La Nación
Las extravagantes comelonas en el Setp 1 26 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Las extravagantes comelonas en el Setp

Francisco Argüello

 

Si fueran serios (concejales, dirigentes y demás) deberían echarle lupa ya al Sistema Estratégico de Transporte público (Setp) de Neiva porque en 13 años, o mejor desde Héctor Aníbal Ramírez, se habla del nuevo transporte masivo para la ciudad, se mueven millonarios recursos económicos, se contrata casi a dedo y hoy solo vemos dos puentes y unas vías pavimentadas, cuando muchas de ellas estaban casi perfectas. ¿O la Séptima estaba en mal estado? Eso hizo Ramírez, Pedro Suárez y Rodrigo Lara. Gorky tendrá que mostrar. Y pasar de la promesa a la realidad porque de buses modernos, vías estupendas y otras ilusiones nos vienen hablando hace más de una década. Y la verdad, ya no como cuento. Ya no trago entero.

Miren esta perla: mientras esperamos que el Setp por fin fuera una realidad, en Transfederal comían mejor que en el Castillo de Buckingham. O al menos, eso se lee en el contrato 069 de 2019 suscrito entre la empresa y Soluciones Integrales Internacionales S.A.S para alimentar directivas, funcionarios, y otras personas en eventos, como si fuese el fin del SETP. Valor: 190 millones de pesos.

Almorzaron durante un año lomillo de cerdo al vino tinto, filet mignon, salmón a las finas hierbas, trucha en salsa de camarones, turbantes de pollo, lomo de cerdo en 7 especies, costillas en hipocras, frutos rojos y otros tantos excesos gastronómicos. Cada plato: 32.500 pesos.

No tomaron sopa, preferían la crema de tomate, mazorca, espinaca y coliflor a 13.600 pesos cada una. Además, pidieron entradas tostón de calamar al ajillo, ceviche de camarón o champiñones portobelo, palmitos gratinados o brochetas italianas.

Ah, el arroz venía aparte. Y sorpréndase, lo escogían con ajonjolí, coco, con cabellos de ángel, con verduras. Cada uno: 6.300 pesos.

Los desayunos eran envidiables: wrap de pollo y champiñones (14.400 cada uno), panzeroti de pollo (12.500), pastel hojaldrado (10.900 cada uno), un pandebono (8.700 pesos unidad), un sándwich de pollo con pan danés (16.800), o crepes de pollo o mixto (15.000 unidad).

En realidad, yo creo que en Transfederal se comió durante 2019 mejor que en el despacho del alcalde Rodrigo Lara, quien sí debió tener buen menú para atender a diplomáticos y funcionarios del Gobierno Nacional.

Conclusión: ¿Qué hace una empresa de sistema estratégico de transporte alimentando por casi 200 millones de pesos a directivos públicos? ¿No creen que es hora de acabar con contratos alimenticios en entidades públicas y direccionar los millonarios recursos en asuntos importantes? Por fortuna, la contralora Elin Marcela Narváez ya conoce las extravagantes comelonas del Setp. Y seguro entregará resultados en las próximas semanas.

 

Nota uno: Que Esmid Duarte Cano engañe a otro, pero afirmar que no perteneció a ningún grupo armado, es mentiroso y desproporcionado. Era miliciana, arrendó el apartamento en en el Conjunto Los Rosales (a escasos metros del aeropuerto) donde instalaron el rocket contra Uribe. O, ¿por qué estuvo presa y condenada?, ¿exclusivamente por su romance con ‘Patamala’? Estupendo su reconciliación, su paz, seguramente hoy es una buena mujer, pero de ahí a que se olvide  su pasado, es otro cuento.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia