La Nación
Gobierno y Asobancaria logran acuerdo para apoyar ‘economía popular', ¿en qué consiste? 1 20 junio, 2024
ECONOMÍA

Gobierno y Asobancaria logran acuerdo para apoyar ‘economía popular’, ¿en qué consiste?

El presidente Gustavo Petro y Jhonatan Malagón, presidente de Asobancaria, se reunieron con el fin de materializar el proyecto de créditos para colombianos que no tengan acceso a financiación formal. A estos solo podrán acceder personas que no estén reportadas en Datacrédito.

Redacción Web/LN

El presidente de Asobancaria, Jhonatan Malagón, se refirió a la estrategia de inclusión crediticia de la economía popular ‘Creo’, que promoverá la colocación de un millón de operaciones de crédito para colombianos que no tienen acceso a financiación formal.

“Consideramos que el proyecto está muy bien enfocado y del millón de créditos, cerca de un 80%, serán finalmente desembolsados por la banca colombiana”, precisó Malagón, luego de una reunión con el presidente Gustavo Petro.

En un primer momento, la alianza espera entregar un millón de créditos a empresas familiares con campesinas y pequeños productores, el monto será de hasta cuatro salarios mínimos. El historial crediticio no se medirá a través de los canales tradicionales como Datacrédito.

Por otro lado, también añadió que el país ha avanzado en el acceso a productos financieros y muestra de ello es que más del 90% de los colombianos tienen un producto financiero. De esta cifra, explicó, solamente un tercio de ellos tienen un producto de crédito.

“El Gobierno, de manera acertada, ha pensado en distintos instrumentos. Por ejemplo, líneas de descuento, garantías del Fondo Nacional de Garantías y eso sumado a la meridiana disposición de la banca de seguir llegando a estos segmentos, va a permitir que incluyamos, financieramente, a cientos de miles de colombianos durante los próximos tres años”, dijo Malagón.

El presidente de Asobancaria también destacó la decisión de los bancos de bajar las tasas de interés, lo que hizo que en cadena más de diez entidades bancarias disminuyeran sustancialmente sus tasas de interés.

“Es un buen momento para anticipar el cambio de política monetaria y reducir las tasas de interés como una manera para estimular la economía en el segundo semestre y que el proceso de desaceleración que ya vemos materializado no se traduzca en mayor desempleo”, complementó Malagón.