La Nación
En el Huila temporada de lluvias deja 67 familias afectadas 1 24 junio, 2021
ALDETALLE

En el Huila temporada de lluvias deja 67 familias afectadas

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

La segunda temporada de lluvias que se anunciaba para mediados de septiembre, en los primeros días del mes de octubre entró con todo su rigor en el departamento del Huila, donde hasta ayer se registraban 67 familias, 65 viviendas, dos alcantarillados y una institución educativa afectadas.

Asimismo, se registran deslizamientos en vías de varios municipios. La mayor afectación se presenta en los municipios del sur del Huila, donde las primeras lluvias dejan viviendas y calles inundadas, alcantarillados colapsados, vías rurales deterioradas y la suspensión del servicio de acueducto por el aumento en la turbiedad de las fuentes abastecedoras en algunas poblaciones.

En el sur del Huila las lluvias se intensificaron desde el fin de semana anterior. Según se conoció, en municipios como San Agustín, Palestina, Suaza y el centro poblado de Bruselas, Pitalito, varias viviendas resultaron con afectaciones a causa de inundaciones que provocaron daños en enseres, las viviendas quedaron llenas de lodo y agua, por lo que fue necesaria la presencia de los bomberos y la Defensa Civil para que colaboraran con los afectados.

TERUEL Y SAN AGUSTÍN

Las fuertes precipitaciones del amanecer del jueves anterior provocaron en el municipio de Teruel el colapso del encerramiento del colegio Misael Pastrana Borrero, sede Jaime Losada, sin reporte de personas lesionadas.

En el Huila temporada de lluvias deja 67 familias afectadas 7 24 junio, 2021
La Oficina de Gestión del Riesgo del Huila recomendó mantener vigilancia sobre ríos y quebradas para evitar avalanchas.

De igual forma, en el municipio de San Agustín se entregó un nuevo consolidado de afectaciones por las lluvias del miércoles 9 de octubre, en donde el número de viviendas destechadas por un fuerte vendaval aumentó a 23.

Esa noche, los habitantes de San Agustín vivieron una terrible tormenta, las lluvias que empezaron desde tempranas horas fueron precedidas de fuertes vientos que amenazan con acabar con todo.

Al final los organismos de socorro reportaron varias casas inundadas y 23 destechadas. Los afectados aún están esperando que el Municipio los incluya en un censo de damnificados para recibir ayuda estatal.

EN GARZÓN

En el municipio de Garzón los organismos de atención de emergencias y funcionarios de la Secretaria de Planeación hicieron un reporte sobre las afectaciones que dejaron las intensas lluvias que durante el miércoles y jueves se precipitaron sobre ese municipio del centro del Huila.

En Garzón varias vías resultaron afectadas por deslizamientos y daños severos a causa de las intensas lluvias, obligando el envío de maquinaria para efectuar la rehabilitación y permitir el paso hacia algunas veredas.

La vía que conduce desde Garzón al centro poblado san Antonio del Pescado es la más afectada con varios derrumbes que fueron intervenidos por la Secretaría de Planeación Municipal para garantizar la movilidad de los campesinos.

Habitantes de veredas como El Progreso también reportaron afectaciones en viviendas que quedaron a punto de colapsar. Las autoridades han recomendado a las personas que se movilizan por el sector rural de Garzón, tener precaución para evitar accidentes.

En cultivos de la región también se evidenciaron afectaciones, principalmente por desprendimientos de tierra, por lo que una evaluación técnica para verificar los daños se realizaba ayer.

EN PERICONGO

Uno de los sectores más sensibles por las lluvias es el sector de Pericongo, donde en la primera temporada de lluvias se presentaron varias situaciones que conllevaron al cierre de la vía nacional en ese sector.

En el Huila temporada de lluvias deja 67 familias afectadas 8 24 junio, 2021
En la segunda temporada de lluvias no se han presentado deslizamientos en Pericongo, pero sí ha sido necesario suspender el tránsito en varias oportunidades por los fuertes aguaceros.

En la segunda temporada de lluvias no se han presentado deslizamientos en Pericongo, pero sí ha sido necesario suspender el tránsito en varias oportunidades, lo que acarrea grandes trancones y la congestión de la vía por el sector de Naranjal.

El jueves el tránsito por el sector de Pericongo estuvo cerrado durante varias horas debido a las lluvias. Lo que obligó a los transportadores a tomar la vía Naranjal, convirtiendo el viaje en un calvario porque varios vehículos se encunetaron y no dejaban fluir el tránsito.

 El balance de Gestión del Riesgo

La Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, reiteró a la comunidad adoptar medidas de prevención, incluido el conocimiento del plan de contingencia de cada municipio, estar pendiente de ríos y quebradas por el aumento de caudal y hacer limpieza de alcantarillados y canales en las viviendas para evitar inundaciones.

Los gestores de la prevención del riesgo enfatizaron que de la voluntad de la comunidad para prevenir este tipo de situaciones depende en gran parte que se pueda sobre llevar sin situaciones que lamentar la segunda temporada de lluvias, que inició a mediados de septiembre, se intensificó a principios de octubre y se prolongará hasta finales del mes de diciembre.

Según la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, en lo que va de esta temporada de lluvias han resultado damnificados 67 familias, equivalentes a 111 personas, y 65 viviendas averiadas, cinco vías, dos alcantarillados y centros educativos afectados.

“Hasta el momento solo tenemos daños materiales; no reportamos daño en la integridad física de las personas”, indicó Isabel Hernández Ávila, coordinadora de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres del Huila.

Recomendaciones

Dentro de las recomendaciones para las autoridades está la activación de los planes de gestión del riesgo, planes de contingencia y emergencia y protocolos de respuesta.

Así mismo, las recomendaciones para la comunidad son ajustar, cambiar o limpiar sistemas de alcantarillados, drenajes, canales de conducción de aguas lluvias, monitorear caudales de ríos y quebradas, acelerar la ejecución de obras civiles por parte de las autoridades correspondientes para el control de inundaciones y deslizamientos, y hacer mantenimiento de puentes y vías.

La comunidad también debe estar preparada. Lo principal es que tenga establecido entre su familia y vecinos la señal de alarma por evacuación, identificar un lugar seguro donde evacuar en caso de una eventualidad, y mantener listo un kit de emergencia con agua potable, una maleta con ropa, radio, linterna, pilas, botiquín de primeros auxilios y una cuerda.

Finalmente, la comunidad debe conocer los planes de contingencia y protocolos de respuesta a emergencias, establecidos por los consejos municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres de su localidad.