La Nación
Juez ordenó cierre de bares en Rivera 1 13 abril, 2024
HUILA

Juez ordenó cierre de bares en Rivera

La Alcaldía de Rivera deberá cerrar temporalmente cuatro bares por contaminación auditiva. El Juez ordenó a los dueños de los establecimientos adecuar los espacios para “evitar la propagación del sonido a los sectores vecinos”. La orden fue emitida por el juez de la localidad tras fallar una acción de tutela a favor de la comunidad.

El anuncio fue hecho por el Juez Único Promiscuo Municipal de Rivera al fallar una acción de tutela instaurada por habitantes del sector, quienes solicitaban se les ampararan los derechos a la intimidad personal y familiar, además de la tranquilidad.

Las familias en la tutela manifestaron que el sonido que sale de los establecimientos La Victoria Serviteca Bar, La Oficina y Bahía Bar y Salome producen cantidades excesivas de ruido, “lo cual perturba las actividades diarias, calidad de vida y el sueño de los habitantes del sector”, señala la tutela.

Aseguraron que por el ruido no pueden descansar, “ni realizar actividades como leer, ver televisión, o incluso hablar, sin necesidad de gritar dentro de nuestro hogares, mucho menos dormir”. El secretario de Gobierno de Rivera, César Augusto Rojas, en oficio del 26 de mayo 2017, a través en respuesta a derecho de petición que hicieron las familias afectadas por el ruido de los bares, manifestó que se estaban adelantando los procesos “por contravención a la Ley 232 de 1995 (Por medio de la cual se dictan normas para el funcionamiento de los establecimientos comerciales) y se encuentra en este momento llevándose a cabo las actuaciones en virtud del debido proceso”.

Sin embargo las familias manifestaron a la fecha de instaurar la acción de tutela  manifestaron que “no se ha dado respuesta alguna por parte del señor Acalde Municipal a los derechos de petición incoados, ni se ha procedido a dar cierre definitivo a estos establecimientos de comercio…”.

A cerrar

El juez al analizar las pruebas presentadas por las familias afectadas y las entregadas por la Administración Municipal de Rivera, decidió fallar a favor de los habitantes del sector de La Vorágine. “Se ampara los derechos fundamentales de petición intimidad, tranquilidad, dignidad humana y salud de los accionantes”, expresó el togado.

Ordenó al Alcaldía, Secretaría de Planeación e Inspección de Policía disponer el cierre temporal de los establecimientos comerciales, mientras sus propietarios o administradores acrediten el cumplimiento de los requisitos como registro mercantil, licencia bomberil, licencia de uso del suelo, licencia de sanidad, pago de impuestos de industria y comercio, además del “respectivo aislamiento para el control del sonido hacia el exterior”.

El togado exhortó a los propietarios de los bares a adecuar los establecimientos para su funcionamiento “especialmente en lo relacionado al cerramiento de ellos con materiales apropiados para evitar la propagación del sonido a los sectores vecinos y controlar el sonido que emanen sus negocios”.

Además instó a la Alcaldía para que realice un efectivo control. “En lo sucesivo no se permita el funcionamiento de establecimientos de comercio tipo bar, discoteca…en sitios residenciales…”, dijo a la Alcaldía de Rivera el Juez Único Promiscuo de Rivera.