La Nación
“Estaré en Algeciras. El Fiscal es de los territorios” 1 28 febrero, 2021
Entrevista

“Estaré en Algeciras. El Fiscal es de los territorios”

Francisco Barbosa hace para LA NACIÓN un balance de su primer año como fiscal general y de su reciente visita al Huila. Habla de la ola de homicidios en Algeciras, de las disidencias, de las investigaciones contra el Alcalde de Neiva y de la nueva sede de la Fiscalía.

 

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Próximo a cumplir un año como fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa anuncia que irá al municipio de Algeciras, en donde estructuras ilegalmente armadas se disputan a sangre y fuego el control de la región.

En entrevista con LA NACIÓN, el fiscal general habla además de narcotráfico, de las investigaciones por presunta corrupción contra el alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón, y de la nueva sede para la Fiscalía en la ciudad.

 

Tras su visita a Pitalito, ¿Qué panorama tiene sobre la seguridad en el Huila?

En esta visita, analizamos, en compañía de la Vicefiscal, Martha Mancera, la delegada para la Seguridad Ciudadana, Luisa Obando y la directora seccional de Huila, las dinámicas de la criminalidad en la región. Detectamos que, en materia de seguridad ciudadana, la población se ve más afectada y acude a la Fiscalía en gran parte por temas relacionados con hurtos. Así que avanzamos en el diseño de una estrategia diferencial para que, de manera articulada con otras instituciones, desde sus competencias, se pueda atacar este delito y disminuir los casos. Otro fenómeno que abordamos es el homicidio. Aquí es importante mencionar que la tasa de esclarecimiento es del 31,22% en el departamento. Sobrepasa el porcentaje de esclarecimiento a nivel nacional, pero sabemos que debemos perseverar para dar con los responsables de cada crimen que se presente en la región.

 

¿Cuáles son las mayores preocupaciones?

Esos delitos que afectan la seguridad ciudadana, como mencioné, sin lugar a dudas. Pero también analizamos con detalle la movilidad de las disidencias entre los departamentos que conectan con el Huila. Ante esto, debemos actuar con pleno conocimiento de la geografía de la región y de las pretensiones criminales de estos grupos. Por eso, en mi visita, planteé una fuerte estrategia interdepartamental por medio de las seccionales de Huila, Tolima, Cauca, Caquetá y Meta, con apoyo de las direcciones especializadas del Nivel Central, para establecer un cerco que debilite la actividad delictiva y nos permita actuar con celeridad y mayor contundencia. Pese a que el Huila no es productor de estupefacientes, si se ha logrado identificar que es un corredor para el tráfico y transporte de estas sustancias, algo que, indudablemente, representa rentas ilícitas para la criminalidad. De ahí la necesidad de realizar el trabajo articulado que trazamos, no solo a nivel interno en la entidad, sino con la Policía Nacional y las Fuerzas Militares, y que abarque esta parte de la cordillera Central.

 

En ese orden de ideas, ¿Qué tareas puntuales ha dejado a sus fiscales en Huila y Tolima?

He sido muy enfático en que soy un fiscal que sale del búnker, en Bogotá, y está en los territorios. En ese mismo sentido, nuestros fiscales e investigadores, aquí en el departamento y en los otros, desarrollan sus funciones con un trabajo itinerante en las calles y en los diferentes lugares de la geografía nacional. Esto nos permite llegar a cada rincón y conocer, de primera mano, las necesidades de acceso a la justicia que tiene la ciudadanía, para dar respuestas efectivas y fortalecer la presencia institucional. Esta dinámica, aplicada a la realidad del departamento y orientada a la estrategia diferencial que proyectamos, nos lleva a prestar especial atención a municipios como Algeciras, Campoalegre, Garzón, Gigante, Pitalito, La Plata, La Argentina, Isnos y Aipe, e incluso otros, como Planadas, en Tolima, y en cada uno de los sitios en los que detectemos conductas que afecten la tranquilidad de la ciudadanía como hurtos, amenazas y homicidios, así como el tráfico de estupefacientes.

 

¿Qué hacer con Algeciras, en donde el año pasado hubo 23 crímenes y 2 masacres, y en este 2021 han continuado los homicidios?

