La Nación
Las élites tecnócratas del café y Petro 1 28 mayo, 2024
COLUMNISTAS

Las élites tecnócratas del café y Petro

En estudios realizados por Yenny Pierce y Juan David Velasco de la London School of economics se nos revela la verdadera dimensión de la situación de las élites colombianas para nuestro tiempo.

Son las élites económicas las que siempre tratan de moldear y manipular las decisiones del Estado en favor de sus intereses, además, son las que imponen su verdad y le dan el valor a los cambios y las reformas necesarias en el país; casi nunca pensando en los intereses de la gente sino en el acomodamiento de sus privilegios.

Las élites colombianas no solo son de índole económico, pues tenemos también élites políticas y élites judiciales que se revelan con todo su poder para imponer líneas de acción y de interpretación del derecho. Existen élites del periodismo dispuestas a manipular mediáticamente a la opinión pública distrayendo la atención hacia temas baladíes cuando no convienen a su estabilidad y a los intereses de las demás élites.

Hablan los investigadores de la existencia de élites tecnócratas que en el país corresponden a hombres blancos, de clases sociales altas y que se consideran como los únicos capacitados para manejar los destinos del país. Desde las épocas de la bonanza cafetera y casi desde las épocas de la expansión de la frontera agrícola, el impulso de las exportaciones, las ganancias del café se privatizaron, de hecho, en manos de estas elites económicas y tecnócratas referidas, blanqueadas y de alta alcurnia que consideran poseer privadamente todo el negocio del café.

Lo mismo sucedió con una élite que se agremió en torno a la ganadería que considera que no es el Estado el encargado del control de tales gremios y actividades y de sus manejos económicos, sino que es el Gobierno mismo el que debe apostar con inversión para su mantenimiento y estabilidad.

Definitivamente está prohibido que se enrostre el desarrollo histórico y social real del café en Colombia. ¿El fondo del Café es de propiedad exclusiva de la Federación de Cafeteros? ¿Se pueden reivindicar o dar relevancia a la propiedad de los pequeños cafeteros?

Estamos hablando de un fondo que es una cuenta parafiscal, conformada por dineros considerados públicos, que se nutre principalmente de la contribución cafetera pagada por cada libra de café exportado. Se trata de una cuenta especial a la que llegan 6, 6 centavos de dólar por cada libra de café verde exportado, 1,08 dólares por café tostado, 0,48 dólares por café soluble y 0,36 dólares por extracto de café.

Esas mismas élites tecnócratas no están dispuestas a renunciar a un solo centímetro de tierras que acumularon con la asignación que el Estado les hizo de sus baldíos; son las mismas élites que nunca optarán por la paz territorial. ¿Qué reformas serán posibles en un país de élites que a duras penas sólo aceptan un cambio para que todo siga igual?

Petro no quiere quedarse con la plata del fondo del café, solo quiere hacer visible que tal fondo es de todos los cafeteros y del país en general. Ello con el derecho que tiene el Presidente de repensar el funcionamiento del fondo, de tal manera que se socialice y no seguir dando patente de corso de su manejo a la élite tecnócrata del café. Ya conocemos las consecuencias de admitir la total autonomía a las élites tecnócratas del servicio-negocio de la salud o las pensiones.