La Nación
Hacer postres de primera es posible con este curso de cocina y repostería 3 3 diciembre, 2021
Buena vida

Hacer postres de primera es posible con este curso de cocina y repostería

La cocina es un arte que se viene desarrollando desde la existencia de la humanidad, ya que comer es una función básica de los seres humanos. En la actualidad, los procesos de elaboración de comida y de cocina, así como también de repostería, se han desarrollado con mayor profundidad, al punto que las técnicas son muy novedosas.

Pero no se necesita ser un experto en gastronomía o en repostería para conseguir resultados realmente profesionales. Con determinación, con práctica y, al realizar cursos de cocina de calidad, podrán mejorar sus habilidades y lograr cocinar platos de primera categoría, tanto en la cocina tradicional como en la repostería y en la elaboración de postres.

Por lo tanto, si les interesa aprender a cocinar mejor y quieren lograr platos de alta cocina, a continuación, les vamos a brindar algunos consejos para comenzar a trabajar en la mejora de sus habilidades. Así como también les recomendaremos cómo pueden elegir un curso en línea en plataformas como crehana.com, donde encontrarán una gran variedad de alternativas disponibles.

Conocer mejor los tipos de repostería que existen

Al estudiar repostería van a ser capaces de realizar casi cualquier tipo de postre y de plato. Pero, a fin de aprovechar mejor esos conocimientos posteriormente, es necesario tener claro de antemano qué tipo de repostería quieren hacer. Además de que también deberían considerar los postres que más les gustaría realizar. Algunas de las más importantes son las siguientes:

Pasteles

Por lo general, la repostería se asocia únicamente con los pasteles y con la realización de tortas, de budines, bizcochuelos, etc. Sin embargo, esta es únicamente una de las ramas de especialización que pueden realizar si les interesa la repostería. Algunos de los pasteles más comunes son los siguientes:

  • pies (pays),
  • tartas,
  • pasteles fríos,
  • pasteles esponjosos,
  • pasteles húmedos,
  • hojaldres,
  • masa quebrada,
  • tipo bizcocho

Según el tipo de pastel que quieran realizar y dependiendo de las características de la masa, van a requerir de diversas técnicas y de distintos ingredientes.

Gelatinas

Las gelatinas son un postre que está adquiriendo mucha popularidad debido a que su consistencia es muy llamativa entre los más chicos. Aunque también sirve con fines decorativos y permite consumir un postre ligero, pero con un buen sabor. Estas pueden ser vegetales (con el alga agar – agar) o de origen animal, aunque se emplean cada vez menos debido a las tendencias de alimentación vegetarianas o veganas. Asimismo, también hay gelatinas que incorporan ingredientes particulares y no son postres, sino comidas o platos principales. En Rusia hay una receta tradicional que emplea gelatina salada.

Flanes

Estos tienen una consistencia similar a la gelatina, pero están compuestos a base de huevo. La receta tradicional tiene leche de vaca. Pero se puede optar por variantes con yogurt, café, algún licor o leches de otros animales. La técnica de elaboración es más compleja y requiere de más tiempo, pero los resultados valen el esfuerzo.

Clasificación de postres con un criterio más especializado

Al contemplar los ingredientes y la forma de elaboración de los postres, se puede tomar un criterio de elaboración más específico. Algunos de los principales son los siguientes:

  • Postres fríos: se sirven fríos. Por lo general, sus técnicas de elaboración no son complicadas. Pueden ser flanes, islas flotantes, cremas, merengues, frutas al licor, gelatinas, bavaresas, mousses y postres de arroz, entre otros.
  • Postres calientes: se sirven calientes y la presentación es clave para disfrutarlos correctamente. Pueden ser puddings, cierto tipo de cremas, soufflés, crepas, frutas cocidas, tortillas, ciertos postres de arroz, carlotas, etc.
  • Postres fritos: muchas cocinas tradicionales emplean las frituras para elaborar postres. Bien realizado, no resulta pesado ni demasiado calórico. Algunos de los postres pueden ser buñuelos, torrejas, empanadas dulces, pan frito azucarado, churros, etc.
  • Postres a base de helados: el helado es uno de los postres por excelencia, y su elaboración no es muy compleja, ya que se han perfeccionado las técnicas. De las variantes de este postre pueden surgir helados simples, sorbetes, helados perfectos (parfaits), espumas heladas, tortas heladas, helados con cremas, etc.
  • Quesos y frutas naturales: en Francia, por ejemplo, los postres con quesos son muy comunes. En cuanto a las frutas, son un ingrediente básico de todo tipo de postres. Además de queso y frutas al natural, se incluyen macedonias (ensaladas de fruta), frutas perfumadas al ron, etc.

Al conocer mejor qué tipos de postres les gustan más, podrán perfeccionar las técnicas de elaboración y lograr ir perfeccionando con el transcurso del tiempo los resultados que obtengan. Lo recomendable es comenzar a con recetas más simples y escalar en complejidad a medida que tengan más agilidad.

Contar con los utensilios fundamentales para trabajar

Para realizar postres y, sobre todo, pastelería, es fundamental contar con los elementos de trabajo necesarios. Esto puede representar una inversión importante en un principio, pero deberían tener en cuenta que, de no contar con estas herramientas, no podrían obtener los resultados esperados y sería totalmente en vano tratar de realizar las recetas específicas.

Por lo tanto, les recomendamos que, mientras estudian un curso de gastronomía o van aumentando la complejidad de las recetas que realizan, deben ir comprando utensilios. Asimismo, también pueden vender lo que preparen a fin de ahorrar y comprar progresivamente lo necesario para poder realizar los postres que quieran.

Al ir adquiriendo estos materiales de trabajo, además, van a poder simplificar muchos procesos como el amasado y serán capaces de industrializar mejor algunas etapas. Esto significará que van a ahorrar tiempo y obtener mejores resultados finales con el mismo esfuerzo. De manera que, en el largo plazo, esta inversión se recupera con creces y ayuda a generar mejores ganancias en caso de que quieran empezar a comercializar estos productos.

En conclusión, si les interesa la cocina y quieren ser buenos reposteros, les recomendamos que tomen las capacitaciones necesarias y que se preparen para trabajar como verdaderos profesionales. Con determinación y con esfuerzo, podrán concretar sus proyectos y mejorar considerablemente en la forma de lograr sus objetivos.

Hacer postres de primera es posible con este curso de cocina y repostería 9 3 diciembre, 2021 Hacer postres de primera es posible con este curso de cocina y repostería 10 3 diciembre, 2021