Para la Fiscalía, el trabajo itinerante en los territorios, con el fin de lograr mayor presencia institucional y con resultados, es una prioridad. Entonces, fortalecer y apoyar el trabajo en las seccionales y mantener un acompañamiento desde el Nivel Central hacen parte de la estrategia para abordar las investigaciones. Por ejemplo, se adelanta un trabajo con el apoyo de la Delegada de Seguridad Ciudadana para aumentar el nivel de esclarecimiento de estos delitos, que es del 40%.  En 2020, fueron 10 los homicidios en los que hubo capturas y judicializaciones efectivas en esta zona. Igualmente, he dispuesto, con la Seccional, analizar las alertas tempranas, para hacer seguimiento con mesas de trabajo semanales, y he destacado a un grupo de investigadores y a un fiscal que se encarguen puntualmente de ese tema.

 

Desde agosto, la Defensoría del Pueblo viene advirtiendo que en Algeciras delinquen al menos, cuatro o cinco estructuras armadas, ¿Es así?

Gracias a los elementos de prueba obtenidos en nuestros procesos investigativos, hemos podido establecer que los responsables de las acciones violentas en Algeciras serían dos estructuras delincuenciales que se disputan, por decirlo en estos términos, el control del territorio para actividades ilícitas como extorsiones. Una es la de los hermanos Barrera Bustos, quienes tendrían vínculos con los grupos disidentes. En octubre del año pasado, logramos la judicialización de estos dos hermanos, por cerca de 9 homicidios en contra de reincorporados, defensores de derechos humanos y civiles, en Algeciras. A esta organización, además, le capturamos 6 de sus presuntos integrantes, en 2020. De otro lado, está un hombre conocido con el alias de Paciencia, a quien pronto ubicaremos para alivio de la ciudadanía. Esto es lo que arrojan nuestros procesos investigativos, impulsados por los grupos itinerantes, los fiscales de la Unidad Especial de Investigación, de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales y de la Seccional Huila.

 

¿Estaría dispuesto a ir a Algeciras?

Estaré en Algeciras. El Fiscal General es de los territorios. Le aseguro que trabajamos decididamente en hacer presencia y dinamizar nuestro trabajo en todos los municipios. Es con esa consigna que he hecho presencia en rincones del territorio nacional que ningún Fiscal General de la Nación había pisado con anterioridad.

 

Le pregunto ahora por corrupción en pandemia. La Fiscalía investiga los contratos celebrados por el alcalde de Neiva, Gorky Muñoz. Incluso, también investiga la forma en que se financió la campaña política del mandatario. ¿Qué han encontrado? ¿Cuándo habrá decisiones en estas investigaciones?

Puedo decirle, como lo hemos demostrado en el último año, que la Fiscalía actúa con celeridad y contundencia en todos los procesos de corrupción, aún más en los que se ha detectado que están comprometidos los recursos destinados a atender las necesidades generadas por el COVID-19. La Fiscalía General de la Nación habla con resultados, así que me pronunciaré cuando las etapas procesales nos lo permitan y sea prudente hacer referencia a las indagaciones que hemos adelantado por situaciones puestas en conocimiento en Neiva y en otros municipios del departamento.

 

 ¿Van a continuar unidas la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría en el propósito de luchar contra la corrupción?

Para lograr, de manera efectiva, la identificación de casos de malversación de los recursos públicos, la Dirección Especializada contra la Corrupción concretó una alianza estratégica con la Contraloría y la Procuraduría, de tal forma que se realicen acciones integrales para garantizar la protección de estos recursos. La Fiscalía mantiene relaciones armónicas y de máxima colaboración, en el marco de sus competencias, con las demás entidades. Combatir la corrupción requiere la acción articulada y coordinada del Estado. Con el doctor Córdoba y la nueva procuradora Margarita Cabello existe armonía y compromiso para trabajar por Colombia.

 

Aprovecho para preguntarle además por lo siguiente: Está próximo a cumplir un año al frente de la Fiscalía, ¿Qué balance tiene?

Bueno, creo que lo he dicho en diversos escenarios: mi administración inició en medio de muchos retos e incertidumbres producto de la pandemia. Pero supimos orientar nuestros esfuerzos y acudir a herramientas tecnológicas y otros mecanismos que nos planteó la virtualidad, para seguir adelante. Por mencionar algunos de los resultados: desde mi llegada a la Fiscalía, el 14 de febrero de 2020, la entidad, a través de nuestros fiscales a nivel nacional, ha estado presente en cerca de 640.000 audiencias virtuales. Hemos logrado la captura de 232.093 personas, hemos realizado 135.965 imputaciones y obtenido 63.464 medidas de aseguramiento y 44.410 condenas.

 

¿Qué otras cifras respaldan su primer año?

En feminicidio, alcanzamos un esclarecimiento del 95.83%. En 20 de las 35 seccionales, este promedio fue de 100%. Así mismo, tenemos un avance investigativo, con capturas y judicializaciones, del 71.22% en homicidios múltiples, del 52.74% en afectaciones a reincorporados y sus familiares y del 63.52% respecto de agresiones a defensores de derechos humanos. En este último aspecto, aumentamos 11 puntos la tasa de esclarecimiento durante este primer año de mi gestión. También debo contarle que, gracias a nuestros procesos investigativos, logramos la captura de 3.644 integrantes de estructuras de crimen organizado, como disidencias, Clan del Golfo, ELN y Los Pelusos. Por narcotráfico, se materializaron 447 capturas y 56 más con fines de extradición, y se incautaron más de 127 toneladas de estupefacientes. Y con relación a su pregunta anterior, sobre lucha contra la corrupción, la Fiscalía puso la lupa al buen manejo de los recursos para atender la pandemia. El grupo de tareas especiales dispuesto revisó más de 6.000 contratos celebrados en todo el territorio nacional, por cuantía de $667.539’927.490. Las indagaciones nos permitieron vincular, mediante imputaciones, a 40 alcaldes, 3 gobernadores, 2 concejales, 67 funcionarios y 14 particulares.

 

En el terreno, ¿Cómo ha trabajado la Fiscalía para lograr estos resultados?

‘En la calle y en los territorios’. Eso resume los propósitos institucionales y mi compromiso para brindar mayores y mejores posibilidades de acceso a la justicia en las regiones. Trabajamos con equipos itinerantes, análisis de las zonas y regiones, en contexto, mediante la articulación de las diferentes dependencias, con investigaciones transversales. También, mediante acciones conjuntas con otras instituciones, como la fuerza pública, hemos ido llegando a cada rincón del país, para enfrentar la delincuencia y la criminalidad.

 

Usted presentó 2020 como el año de la extinción de dominio, ¿Qué significa eso?

Significa que obtuvimos, en la Fiscalía, una cifra histórica de afectación de bienes con fines de extinción del derecho de dominio, luego de intensificar la lucha contra las finanzas ilícitas. En 2020, logramos la imposición de medidas cautelares a 8.701 bienes, cuyo valor supera los 12 billones de pesos. Este fue el año con mayores resultados en extinción de dominio por el avalúo de las propiedades. Con apoyo de la Policía Nacional y las Fuerzas Militares, se realizaron 126 operativos de ocupación, a lo largo y ancho del territorio nacional. Siempre he señalado que nada afecta más a los delincuentes que la persecución de sus bienes, sus finanzas y sus economías ilícitas.

Una pregunta más. La Fiscalía prometió una nueva sede de 7 pisos para Neiva. Incluso, un privado empezó a construirla. ¿En qué quedó esa iniciativa? ¿Se hará realidad?

Actualmente, con la supervisión de la Dirección Ejecutiva, se adelanta un análisis de todas las sedes del país, para evaluar las necesidades en infraestructura. Eso ha sido fundamental también en mis visitas a las diferentes seccionales. Hemos priorizado algunas sedes como Cali, Barranquilla, Popayán, San José del Guaviare y Providencia, tras el paso del huracán Iota, y otras más. Por el momento, hacemos las valoraciones para identificar la posibilidad de una nueva sede para Neiva.

 

¿Cuál es su mensaje para los huilenses para este 2021?

Que confíen en la Fiscalía, que crean en su fiscal general que no descansará estos tres años que quedan a pesar de la pandemia y de todas las dificultades. En este primer año, estuvimos en todo el país, moviendo nuestras capacidades investigativas, rompiendo los corredores regionales de criminalidad y dando resultados. Los huilenses deben tener la tranquilidad que nuestra acción continuará con firmeza. Mi compromiso con la Fiscalía y con el país es ilimitado y me seguiré jugando la vida todos los días para ayudar a tener en pie la institucionalidad. Nuestro país y nuestra gente merecen todos los sacrificios.