La Nación
“Estamos enfrentando a los que están extorsionando” 1 17 abril, 2024
ENTREVISTA

“Estamos enfrentando a los que están extorsionando”

El gobernador del Huila, Rodrigo Villalba, reconoce que “sin seguridad no hay nada” y anuncia que la lucha contra las disidencias de las Farc se mantendrá. “La Policía y el Ejército están presentando resultados, enfrentando a los que están extorsionando y tienen planes para seguirlos enfrentando”, dice. El mandatario habla además sobre sus relaciones con el gobierno Petro, Idaco, el Plazas Alcid y las fiestas.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

Próximo a cumplir sus primeros 100 días de mandato, el gobernador del Huila, Rodrigo Villalba Mosquera, recibió en su despacho, ubicado en el segundo piso del Palacio del Mosaico, a LA NACIÓN.

¿Cómo se ha sentido al frente de la Gobernación del Huila?

Bien. Me estoy acostumbrando de nuevo en estar al frente de este ente territorial, que es disímil, con muchas responsabilidades. Me hice a la idea en que soy de nuevo gobernador del Huila. Tengo un compromiso muy grande con un volumen importante de huilenses que confió en que podía hacer una buena gobernación; tengo que cumplirles. Mi propósito es que sea una gobernación honorable, ejemplar, de resultados, de ejecutorias. Todos los días refresco ese compromiso con el departamento.

¿Cómo ha sido la relación con los alcaldes?

Tengo una buena relación con los alcaldes y la voy a mantener. Los municipios son los principales clientes de la administración departamental. Ellos son actores importantes de la vida regional, sin importar su origen; la mayoría me acompañó, pero quienes no lo hicieron tienen todas las garantías en esa articulación que vamos a hacer.

¿Y con el gobierno de Gustavo Petro?

Jesús Antonio, el propósito es tener una buena relación en búsqueda de que la inversión nacional se sienta aquí. Y en eso nos lo pasamos todas las semanas viajando a Bogotá. En estos días tengo, por ejemplo, cita con los ministros de Deporte y de Salud. La siguiente semana ya tengo previsto un encuentro con el ministro de las TIC. El gobernador hace parte de la rama ejecutiva del poder público que lidera el Presidente y lo que uno quiere es que como órgano intermedio sea articulador de gran parte de esas políticas y programas en las regiones. Reconozco que en el Plan Nacional de Desarrollo hay bondades: reforma agraria, vías terciarias, industrialización del campo, transición energética, economía popular. Ahí estamos.

Señor Gobernador, la seguridad es hoy por hoy lo que más reclaman los huilenses, ¿qué ha hecho en este frente?

Es un tema complejo que nos ha ocupado más de la mitad del tiempo. Lo primero que hice ya lo tengo para mostrar: convertir la secretaría de Gobierno en secretaría de Gobierno, Asuntos Comunitarios y de Seguridad. La seguridad es un bien público que el Estado le tiene que proveer a los ciudadanos de a pie, a los inversionistas, a los tenderos, a los comerciantes, a los visitantes. Aquí siempre han habido problemas de seguridad ciudadana como el hurto y el fleteo, pero lo que ha pasado es que desde hace un año comienza a alterarse el orden público; es duro porque duramos desde la paz de Santos varios años en sana paz y el asedio de las Farc se acabó. Con la aparición de las disidencias, la preocupación de los huilenses es de no volver al pasado. Hoy, la extorsión es el delito más común en el departamento; están extorsionando de manera indiscriminada. Eso haba mal de la institucionalidad. Por eso, hemos coordinado acciones con la Fuerza Pública y se han obtenido resultados que el Diario LA NACIÓN ha destacado en las últimas semanas. Antes, había una crítica de que la Policía y el Ejército no se coordinaban ni entre ellos, yo tengo que certificar que estamos trabajando coordinados; hemos hecho 8 consejos de seguridad en Neiva, Campoalegre y Pitalito, con la Asamblea y con los gremios y las fuerzas vivas. Estamos terminando un plan estratégico de seguridad para implementarlo próximamente. Hay patrullajes en los principales corredores y la Policía y el Ejército están presentando resultados, enfrentando a los que están extorsionando y tienen planes para seguirlos enfrentando.

¿Hay, entonces, trabajo articulado?

Jesús Antonio, todo lo que se está haciendo es de manera articulada y ese es un frente que no vamos a claudicar. Sin seguridad no hay nada. A los huilenses, les digo que por difícil y compleja la situación, tengan la absoluta seguridad que aquí hay un Gobernador que de la mano con la Fuerza Pública y los alcaldes, estamos al frente enfrentando este flagelo. He estado en múltiples instancias y en todas asumo posiciones. Uno de los actores importantes que altera el orden público es el Estado Mayor Central, el de ‘Mordisco’, que está en negociaciones con el gobierno; esos individuos han aprovechado eso para hostigar la población civil y extorsionar. Eso lo único que hace es que ese proceso de paz no sea respaldado por mucha gente, que ve que estos actores están abusando. Por fortuna, el gobierno se está llenando de razones para responder; ya hubo rompimiento del cese al fuego en Cauca, Valle y Nariño. Y creo que como van las cosas, en cualquier momento el Presidente puede romper el cese al fuego con estos delincuentes en el Huila y otras regiones afectadas. Esta es la posición que asumo y la digo en las instancias del alto gobierno. Este 3 de abril, estaré en Planadas, Tolima, en un consejo de seguridad con los gobernadores de varios departamentos. Planadas es un sitio emblemático de la lucha guerrillera en Colombia y una zona en la que siempre ha habido alteración del orden público. Al gobierno siempre le estoy comunicando lo que está ocurriendo.

