La Nación
“-ÍAS”, la esperanza que nadie espera 1 20 febrero, 2024

“-ÍAS”, la esperanza que nadie espera

¿Usted sabe realmente cuál es la función real, más allá de las claras deficiencias, mala imagen y abusos dentro de la Procuraduría, la Contraloría, la Personería y la Fiscalía? ¿Lo tiene claro? ¿Sabe que si dejan de decepcionar al pueblo opita pueden recuperar la confianza y transformarse en salvaguardias institucionales? Transformarse en garantes de un mejor futuro para Neiva, ¿desaprovecharán esta última oportunidad de volver a ser creíbles?

Cuando se dice que la voz del pueblo es la voz de Dios, es tan cierto que espero que nos enfrentemos al momento en donde todos se hagan cargo y los que no, las –ías colaboren cumpliendo su rol de control en la encrucijada de un cambio de administración. El reto no solo radica en la implementación de políticas públicas eficaces, sino también en enfrentarse a las secuelas de malas decisiones y gestiones financieras cuestionables. En este contexto, las instituciones de control y vigilancia, emergen como pilares fundamentales para asegurar una transición sin contratiempos y sentar las bases de un futuro más próspero para la ciudad.

La guardiana de la legalidad es la Procuraduría que se erige como la custodia de en el ámbito administrativo. Investigar y sancionar las irregularidades La Procuraduría debería aprovechar la oportunidad y ser verdaderamente la voz de la justicia.

La importancia de la fiscalización en el uso de los recursos públicos la realiza la Contraloría. Es fundamental la lupa sobre la gestión financiera de la administración saliente ya que podría estar dejando cicatrices en las arcas municipales que afectan a la Ciudad. Detectar posibles actos de corrupción.

La Fiscalía debe recordar la ética dentro y fuera de ella misma, recordar que es el superhéroe de la sociedad y su responsabilidad es la restauración de la confianza en las instituciones públicas. Desempeña un papel esencial en el mantenimiento del orden.

La voz de la comunidad la debe retomar la Personería y ser más contundente en la defensa del tejido social de Neiva. Representa la conexión directa entre la comunidad y la administración pública. Será el canal y puente entre la población y el nuevo alcalde.

Es hora de corregir los errores del pasado reciente y remar todos para el mismo lado. Es hora también, de disfrutar al fin de una administración transparente y orientada al bienestar de la comunidad, objetivo que jamás debería haberse olvidado.

El trabajo conjunto de las -ías será fundamental para que Germán Casagua pueda tener un buen comienzo y cumplir con las expectativas de todos los neivanos, no solo la gran cantidad que lo eligió por sobre el regimiento de candidatos que había. Ojalá rindan homenaje a su función más que nunca, inspiren el respeto que hoy no tienen y se erijan como vigilantes incansables de los recursos públicos. El pueblo necesita y espera que sean simplemente útiles y eficientes.