La Nación
Jefe de Comunicaciones de la Alcaldía de Neiva, Jorge Eliécer Falla Montilla.

Jorge Falla, un ejemplo de mística y liderazgo

Si hablamos de un comunicador social y periodista crítico y consagrado, de una vez hacemos alusión al actual jefe de Comunicaciones de la Alcaldía de Neiva, Jorge Eliécer Falla Montilla, quien cuenta con una vasta experiencia tanto en el sector público como el privado y ha sido partícipe de la formación profesional de jóvenes que ahora asumen este oficio con la misma rigurosidad.

Johan Eduardo Rojas López

Periodistamultimedia4@lanacion.com.co

El profesional graduado de la universidad Surcolombiana, especialista en Gerencia de Proyectos y magíster en Comunicación, Desarrollo y Cambio Social de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, se ha destacado como productor audiovisual, camarógrafo, editor, periodista, asesor, docente de comunicación y audiovisuales.

Tras más de dos décadas de ejercicio ha sabido mantenerse y reinventarse en un medio lleno de competencia, cambios e infodemia. Lo anterior, gracias a que desde muy temprana edad identificó junto a su familia esas habilidades comunicativas que hoy lo han llevado a asumir retos que quizás ni imagino.

“En la medida en que este campo ha ido evolucionando, hemos tenido que de manera autónoma ir migrando el conocimiento hacia donde apunta la comunicación y del periodismo de esta era digital”, indicó Falla Montilla.

Esa chispa comunicativa que no se improvisa junto a su amor por la lectura le han forjado el criterio que hoy lo insta a analizar su carrera; esto luego de hacer parte de las primeras promociones de esta carrera en donde se formaban profesionales integrales. Sin embargo, enfrentarse por primera vez al mercado laboral significó una lucha constante para ganarse un espacio que ha sabido asumir con gallardía dentro del medio.

Arrancar su proceso laboral le costó dado que se resistía a trabajar en medios de comunicación ya que siempre quiso tener algo independiente, no obstante, como la vida se ha encargado de sorprenderlo, años más tarde llegaría a donde tanto se rehusó y de donde siempre ha sido.

Un gran reto

Su llegada a la jefatura de Comunicaciones de la Alcaldía de Neiva no es cualquier cosa, pues para Falla Montilla representa uno de los retos más grandes a nivel profesional en la medida en que debe comunicar las acciones institucionales y despojarse quizás un poco de la objetividad.

Todo este recorrido que lo cataloga como un gran líder dentro del gremio, lo ha llevado a realizar un examen durante muchos años frente al futuro de esta carrera que tristemente carece de muchas garantías laborales.

Tras más de dos décadas de ejercicio ha sabido mantenerse y reinventarse en un medio lleno de competencia, cambios e infodemia.
Tras más de dos décadas de ejercicio ha sabido mantenerse y reinventarse en un medio lleno de competencia, cambios e infodemia.

“Las personas que están trabajando en periodismo específicamente y que se han preocupado por profesionalizarse entran a competir con personas empíricas que tienen los mismos derechos porque la Constitución lo dice, pero al final yo veo que el impacto de la tecnología digital ha abierto una puerta gigantesca a que cualquier persona, indistinto de su profesión, pueda emitir información a través de los medios digitales sin ningún control. Lo principal es hacer de este oficio un trabajo digno y respetable”, argumentó el profesional.

Es por ello que el gran reto consiste, para su opinión, en marcar esa diferencia que otorga el conocimiento y las distintas herramientas que complementan la labor de un profesional. La invitación entonces que realiza el destacado periodista es a seguirle apostando a los procesos de formación que impulsan y llevan al límite las distintas habilidades para trabajar con responsabilidad y entrega, tal cual él lo ha hecho durante todos estos años.

Admirador y crítico

Hoy, luego de tanto bagaje y experiencias, recuerda con cariño y gratitud lo que la vida le ha permitido experimentar, además habla con felicidad de la camaradería que encontró desde un inicio por parte de sus colegas. Es un fiel admirador del trabajo de sus amigos periodistas, pero también un crítico de aquellos que no tienen esa mística y olfato que se construye a medida que se avanza en el área laboral y que dignifica el oficio.

“Lo que me duele, le confieso es que vean a los periodistas como personas a las que se les puede comprar con un detalle. Esa no es la visión que se tiene que construir. Se debe tener muy clara la importancia de nuestro oficio porque nosotros somos parte de este engranaje”, comentó.

Te puede interesar: “Las redes sociales no son responsables de la desinformación”

Un letargo preocupante

Jorge Eliécer ha sido testigo de la manera en que también con el pasar de los años y la consolidación de nuevos profesionales, han surgido proyectos independientes y admirables en esta rama. Sin embargo, expresó su sentir frente a la falta de mejora en el letargo que ha venido sintiendo dentro de la carrera, originado en gran medida por el avance digital que está llevando a escribir poco y adolecer de la investigación. A pesar de ello sabe que vale la pena arriesgarse por esta apasionante carrera que terminan por servir a la sociedad.