“Estamos enfrentando a los que están extorsionando” 7 17 abril, 2024
El Gobernador del Huila en la entrevista con el editor General de LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

La queja recurrente es que la Policía y el Ejército han estado ‘maniatados’ y que por eso no actúan contra las disidencias de las Farc, ¿qué ha visto usted?

Yo lo que he visto es una actitud positiva y muy articulada con las autoridades para trabajar y conjurar los brotes de inseguridad que se están dando en el norte, centro y occidente del Huila.

Señor Gobernador, le pregunto ahora por otros temas. ¿Qué importancia tiene la creación en el Huila del Instituto Departamental de Acción Comunal, Idaco?

Es de mucha importancia. Es una experiencia positiva que traemos de la Gobernación de Cundinamarca que tiene ese instituto y que le ha servido hoy cuando gran parte de los programas y políticas públicas las hace a través de convocatorias con las juntas de acción comunal. El gobernador de ese departamento me decía: ‘si a uno le dan limones, hay que aprender a hacer limonada’. Entonces, si gran parte de la política pública es con las juntas comunales, pongamos un instituto para que las mantenga en regla y estas puedan, asesoradas, participar en todas las convocatorias a nivel nacional. Esto también nos sirve para que con las juntas y organizaciones sin ánimo de lucro, hacer contratación directa en pequeñas obras. Podemos contratar arreglo de parques, embellecer las escuelas y el propio Programa de Alimentación Escolar. Aquí se ha creado un instituto pequeño con cuatro funcionarios, más unos que ya vienen adscritos a la secretaría de Gobierno.

Pasados estos días santos, ¿qué viene?

Hemos estado trabajando en el Plan de Desarrollo del departamento, que es el norte en la inversión; hemos concertado con sectores sociales; lo llevaremos a la Asamblea y en mayo termina ese proceso. Ahí arranca la ejecución. No tendremos disculpas. En el Plan de Desarrollo está planeado lo que vamos a hacer con programas y metas. Después de esta Semana Santa, vamos a salir a revisar obras que están en curso como las del Circuito Turístico del Sur, mirar cómo avanzan los trabajos en la vía Pitalito-Palestina o Garzón-Zuluaga, qué está pasando con los chicharrones grandes como el acceso pavimentado a Oporapa. Hay otros chicharrones que hay que atender. Vamos a ver la parte que queda pendiente de la rehabilitación de la vía Neiva-Tello; igual Neiva-Palermo, en donde hicieron la obra, pero no cubrieron todo el tramo. Vamos a salir a mirar en terreno lo que está ocurriendo.

¿Está firme en el compromiso de recuperar el estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva?

Este compromiso es inalterable y hay que recuperar el estadio Plazas Alcid. Con el alcalde de Neiva, German Casagua, hemos venido trabajando de la mano y tenemos el compromiso, junto con el gobierno nacional, de actuar mancomunadamente para que el cierre financiero esté por cuenta de la Nación, del Municipio y del Departamento. Como es una obra que está botada hace 8 años a la intemperie, no podemos coger algunos borradores que hay por ahí y definir el proyecto. Tenemos que ser muy responsables. Lo que optamos es que nos corresponde contratar una consultoría para que el proyecto lo eleven a fase III, con ingeniería de detalle. Esta consultoría se gasta de 4 a 6 meses y después de eso nos sentamos para hacer el cierre financiero y acometer la obra. O sea que gran parte de este año lo dedicaremos a la consultoría. Aspiramos que antes de terminar 2024 tengamos el cierre financiero y que el año entrante estemos hablando de la contratación de las obras como tal.

 ¿Cómo va la organización de las festividades sampedrinas?

Es un reto grande, a pesar de que cada año hay fiestas. Le he sacado tiempo, nos hemos reunido, hay un comité central de las fiestas. Hemos analizado todo lo que se ha hecho en los últimos años en cuatro columnas: lo que se ha venido haciendo bien y es imprescindible mantener; lo que hay que mantener pero hay que mejorarlo; lo que no ha salido bien y no vale la pena mantenerlo; y lo innovador. Tenga la absoluta seguridad que estamos trabajando por unas fiestas que tienen que ser las mejores. Con el alcalde Casagua venimos trabajando de la mano en temas como la ruta de los desfiles, la calidad de las carrozas y los eventos, en el acceso de la comunidad a los escenarios. Vamos a ver si podemos una cosa: lo vi algún día, las grandes cabalgatas abriendo la Feria de Cali. Hace mucho tiempo aquí vienen en la cola de los desfiles por muchas razones, entre otras, porque le meten mucho trago y el propio estiércol afecta el paso de los integrantes de las danzas. La idea mía, sin embargo, es que un grupo de 50 caballos con sus chalanes, los mejores del país, abran el desfile folclórico con las candidatas al Reinado Nacional del Bambuco.