La Nación
La debilidad del Estado 1 21 octubre, 2021
EDITORIAL

La debilidad del Estado

El país asiste conmovido por estos días al asesinato de un niño de 12 años de edad, junto con otro joven, luego de haber sido sorprendidos, supuestamente, robando en un local comercial de Tibú, departamento de Norte de Santander.

La historia no puede ser más escabrosa. Según videos que circularon en redes sociales, tras ser aprehendidos, ambos jóvenes fueron amarrados. “No queremos verlos tirados en alguna orilla de las carreteras. Bajo nuestras responsabilidades están, entonces, los vamos a entregar a las autoridades”, se escucha en la grabación. Momentos después del presunto robo, hombres motorizados y armados llegaron y se los llevaron. Sus cuerpos fueron encontrados en un camino destapado y en un arbusto aledaño, con la misma ropa de la que se aprecia en el video. Según las imágenes, los dos jóvenes recibieron disparos en sus cabezas. El menor de 12 años llevaba un letrero que decía “ladrón”.

El hecho ha generado total indignación y revuelo nacional e internacional. La propia Organización de las Naciones Unidas, ONU, se pronunció: “Expresamos condolencias a su familia. Instamos a las autoridades a investigar estos hechos. Hacemos un llamado al respeto a la vida y protección de los niños y las niñas”. “Un crimen atroz vuelve a asomar a Colombia, un país donde nunca han dejado de operar todo tipo de escuadrones de la muerte, a sus peores fantasmas”, reseñó, por su parte, el periódico El País de España, al contarles a sus lectores sobre este episodio.

La sociedad colombiana no puede permitir la violencia contra sus niños, niñas y adolescentes, ni tampoco avalar la justicia por cuenta propia. Por eso, las autoridades, en primera instancia, deben esclarecer estos hechos e ir por los responsables.

Este caso desnuda, una y otra vez, la debilidad del Estado, incapaz de hacer una presencia integral en regiones acechadas por grupos ilegalmente armados.