La Nación
La muerte de Garrido Osorio 1 27 octubre, 2020
EDITORIAL

La muerte de Garrido Osorio

 

Con la muerte a causa del coronavirus del empresario Germán Garrido, terminó una vida llena de excentricidades y escándalos. Era ingeniero de petróleos, egresado de la Universidad Surcolombiana. Tenía 57 años de edad.

Aunque muchos lo conocieron en su faceta de empresario –lideró ambiciosos proyectos como Huilafrika, una mezcla de ingenio, locura y desmedida creatividad–, Garrido Osorio no pudo despojarse de un lado oscuro relacionado con el señalamiento que pesó sobre él durante la última década: haber supuestamente ordenado el crimen de la auditora de la Dian, Celia Escobar.

La funcionaria fue abordada el 10 de mayo de 2013 por un sicario cuando llegaba a su casa en el barrio Los Cámbulos de Neiva y asesinada a sangre fría de varios impactos de bala. Las investigaciones permitieron dar rápidamente con los autores materiales del homicidio.

Desde que se perpetró el crimen, las sospechas recayeron siempre sobre Garrido. Incluso, fue señalado por César Augusto Badillo Galvis, el hombre que manejó la moto usada para perpetrar la acción criminal. Sin embargo, solo fue hasta hace poco que la Fiscalía dijo haber reunido material probatorio suficiente para señalar a Garrido Osorio como probable determinador o ‘cerebro’ del crimen de la auditora.

Lo que la Fiscalía estableció es que hubo una especie de ‘minga’ entre empresarios huilenses, entre ellos Garrido, para financiar el asesinato. Al final, se habrían pagado $100 millones para acabar con la vida de la señora Escobar.

Garrido se declaró víctima de una “persecución” y en un acto de inmensa irresponsabilidad, pretendió exculparse de los graves señalamientos profiriendo intimidaciones contra los periodistas Ricardo Areiza y Daniel Coronell, quienes escribieron artículos sobre él.

Aunque con Garrido muerto prescribe la acción penal, es deber de la Fiscalía General de la Nación continuar con las investigaciones con el fin de determinar más involucrados y que el asesinato de la auditora de la Dian quede 100% resuelto.

 

“Aunque muchos lo conocieron en su faceta de empresario, Garrido Osorio no pudo despojarse de un lado oscuro relacionado con el señalamiento que pesó sobre él durante la última década: haber supuestamente ordenado el crimen de la auditora de la Dian, Celia Escobar”

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia