano Ferney Moyano Pérez, argumentando que la empresa Enel (antes Emgesa) ha venido incumpliendo la implementación del plan de contingencia y la respectiva actualización anual del plan de gestión de riego y manejo de desastres.

Por lo tanto, solicitó a las autoridades judiciales que se declare el incumplimiento y en consecuencia de lo anterior, ordene a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) como supervisor del El Quimbo el cumplimiento de las sanciones pertinentes e implementación del plan de contingencia para la gestión de riegos.

Por lo tanto, demandó de la Anla, en su condición de supervisor la imposición de sanciones a Enel para obligarla a implementar el plan de gestión del riesgo.

El nuevo plan

Sin embargo, la empresa le notificó al Consejo de Estado, donde se resolvía una impugnación, que no solo actualizó el plan de contingencia, sino que adoptó el plan de gestión de riesgo, con todos los escenarios de probables amenazas.

“El Quimbo cuenta con especificaciones técnicas de una construcción sólida y segura, razón por la cual la población de Huila puede estar completamente segura de que ni las estructuras civiles ni el embalse representan un riesgo a la sociedad”, explicó John Jairo Huertas Amador, abogado de la multinacional italiana.

“Una vez identificadas estas contingencias, realizó el análisis de riesgos de todos los posibles escenarios, incluyendo condiciones críticas de máximo daño, pero de muy baja probabilidad de ocurrencia tales como: ruptura de presa y creciente máxima probable”, anotó.

La multinacional alegó los planes de contingencia tanto de Betania como de El Quimbo han sido ajustados y actualizados de conformidad con la evolución de los complejos. Por esa razón han sido presentadas tres versiones del documento técnico.  La última incluyó todas las probabilidades

El primer plan de contingencias se presentó en el 2008 vigente hasta el año 2017. Luego fue ajustado y el último entró en vigencia desde el año 2019. Esta última versión fue presentada el 17 de abril de 2019 y contiene todos los ajustes de la norma específica expedida por la Anla.

El plan contempla un área de influencia directa sobre nueve municipios y plantea escenarios de riesgo en 12 municipios del Huila: Neiva, Campoalegre, Palermo, Rivera, Villavieja, Yaguará, Gigante, Hobo, Tesalia, Paicol, Aipe y Tello.

Esta versión ajustada contiene un análisis específico de riesgo incluyendo los posibles efectos de eventos naturales sobre la infraestructura expuesta y aquellos que se deriven de los daños de la misma en su área de influencia.

También tuvo en cuenta los riesgos que se deriven de su operación. Con base en este análisis definió el diseño e implementación de las medidas de reducción del riesgo y planes de emergencia y contingencia.

Esta actualización del Plan de Gestión del Riesgo de Desastres fue realizada por la compañía canadiense WSP Global, especializada en servicios ingeniería y consultoría ambiental.

El documento, según la compañía, ya tiene concepto técnico por parte de la Autoridad Nacional Ambiental de Licencias Ambientales (Anla) y da cumplimiento a los requerimientos y medidas adicionales a la licencia ambiental, para la actualización de este instrumento de planeación.

Amenazas

El nuevo plan de gestión del riesgo, contempla las principales amenazas entre ellas la sismicidad, las inundaciones y crecientes y las amenazas antrópicas tales como un posible atentado terrorista, vertimiento de agua de mala calidad e incendios forestales.

 El documento contempla un análisis de riesgos de todos los posibles escenarios, incluyendo las condiciones críticas de máximo daño, en su criterio, de muy baja probabilidad de ocurrencia como una eventual ruptura de la presa y una creciente máxima probable.

Riesgo por sismos

El escenario sísmico fue analizado en dos niveles distintos, en el primero de ellos se consideró un “sismo bajo” es decir un sismo con una aceleración inferior a la de diseño de las obras de las represas El Quimbo y Betania. En este escenario todas las obras construidas resisten sin registrar ningún tipo de daño o falla, por lo que no se esperan consecuencias negativas en las dos centrales hidroeléctricas.

Sismo alto

En un segundo nivel se analizó la amenaza de un “sismo alto”, es decir, superior al sismo de diseño. Según el estudio técnico esta amenaza tiene una muy baja probabilidad de ocurrencia.

“Las presas de Quimbo y Betania, han sido diseñadas con altos criterios de seguridad lo que implica que, aunque se presente el sismo de diseño las presas pueden sufrir daños estructurales, pero sin colapsar. Es decir, no se espera un rompimiento de presa que genere inundaciones hacia aguas abajo”, aseguró el estudio técnico.

Grandes inundaciones

Para estimar las consecuencias por inundaciones aguas debajo de las dos represas se realizó la modelación hidráulica del río Magdalena y se simularon crecientes para 5,10, 25, 50, 100, 1.000 años de periodo de retorno, la creciente máxima probable y el escenario de rotura encadenada de las presas.

