La Nación
La suerte está echada 1 29 noviembre, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

La suerte está echada

Jorge Fernando Perdomo

Pareciera que, a esta altura del torneo de futbol profesional colombiano, el descenso del Atlético Huila estuviera sentenciado y aunque los milagros existen, no nos hacemos ilusiones.

Recuerdo en 2007 cuando en mi primera presidencia del equipo, estuvimos en circunstancias igualmente complejas y teníamos que ganar en línea 5 partidos de 5 para no descender directamente y luego ganar los partidos del repechaje para conservar la categoría.

Momentos difíciles cuando hacíamos todo lo necesario para enfrentar la adversidad, recibíamos el respaldo de gran parte de la prensa deportiva, hinchas y autoridades, y con buen manejo de camerino lográbamos cohesionar los jugadores en ese propósito de no descender.

Por eso en estos momentos escribo estas líneas con la voz de la experiencia, conociendo la angustia que deben estar viviendo sus directivos y su personal administrativo, para expresarles que si bien se han podido cometer equivocaciones que nos tienen en esta situación, nadie y mucho menos quienes han colocado todo su esfuerzo económico y la tranquilidad personal y familiar por una causa regional como es el equipo Atlético Huila, le apostaron al descenso.

Fueron distintas las circunstancias que nos tienen en esta situación, comenzando por no tener estadio donde jugar de local desde hace 6 años, la decisión absurda de jugar un torneo de solo un semestre para sentenciar el descenso manteniendo el sistema del promedio heredado para quienes ascendieron, se equivocaron refuerzos, y un cuerpo técnico sin actividad reciente, olvidó que la mayor virtud de un director debe ser mantener la cohesión del camerino, sobre todo cuando venía un grupo que en el semestre anterior nos había generado la alegría del ascenso y al cual debía potenciar para sumar su liderazgo en esa difícil misión. Esto es un axioma en el futbol: nunca un Directo Técnico exculpa sus errores en los jugadores.

Ahora viene una responsabilidad para el año entrante. Ascender. Ya se demostró que se puede hacer rápidamente. Porque conozco a Patarroyo, estoy seguro que desplegará todos los esfuerzos para lograrlo, a pesar del hasta ahora inexistente respaldo y solidaridad de las autoridades, por eso esperamos que las empresas Públicas de Neiva cumplan con el apoyo comprometido y reflejado en el logo de la camiseta.

Nuestro propósito colectivo debe ser respaldar el equipo y generarle la tranquilidad a sus directivos para que sus decisiones sean las más acertadas.