La Nación
DEPORTES

“El tejo me dio lo que quizás nunca iba a poder conseguir”

“El tejo me dio lo que quizás nunca iba a poder conseguir” 1 30 marzo, 2020

 

Muchos ven el tejo como un pasatiempo para compartir con amigos, pero otros lo ven como un deporte integro. Este es el caso de Marlio Esneider Mariaca, quien gracias al esfuerzo y trabajo de 12 años logró cumplir su mayor anhelo.

Jhoan Sebastián Salazar

El tejo lo relacionan con muchas cosas en particular: Alcohol, diversión, compartir, pero en muy pocas oportunidades lo ven como una disciplina. Sin embargo, hay personas que juegan no por divertirse, sino por conseguir objetivos y metas. Este es el caso de Marlio Esneider Mariaca, un joven huilense de 17 años oriundo del municipio de La Plata. El año pasado fue medallista de oro en los Juegos Supérate en su fase nacional, lo que le permitió cumplir el gran sueño de su vida. En diálogo con LA NACIÓN contó sus inicios en el tejo, la inclinación por este deporte y el gran objetivo que gracias al deporte pudo cumplir.

¿Cómo fueron sus inicios en el tejo?

Yo llevo doce años jugando el tejo, pero en primera instancia inicié con recogedores. A la edad de seis años inicié a jugar mini-tejo y a los 8 ya jugaba tejo largo.

Este deporte es muy bueno. Gracias a Dios me dio la oportunidad de competir en los Juegos Supérate, en tres oportunidades quedé en el podio. La primera medalla fue la de bronce, luego conseguí plata y el año pasado conseguí el gran objetivo de ganar el oro.

Muchos asocian el tejo con el alcohol. Pero en lo particular, ¿Qué le llamó la atención de este deporte?

La verdad me incliné por el tejo por mi familia. Lo que es mi padrino, mi papá, mamá, mi tía, ellos tienen un club de tejo. Yo comencé a laborar y a medida que pasó el tiempo fui aprendiendo cada vez más. Prácticamente desde pequeño tengo sangre de jugador de tejo.

Afortunadamente gracias a Dios siempre tuve el apoyo de mi familia, en las decisiones que tome yo sé que voy a contar con ellos, lo cual ha sido muy importante para mi carrera deportiva, especialmente mi papá que ha sido prácticamente la mano derecha mía.

¿Cómo fue la obtención de la medalla de oro en los Supérate del año pasado?

La verdad la final de los Juegos Supérate fue una partida que para los aficionados fue espectacular, pero para los jugadores fue traumática. Fue un encuentro muy apretado, uno debe tener la sangre fría en esos momentos. De mi parte lo tomé con mucha calma, solo pensé en la medalla de oro y los 40 millones que tenía adelante.

¿Qué títulos ha conseguido en estos 12 años en el tejo?

En estos doce años de tejo he conseguido títulos a nivel municipal, departamental y nacional. Sólo en el Huila te tenido la oportunidad de conseguir doce medallas, la gran mayoría de oro, en diferentes categorías también logré importantes resultados.

Usted acaba de hablar de 40 millones. Ese dinero le cumplió su sueño, ¿Cuál es y por qué?

El sueño mío desde muy pequeño es ser oficial de la Fuerza Aérea Colombiana. Uno de mis grandes anhelos ha sido volar aviones, siempre me han gustado muchos las alturas. En septiembre si Dios lo permite tenemos las inscripciones para irnos a inicios del otro año. Yo puedo decir con tranquilidad que gracias al tejo pude cumplir uno de mis objetivos primordiales en la vida. Este sueño vale 39 millones y gracias a Dios el deporte me lo dio.

Finalmente, ¿Alguna cuenta pendiente le dejó el tejo?

Quizás lo único que me faltó fue la medalla en Juegos Nacionales, lastimosamente no estaba en mi mejor momento y no pude clasificar. Pero pese a eso, estoy muy contento con todo lo que hecho, y me siento muy tranquilo porque siempre he dado todo para representar a mi departamento de la mejor manera.

 

Comenta!