La Nación
Escándalo de estafa involucra a hermano del presidente Petro 1 13 abril, 2024
ACTUALIDAD

Escándalo de estafa involucra a hermano del presidente Petro

Familias de los colombianos detenidos en Haití consignaron 6 millones de pesos a una organización en la que trabajaba Juan Fernando Petro, hermano del presidente de la República, Gustavo Petro. Fueron estafadas. 

El hermano del presidente Gustavo Petro, el activista social Juan Fernando Petro, trabajó en una organización que hoy parece estar implicada en una estafa. Se trata de la Comisión Latinoamericana de Derechos Humanos, que días atrás dijo haberlo expulsado –con todo y que argumentó que él mismo renunció–. Al margen de la controversia, hoy Juan Fernando Petro niega cualquier tipo de relación con un hecho irregular que involucra su actuar.

El caso está relacionado con los militares colombianos que permanecen recluidos en Haití por el magnicidio del presidente Jovenel Moïse y cuyos familiares habrían contratado a la Comisión en búsqueda de un acercamiento humanitario con las autoridades de la isla.

El diario El Colombiano reveló detalles de la historia que terminó en un documento que, prometieron, iba a ser enviado al exprimer ministro de Haití, Ariel Henry. Las familias de los detenidos denuncian que pagaron 6 millones de pesos a la Comisión en búsqueda de los acercamientos, pero fueron estafadas, según dicen. El nombre de Juan Fernando Petro aparece mencionado allí como “Alto comisionado de paz” de Colombia.

El documento supuestamente enviado al exprimer ministro está fechado el 29 de agosto de 2023 en español, a pesar de que no es el idioma oficial de la isla. Allí se prometen cosas que parecen imposibles. “La conformación de cuerpos de paz de esta entidad en la República de Haití, con militares activos de los gobiernos sudamericanos donde esta entidad tiene sede con la finalidad de formar e instruir a los militares y policías de su Estado y disminuir los índices de violencia que actualmente tiene su nación”.

Luego, le solicitan a Henry tratar el tema de “los colombianos involucrados en el vil asesinato del señor primer ministro Jovenel Moïse”, a partir del envío de una comisión a la isla que sería encabezada por Juan Fernando Petro. Al lado del nombre de Petro aparece el cargo de “alto comisionado de paz” y también figura Rodrigo Ricaurte como director general de la Comisión para América Latina y el Caribe.

Ricaurte salió a la palestra pública colombiana esta semana luego de que en varios medios de comunicación reclamó que el hermano del presidente Gustavo Petro fue expulsado de su labor como “comisionado de paz” debido a que su trabajo “en temas de paz es nulo” y “se dedicó a otras actividades que causaron escándalos”.

La respuesta de Petro

En respuesta, Juan Fernando Petro advirtió que su nombre fue usado y que la Comisión buscaba en realidad “hacer negocios en Colombia para sacar a través de esos procesos usufructo económico”.

Retomando la historia de la estafa, se evidencia que el viaje de la delegación de la Comisión a la isla no existió, pero las familias de los colombianos hicieron pagos. Lo anterior, pese a que, se supone, es una Ong sin ánimo de lucro. Dicho periódico conoció las copias de las consignaciones hechas desde Colombia y un chat en el que Ricaurte se burla de una de las personas que hizo el pago y le reclama haber desaparecido luego de la consignación.

“Yo estoy sorprendido de su proceder. También puedo hacer videos sensacionalistas gritando ‘los van a matar’ y así justificar acciones. Nosotros somos más ejecutivos”, contestó Ricaurte en el chat ante la molestia de la persona que hizo el pago.

Juan Fernando Petro, también contactado para esta historia, aseguró que no conocía el documento creado para enviarle a Ariel Henry. Ratificó que nunca ha estado en Haití e insistió en que no sabía que su nombre se estaba usando para esa actividad. “No tenía idea de que me nombraban en eso. Nunca he ido a Haití, he estado en República Dominicana. ¿Cómo voy a saber que esta persona va allá, hace vínculos y utiliza mi nombre?”, señaló.

“Ese es el problema. Uno conoce una persona, después esa persona se toma fotos, se relaciona de alguna manera con uno y después va a otros lugares y hace ese tipo de cosas”, agregó Petro.

Lo cierto es que el hermano del presidente sí trabajó con la Ong, de la que parece aún hoy tener poca información. Otro documento que encontró dicho diario demuestra que la Secretaría de Derechos Humanos de Ecuador no tenía registros sobre la inscripción del señor Ricaurte como director de la Comisión para septiembre de 2021, a pesar de que la entidad ya estaba en funcionamiento, incluso en Colombia, desde 2019.

Otro de los asuntos intrigantes de las promesas a las familias en Haití, es que la información referida del documento es exactamente la misma publicada en la página web de manera somera como si se tratara de datos copiados y pegados de forma sistemática.

La delegación

La supuesta delegación que iba a viajar a Puerto Príncipe estaba conformada por Juan Fernando Petro, alto comisionado de paz; Beth Level, coordinadora del cuerpo de paz; Juan José Palacios, director internacional; Rodrigo Ricaurte, director general para América Latina y el Caribe, Sandra Macollins, directora ejecutiva; y Natally Bory, asistente de la dirección General.

El documento de dos páginas parece espurio, pero la pelea entre Juan Fernando Petro y Ricaurte podría llevar a conocer más detalles sobre las visitas del hermano del presidente en las cárceles

En cualquier caso, las familias de los militares acusados de un magnicidio que pagaron 6 millones de pesos a la Comisión en la que trabajaba Juan Fernando Petro fueron estafadas, y continúan esperando el viaje de una delegación de seis personas para interceder por los colombianos, algo que ni siquiera ha logrado la Cancillería luego de tres años del magnicidio a Moïse. Información de El Colombiano.