La Nación
Lo que le espera al autor de la casa bomba en Neiva pedido en extradición 2 25 mayo, 2022
INVESTIGACIÓN

Lo que le espera al autor de la casa bomba en Neiva pedido en extradición

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

Confirmado. Aldemar Soto Charry, el hombre que armó la casa bomba en el barrio Villa Magdalena de Neiva el 14 de febrero de 2003, podría ser extraditado a Estados Unidos, requerido por la Corte Distrital de Columbia por narcotráfico.

Aunque figuraba con libertad condicionada, por haber pertenecido a las Farc ya desmovilizadas, la petición fue remitida por el delito tráfico de estupefacientes cometido, supuestamente después de la firma de los acuerdos de paz.

Soto Charry, de 59 años, fue capturado en un exclusivo conjunto residencial de Neiva. Por los mismos hechos fue detenido en Armenia (Quindío) Alfredo Molano Cuitiva.

En un caso similar al de Jesús Santrich, la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) tendrá que determinar si los hechos objeto de la solicitud, ocurrieron antes o después de la firma de los acuerdos de paz. En cualquier caso, tendrá que decidir si mantiene o nó, la garantía de no extradición, de acuerdo con una nueva valoración probatoria.

En caso positivo, la Corte Suprema de Justicia decidirá la autorización pero la decisión final la tomará el Jefe del Estado.

Lo que le espera al autor de la casa bomba en Neiva pedido en extradición 8 25 mayo, 2022
Aldemar Soto y Alfredo Molano Cuitiva.

Primera captura

Soto Charry fue capturado el 16 de abril de 2011, en una zona rural de Cartagena del Chairó (Caquetá), principal epicentro de la comercialización de cocaína, procesada en el Bajo Caguán. El exguerrillero, miembro de la desarticulada columna ‘Teófilo Forero’, fue el encargado de diseñar los explosivos que se utilizarían para atentar contra el entonces presidente Álvaro Uribe, quien había anunciado su visita a Neiva.

No obstante, el plan se frustró por una infidencia. Los autores materiales del ataque Robinsón Matiz Cubides, Fabián Ortuvez Caicedo Matiz comentaron algunos detalles del siniestro plan. Por eso los fusilaron.

La infidencia

Oscar Alexis Fernández, el enamorado informante que escuchó el plan terrorista, sin dudarlo, lo reportó a las autoridades.

El 13 de febrero, horas antes de la visita presidencial, la fiscal Cecilia Giraldo con otros dos fiscales de apoyo y un grupo de la Policía, coordinó varios allanamientos en Neiva, para localizar la casa bomba.

Al operativo que comenzó a las cuatro de la mañana se sumó el agente Oscaris Ramírez, un experto investigador enviado por la Dirección General de Inteligencia de la Policía (Dijin) Bogotá.

Los agentes uniformados no pudieron ingresar a la casa bomba por la puerta principal. Atendiendo las órdenes de la fiscal Giraldo, los policías accedieron al inmueble por el techo, a pesar de los riesgos.

Desde afuera, en una segunda vivienda, ubicada en el asentamiento Trinidad, a un lado del Sena Industrial, los parientes Matiz, al parecer, activaron a control remoto la carga explosiva compuesta por 200 kilos de nitrato de amonio multiplicado con RDX, un potente explosivo granulado.

La terrible explosión que se sintió en todo Neiva se produjo a las 5:20 de la mañana del 14 de febrero de 2003. El brutal ataque dejó 15 muertos, 58 heridos y cerca de 74 viviendas afectadas. Entre ellos estaba la fiscal Cecilia Giraldo, nueve policías y cinco civiles.

Lo que le espera al autor de la casa bomba en Neiva pedido en extradición 9 25 mayo, 2022

La fiscal Cecilia Giraldo también murió en el atentado.

Condenados

El Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Neiva profirió la primera condena el 27 de septiembre de 2005 contra los responsables del atentado. Entre ellos figuraba Soto Charry.

Finalmente la Corte Suprema de Justicia lo condenó a 29 años de prisión y ocho meses (358 meses) y al pago de 3.747 salarios mínimos.  Una pena similar recibieron los demás autores materiales del atentado criminal entre ellos, Isabel Ospina Rivera, Edelberto Jaramillo Forero, Amarly Pérez Ospina y Blanca Leonor Garzón Matiz. Igualmente a Robinsón Matiz Cubides y Fabián Ortuvez Caicedo Matiz, los autores materiales, fusilados por la guerrilla, por la infidencia que frustró el macabro plan.