La Nación
“El sabor de la derrota es muy amargo pero hay que saborearlo” 1 19 abril, 2024
DEPORTES

“El sabor de la derrota es muy amargo pero hay que saborearlo”

En diálogo con LA NACIÓN, Julián Horta, referente del deporte huilense y uno de los pocos deportistas de nuestro departamento en participar en unos Juegos Olímpicos, cuenta su historia. Además, recalca el valor de la victoria y lo que significa la derrota para un atleta de alto rendimiento.

Jhoan Sebastián Salazar

En el Huila hay un deportista que en estos últimos años se ha caracterizado por dejar en lo más alto el nombre del departamento y del país. Sin embargo, aunque la victoria es dulce, la derrota también es dolorosa. Estamos hablando de Julián Horta, quien en diálogo con LA NACIÓN, relata sus comienzos en la lucha olímpica.

Además, resalta como la derrota lo ha ayudado a ser mejor persona y deportista y a su vez, también le envía un mensaje a las futuras estrellas del deporte huilense.

Julián, ¿cómo fueron sus comienzos en la lucha olímpica?

Julián Horta es una persona muy amable, humilde, trabajadora. Me caracterizo por ser siempre un orgulloso representante del departamento del Huila y de Colombia. Inicié a eso del 2009, pero me enamoré de la lucha en el año 2012 y fue un proceso muy largo, de mucho aprendizaje, de muchas caídas y derrotas, ya lo he dicho muchas veces, son más las veces que he perdido que las que he ganado, pero lo que me ha caracterizado son esas ganas de querer superarme a mí mismo.

Muchos jóvenes de hoy en día miran al fútbol como su gran pasión, pero usted se enfocó en la lucha, ¿qué lo motivó de la lucha olímpica?

Lo que me motivó sinceramente fue la recocha, el ambiente que se vivía en aquel entonces, era muy niño y en ese momento la diversión era lo más importante. A medida que fue pasando el tiempo, llegó la primera competencia y me enamoré de la lucha y desde allí comenzó la historia de querer ganar siempre.

¿Cuál fue su primer gran logro en la lucha olímpica?

Para muchos puede ser algo insignificante, pero fue en el 2013, una medalla de oro en un torneo nacional infantil en Pereira, esa medalla fue muy representativa para mí porque ya representaba años de mucho esfuerzo y sacrificio.

Julián, usted dijo recientemente que ha perdido más de lo que ha ganado. ¿Cómo hizo para reponerse de esas derrotas y seguir luchando por sus sueños?

Hay que tener en cuenta que el sabor de la derrota es muy amargo pero hay que saborearlo, todos debemos pasar por eso porque es lo que nos ayuda a crecer como persona y como deportistas. Además, las derrotas nos ayudan a corregir los errores que quizás cometimos en una competencia, entonces lo que nos ayuda a mejorar son estos momentos amargos y por ende quiero invitarlos a que se esfuercen, a que sigan adelante, lograr los objetivos depende únicamente de nosotros, así que con mucho esfuerzo y sacrificio, los sueños se pueden lograr.

Nada en esta vida es fácil, nada es regalado, todo se logra con esfuerzo, sacrificio y con el sudor de la frente.

Usted es referente del deporte huilense, muchos jóvenes lo toman como ejemplo a seguir. ¿Cómo ha hecho Julián para superar los obstáculos que se le han presentado?

De manera muy personal, a mí me da muy duro la derrota, son muchos días de mucho dolor, de llorar, de mucha tristeza, hay personas que nos ayudan en este proceso, pero llega un punto en que esto se supera con el afecto de la familia, con los que siempre están ahí, para mí, mi esposa, mi hija, mi mamá, mi hermana son las que viven los triunfos y las derrotas conmigo, entonces es un cúmulo de cosas que repercuten y que duelen, pero siempre hay que estar de la mano de Dios, hay que buscar el lado positivo de las cosas, las cosas siempre pasan por algo, no todo es malo, hay que ver el lado positivo, cometimos errores y hay que corregirlos.

Ya se habló mucho de la derrota, ¿cuál ha sido la mayor victoria de su carrera?

Gracias a Dios han sido varias, gracias a Dios he tenido la oportunidad de ser bicampeón nacional. También he tenido la dicha de ser campeón suramericano y tuve la bendición de estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Esas victorias me han llenado el corazón y ha llenado de orgullo a muchas personas.

Finalmente Julián, ¿un mensaje a los deportistas?

Yo siempre he sido digamos un crítico de las cosas en que todo depende de nosotros. No nos podemos dejar llevar de las dificultades, de las situaciones porque la meta es de nosotros, hay que trabajar con lo que hay. No nos podemos quedar con las excusas de que porque no tenemos esto y lo otro, si usted tiene claro lo que quiere y tiene claro lo que sueña, usted trabaja por eso.