La Nación
La protección al cesante 1 10 agosto, 2022
EDITORIAL

La protección al cesante

Desde hace casi 10 años, las Cajas de Compensación Familiar a través del Mecanismo de Protección al Cesante, MPC, han apoyado a los colombianos que pierden su empleo, brindando durante seis meses la protección social (salud, pensiones y cuota monetaria del subsidio familiar), acceso a los servicios de gestión y colocación y capacitación para la reinserción laboral. En el caso de la región, esa labor la ha cumplido la Caja de Compensación Familiar del Huila, Comfamiliar.

Durante la pandemia, las Cajas de Compensación entregaron el subsidio de emergencia al cesante a 537 mil personas que perdieron su empleo, lo que significó la entrega de más de 1.457 mil millones de pesos. En el Huila, en la época más dura de la pandemia, cuando decenas de empresas cerraron y miles de personas quedaron sin empleo, este apoyo económico fue vital.

Con el fin de la emergencia económica, se dejará de entregar la transferencia monetaria como parte de los beneficios al cesante, volviendo a los beneficios iniciales que ofrecen salud y pensión, acceso a los servicios de gestión y colocación y capacitación para la reinserción laboral.

En aras de mantener la transferencia monetaria, las Cajas de Compensación Familiar y el Gobierno Nacional trabajaron de manera conjunta en un proyecto de ley que crea una transferencia monetaria por un valor total de 1.5 salarios mínimos, que se entregará durante cuatro meses en cuotas decrecientes, y otorga la cotización a salud y pensiones por 1 salario mínimo durante cuatro meses. Este proyecto de ley se encuentra a la espera de la firma presidencial, por lo que las Cajas ya están preparando su implementación.

Es una buena noticia que las Cajas de Compensación hayan pensado en mantener este auxilio económico para los trabajadores que pierden su empleo. El apoyo monetario es fundamental cuando ‘de la noche a la mañana queda en el pavimento’.