La Nación
Fracking, acá hay gato encerrado….. 1 8 febrero, 2023

Fracking, acá hay gato encerrado…..

Pero qué se puede esperar del “gobierno del cambio” cuando lo único que cambian es de estrategia para tapar los desaciertos que cometen a diario, se escudan en el discurso de doble moral de un “pacto” populista con “P” de PETROceso que por un lado busca un ministerio de la igualdad, pero por otro lado, no reconoce la participación democrática de las minorías, es decir, de quienes no hacemos parte de esa primera línea que tanto defiende el viceministro del interior Gustavo García, al punto de entrometerse de manera abusiva y extralimitada en los asuntos de las otras ramas del poder público en Colombia, cuando su competencia es el ejecutivo.

Durante la última semana, como Senadora y representante del Congreso estuve en Comisión Interparlamentaria en el Reino Unido, allí, mientras cumplía con mi labor y dejando de lado la capacidad de ser omnipresente para estar en dos lugares a la vez, la Mesa directiva de la Comisión V, quienes tenían pleno conocimiento de mis funciones especiales en el exterior, citó a debate en busca de prohibir el fracking, ignorando, mi derecho al debate como única congresista con ponencia negativa.

No obstante, mientras el “gobierno del cambio” pasaba por alto el Estatuto de la Oposición, censurando mi postura frente al hipócrita e improvisado proyecto de Ley que lidera una ministra que no sabe diferenciar entre reservas de petróleo y de gasolina,  tuve la oportunidad de compartir mi ponencia con mis colegas a quienes les expuse que en Colombia el presidente pretende prohibir el fracking mientras, sigue recibiendo importantes regalías de Ecopetrol, primera compañía petrolera de Colombia y segunda de Latinoamérica, que entre otras cosas recibe buena parte de sus ingresos de la exploración por fracking del proyecto Permian en los Estados Unidos.

No es el momento de frenar el fracking, ya bastante tenemos con la frenada del peso frente al dólar,  la inflación de alrededor del 12% que no se veía hace más de 20 años o la desaceleración de la economía del país que, según Fedesarrollo, para 2023 tendrá un crecimiento de tan solo 2,1 % frente al 7,4 del presente año, ¿cuál es el afán? pero no deja de ser extraño que hasta funcionarios al servicio diplomático de este gobierno, estén opinando con un interés directo, aunado a los contratos revelados en el congreso para la importación de gas de dictaduras vecinas.

Si bien es cierto que se debe impulsar una transición energética con la cual se promueva el uso de fuentes no convencionales, esta debe realizarse con base en tiempos, estudios y sobre todo, teniendo en cuenta la demanda social.