La Nación
"La regla fiscal no puede eliminarse" 1 12 julio, 2024
ECONOMÍA

“La regla fiscal no puede eliminarse”

El economista huilense, Germán Palomo García hizo un análisis para LA NACIÓN sobre la regla fiscal, teniendo como base los anuncios desde el gobierno nacional sobre realizarle modificaciones a esta ley.

CATERIN MANCHOLA

huila@lanacion.com.co

Continúa el debate sobre la regla fiscal tras la propuesta que hizo el presidente Gustavo Petro en relación a que “no debe mantenerse”.

La regla fiscal es una ley que busca asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas, de tal forma que no se supere el límite de deuda. El límite de deuda es igual a 71% del PIB y el ancla de deuda es igual a 55% del PIB. (Ley 1473 de 2011). Por eso cualquier modificación debe ser tramitada ante el Congreso.

Todavía no hay ningún proyecto radicado en ese sentido, pero tanto el presidente como el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla han dicho que la discusión debe comenzar a darse.

Esto motivado por la necesidad de reactivar la economía del país que decreció -0,3% durante el tercer trimestre en términos anuales. El plan del gobierno sería hacerlo mediante la adquisición de más deuda para inversión social.

Análisis

En este análisis del economista huilense, Germán Palomo para LA NACIÓN el experto argumenta por qué no es una buena idea la propuesta del gobierno.

“Si en ocasiones anteriores, el director de Planeación Nacional, Jorge Iván González generó gran debate por su propuesta de flexibilizar la regla fiscal, las declaraciones del presidente Petro de eliminarla han producido escozor pues en su condición de primer mandatario y con formación de economista no puede desconocer el papel de la regla fiscal como un mecanismo para garantizar la sostenibilidad fiscal a mediano y largo plazo limitando el crecimiento del gasto público.

No es posible pretender que no exista el control necesario en la ejecución de las inversiones públicas con el argumento de que es “un invento” de los seguidores de Milton Friedman. ¡No! Hasta en el manejo de la economía personal es necesario establecer un orden en los gastos. Mucho más en el manejo de recursos públicos que, como ahora está ocurriendo, surgen proyectos nuevos que demandan ingentes inversiones que, en todo caso, dependen de posibilidades reales.

Por esto es que la regla fiscal establece una meta de déficit fiscal asociada al PIB (Producto Interno Bruto) entendiendo que siempre serán mayores las necesidades que las disponibilidades. El argumento del gobierno es que para estimular la economía y responder a su desaceleración, es necesario aplicar políticas contracíclicas, es decir, que el sector público realice inversiones que muevan la economía como la infraestructura vial mientras el sector privado está en condiciones de invertir en sus proyectos.

La realidad del país es que el grado de confianza no es suficiente para que se incentive la inversión y los resultados que está mostrando el DANE sobre la economía (0.3 de caída del PIB) provienen de otras causas. Pretender eliminar la regla fiscal, además de resultar más onerosa la carga financiera para el país pues los créditos se harían más costosos (si se logran), generaría más incertidumbre a la economía colombiana que es la principal causa de orden local para que se den los resultados mostrados. La tasa de inflación, si bien ha bajado, no lo ha hecho lo suficiente por lo que terminaremos el año con una cifra cercana al 10%. Realmente, el gobierno debe ocuparse de estrategias más convincentes y asociadas a la realidad del país”, concluyó.