La Nación
Las casetas de $184 millones que nadie quiere 1 19 abril, 2024
Sin categoría NEIVA

Las casetas de $184 millones que nadie quiere

A pesar de que la Alcaldía de Neiva reubicó las casetas metálicas del pasaje José Eustasio Rivera al Parque de Los Niños, los módulos siguen siendo refugio de habitantes de calle y consumidores de alucinógenos. Los vendedores de flores tampoco las quieren. La mayoría, vandalizadas y desvalijadas, requieren inversión para readecuarlas.

 

María Alejandra Ruiz Mallungo

Periodistamultimedia2@lanación.com.co

 

“Yo creo que cualquier persona se da cuenta que esas casetas no son un lugar adecuado para vender las flores”, expresa enérgicamente Luz Marina Aguilar, sobre la propuesta de ser reubicada en una de las casetas metálicas que fueron trasladadas desde el pasaje José Eustasio Rivera hacia el Parque de Los Niños.

Las casetas en cuestión fueron hechas el año 2020, bajo la administración del exalcalde Gorky Muñoz, con el contrato de suministro número 1409, avaluado en 184.520.000 de pesos, en donde el costo unitario de cada caseta fue por 5 millones de pesos. Las casetas buscaban alojar temporalmente a los artesanos del Malecón del río Magdalena, pero la mayoría nunca las usó.

Sin embargo, según una inspección hecha a estos módulos a finales del año pasado, corroboró que las casetas ya no son funcionales, ya que “no tienen las condiciones para ponerlas en operación”, ocasionando un presunto detrimento por valor de cerca de $43 millones, resultado esto de cuantificar los arreglos locativos por daños y hurtos.

Además de este detrimento, las casetas se habían vuelto lugares inseguros, donde era recurrente ver a personas consumiendo sustancias psicoactivas o refugio de personas en situación de calle. Las casetas se reubicaron debido una acción popular elevada por habitantes del sector.

Del pasaje al parque

De las 35 que se movieron del pasaje, 12 fueron llevadas al Parque de Los Niños, con el fin de que estas puedan servir como módulos o estaciones para que se ubiquen los negocios de ventas de flores que históricamente están instalados en el andén del Cementerio Central de Neiva.

“Esas casetas las pusieron como en diciembre. Andan con el cuento de que nosotros no nos queremos pasar para allá, pero, ¿usted si se iría para allá, así como está eso?, eso es lo que nosotros también miramos, que piensen un poquito en nosotros”, comenta Doña Luz Marina. El estado de los módulos no ha cambiado; no tienen puertas, no tienen una red eléctrica, ya que fueron robados todos sus cables. Las casetas ahora están en otro lugar, pero siguen siendo el refugio para personas sin hogar o consumidores que se hacen en su interior.

“El compromiso es que nos iban a adecuar las casetas, les iban a poner módulos, aunque no creo, porque la Alcaldía no tiene plata para eso, pero tampoco se puede ir uno para allá, así como está eso” expresa Luz Marina.

El personero municipal, Wilson Díaz Sterling, tiene reparos a este proceso de traslado de las casetas hecho por la administración de German Casagua, comentando que: “Estas casetas fueron compradas con un destino específico, para un sector de la ciudad y se quiere verificar con qué actos administrativos y con qué decisiones se han trasladado para otros sitios, quizá de manera improvisada, si obedece a un plan de reubicación”.

Asegura además que los actos hechos desde las administraciones públicas “se ejecutan con un proyecto o con un plan de reubicación que debe tener unos criterios normativos, unas acciones pertinentes y unos beneficiarios”.

Para la concejala Lourdes Mateus, es importante garantizar las condiciones de las casetas para las mujeres que subsisten de este trabajo. Argumenta que “estas casetas son infinitamente calientes y que en esta zona evidentemente tiene un escenario de calor adicional por la ubicación en la que están contenidas”, lo cual puede afectar en gran medida la “economía familiar”.

Pensar en grande

El director de Espacio Público de Neiva, Ovidio Serrato, expresa que “hemos pensado en hacer un convenio donde se pueda trabajar un macro proyecto de espacios públicos productivos”. Esto en convenio con Asocooph, que capacitarían, asesorarían en modelos de negocios y adecuarían los módulos, ya que, según Serrato, “se está viendo la posibilidad de modificar el convenio” que ya venía desde la administración anterior.

Aunque de recursos para estas adecuaciones y en general para el macro proyecto que se propone, no se sabe nada aún.