A partir de dichas simulaciones, según el estudio, se obtuvieron manchas de inundación por escenario. Estas manchas fueron cruzadas con la información geo-referenciada de infraestructura, población y áreas productivas en el área de análisis (12 municipios) y se definieron las afectaciones o consecuencias por daños para cada periodo de retorno.

Avenidas torrenciales

En caso avenidas torrenciales, los dos embalses como se ha demostrado serán colchones de amortiguación de grandes crecientes.  Como se demostró recientemente, el sistema Quimbo Betania amortiguó más de 3.000 m3/s, correspondiente a un periodo de retorno de 100 años, en donde el embalse de El Quimbo por el afluente del Magdalena retuvo 1.600 metros cúbicos por segundo y el embalse de Betania por el río Páez aproximadamente 1.500 m3/s.

“Las crecientes se manejan a través de un manual de operación de las centrales, que contiene las diferentes acciones que se deben realizar en función de los caudales, niveles y descargas que se requieran”, precisó la compañía.

Adicionalmente, la empresa cuenta con la información de una red de estaciones hidrológicas y meteorológicas que brindan información en tiempo real y permiten hacer análisis técnicos y en caso de ser necesario, emitir las alertas tempranas.

La multinacional recordó que Emgesa contrató con la firma Ingetec, los estudios de prefactibilidad y factibilidad, diseño y asesoría durante la construcción de El Quimbo.

“Todos los materiales utilizados para la construcción de las obras civiles que conforman la Central El Quimbo, cumplen con los estándares internacionales contemplados por la Comisión Internacional de Grandes Presas (Icold), para la construcción de este tipo de estructuras”, precisó.

‘El Quimbo resistirá grandes avalanchas’ 7 14 julio, 2024
Las dos represas resistirán grandes temblores sin colapsar.

Otra mirada

El debate no es el único. Según otro estudio, contratado en el 2017 por la Gobernación del Huila, el plan de contingencia inicial, no era suficiente para enfrentar una emergencia de gran envergadura en la zona de influencia

La Corporación Terrae aseguró que plan inicial no contempló ni tuvo en cuenta otros parámetros como la alta sismicidad, las crecientes, inundaciones, filtraciones, y desplazamientos que colocan a la represa en un alto riesgo, según el geólogo, Julio Fierro Morales, director de esa corporación.

El docente de la Universidad Nacional reveló que durante el proceso de construcción de la represa El Quimbo no se tuvieron en cuenta todas las amenazas potenciales y, por lo tanto, el plan de contingencia no incluyó un escenario de alta vulnerabilidad.

Tampoco se incorporaron las medidas de mitigación por eventos de gran magnitud, originado por fallas geológicas o alta sismicidad que pueden repercutir en el embalse y en su zona de influencia.

“Las situaciones no contempladas adecuadamente en el plan de contingencia como la alta sismicidad, las crecientes, inundaciones, filtraciones, y desplazamientos, colocan a la represa en un alto riesgo, aseguró el geólogo, Julio Fierro Morales.

No obstante, estos factores, fueron incorporados en el nuevo plan de gestión del riesgo, presentado a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales.

La empresa Enel (antes Emgesa) reiteró que en caso de presentarse un sismo de magnitud superior al de diseño, no se presentarían emergencias que pudieran afectar zonas aguas abajo de la central.

“En caso de que ocurriera un sismo de magnitud mayor a la del sismo de diseño, no se espera una falla de la presa. Sin embargo, se podrían presentar algunas afectaciones sin que comprometa el colapso”, reiteró.

Punto final

En estas condiciones, la Sala de lo Contencioso Administrativo (Sección Quinta) revocó el fallo proferido por el Tribunal Administrativo del Huila el 11 de octubre de 2022 y declaró improcedentes las pretensiones del demandante.

“Emgesa (hoy Enel) ha dado cumplimiento a los requerimientos estipulados por la normatividad general vigente y por la autoridad ambiental Anla, entidad competente para realizar los requerimientos de la licencia ambiental”, explicó Huertas Amador.

“Además, la autoridad ambiental ha conceptuado sobre el cumplimiento de las obligaciones para la actualización del documento técnico y como tal, ha dado por cumplidas aquellas que eran de único análisis”.

Archivado

“En este orden, se evidencia que hay una actuación administrativa en trámite que adelanta la Anla contra Enel, justamente para determinar si los ajustes solicitados en relación con el Plan de Contingencia para la Gestión de Riesgo del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo fueron atendidas o no”, explicó el magistrado Pedro Pablo Vanegas Gil

En este caso, será la Anla la autoridad que deberá determinar si Enel cumplió con lo ordenado. En estas condiciones, el Tribunal Administrativo del Huila ordenó el archivo del expediente.