La Nación
La ‘incontrolable’ espuma en las festividades de San Pedro 1 23 julio, 2024
NEIVA

La ‘incontrolable’ espuma en las festividades de San Pedro

Durante las festividades sampedrinas en Neiva, el uso de espuma en spray en los desfiles, se convirtió en un problema ‘incontrolable’, a pesar de la prohibición emitida por el alcalde German Casagua. La concejala Lourdes Mateus dijo que “la incapacidad institucional” y la falta de difusión del decreto, originaron la proliferación de este producto, factor de incomodidades y riñas.

 María Alejandra Ruiz Mallungo

@amperiodista

Uno de los grandes ‘lunares’ que se hicieron evidentes durante la celebración de las pasadas festividades sampedrinas en la capital del Huila, fue el uso de espuma en spray en los desfiles de las candidatas a las diferentes categorías del baile del Sanjuanero, haciendo ‘incontrolable’ y casi imposible de cumplir, el decreto 0341 emitido por el alcalde German Casagua, que prohibía el uso de este producto, que originó incomodidades en el público y riñas.

Incapacidad institucional

La concejala de Neiva, Lourdes Mateus, asegura que este elemento, ha sido vetado en muchos festivales a nivel nacional, por “los graves problemas de convivencia ciudadana que puede generar en los espectadores”, debido, por lo general, al mal uso que le dan las personas a estos elementos, además del riesgo de salud que supone para quienes tienen contacto con el contenido.

“Frente al caso de Neiva, a mi realmente lo que más me llama la atención es la incapacidad institucional para controlar una prohibición que viene desde la administración municipal. Hay que recordar que la Alcaldía, para estas festividades sacó el decreto número 0341 del año 2024 donde reglamenta y prohíbe el uso de no solamente de la espuma, sino de otros componentes similares”, explicó Mateus.

Para la concejala, además de la “incapacidad” de las autoridades competentes de controlar la compra y venta de esta serpentina en spray, se suma, la ‘poca’ difusión a la comunidad del decreto emitido por el alcalde German Casagua, dejando a un lado la pedagogía, esencial para el correcto cumplimiento de la ley.

Una ley no soluciona un problema

Entre tanto, el concejal Johan Steed Ortiz, fue más receptivo respecto al esfuerzo realizado por controlar el uso de la espuma por parte de la fuerza pública. “Creo que las acciones tomadas por la Alcaldía y la fuerza pública fueron un paso importante para intentar controlar la presencia de espuma durante las pasadas celebraciones sampedrinas”, explicó Ortiz.

Sin embargo, el cabildante, enfatizó en que: “Nunca una ley, acto administrativo (decreto o resolución) soluciona un problema de comportamiento social, si no va acompañado de estrategias o medida de control”. El concejal también “censuró” el comportamiento de ciudadanos al usar sin prevenciones elementos dañinos para su bienestar e instó a los entes administrativos locales, ahondar en mecanismos de control más efectivos y en la pedagogía, donde se lideren campañas efectivas para el crecimiento de las buenas costumbres ciudadanas.

¡Venta y corra!

Juan Sebastián Méndez, vendedor informal del centro de Neiva, comentó a LA NACIÓN, que, para la época de San Pedro, compró la caja por 24 unidades a 120 mil pesos, y la vendió durante los desfiles, que es donde mayor uso se le da, a 10 mil pesos la unidad, ganando así el doble del costo inicial. “Pero este año estuvo muy dura la venta de espuma, porque el alcalde, prohibió la espuma. Entonces la Policía nos ‘correteaba’, nos quitaba los productos”, asegurando que fueron más la pérdida que los beneficios.

Méndez, aseguró que era consiente del decreto, sin embargo, no entendía, según sus palabras, por qué ellos eran “perseguidos”, mientras que en los palcos “entraban” cajas de espuma y “las vendían incluso más cara, a $15 mil, y la Policía no les decía nada”.

Esto no es un carnaval

Las fiestas nuestras no son un carnaval. El carnaval es una fiesta donde la gente sale, se desordena, rompe con todas las normas, rompe con todos los estereotipos, porque de eso se trata justamente el carnaval, de romper la cotidianidad, la normalidad, de todos los días, esta fiesta (San Pedro) no es eso”, comenta respecto a la presencia de espuma en las fiestas del Bambuco, el historiador Reinel Salas.

Según Salas, las fiestas de San Juan y San pedro, no deben ser un escenario hecho para el desorden ni para la presencia de elementos que históricamente, no han pertenecido a su tradición y su razón de ser.

“Esta fiesta es una celebración en un determinado momento del año, con un propósito de festejar la alegría y el disfrute y los bienes de la naturaleza y el encuentro con los demás, esto no es un carnaval, por eso no debe llevar espuma”, concluyó el historiador, miembro de la Academia Huilense de Historia.

 

 Frente al caso de Neiva, a mi realmente lo que más me llama la atención es la incapacidad institucional para controlar una prohibición que viene desde la administración municipal

 

 

Decomiso de latas de espuma en las fiestas

Según comunicado oficial de la Alcaldía de Neiva, luego de finalizadas las fiestas, respecto a la venta de latas de espuma durante las actividades de las mismas, se decomisaron más de 1.059 frascos de espuma, dando cumplimiento al Decreto 0341 del 2024, que regulaba la venta, comercialización y uso de este producto en las festividades.

Parte de ese control, según la administración, también fue ejercido por la Dirección de Justicia con la regulación en la comercialización y la venta de tarros de espuma y vuvuzelas, logrando inspeccionar más de 30 establecimientos comerciales.