La Nación
Los 100 años del Banco Central 1 13 junio, 2024
COLUMNISTAS OPINIÓN

Los 100 años del Banco Central

La que se conoció como La Misión Kemmerer, denominada así por el profesor norteamericano Edwin W. Kemmerer, director del estudio contratado por el gobierno colombiano de la época para analizar la realidad económica del país recomendó la creación del Banco de la República, la Contraloría General de la República y la Superintendencia Bancaria. En julio de 1923 se creó el Banco Central mediante la Ley 25. La Superbancaria se creó mediante la Ley 45 y la Contraloría con una configuración inicial diferente, mediante la Ley 42. Además, se crearon impuestos como el de la Renta, de timbre nacional y el control del presupuesto nacional dejando este en manos del ejecutivo. El objetivo de la misión era que Colombia adoptara los principios de la banca central moderna para dar solidez y estabilidad a la moneda y al crédito mediante una adecuada política de emisión y supervisión del sistema bancario, tal como lo recordó el conocido economista Salomón Kalmanovitz en entrevista al Diario Económico La República.

Es indudable el aporte del Banco de la República al cumplimiento de los objetivos señalados por Kemmerer. Pero no siempre se ha actuado en consonancia con ellos. Durante muchos años se daba por descontado que la inflación sería del 25% y siempre se aumentaban los precios en tal porcentaje. Hoy, el actual gobierno ha buscado relajar estos controles y propuesto emisión monetaria en momentos de inflación alta lo cual resulta altamente inconveniente. Precisamente, el que la Junta Directiva del Emisor no sea totalmente independiente, lleva a estas recomendaciones que, afortunadamente, no se han dado pero la preocupación se mantiene.

La Contraloría General de la República ha tenido un comportamiento alejado de los principios básicos. Solo digamos que ha sido politizada y ha ejercido una coadministración en muchos periodos de su existencia. Varios Contralores han terminado presos y otros han buscado la presidencia de la República a través de su gestión contralora. La que ha mantenido su gestión inicial es la Superbancaria, hoy Superintendencia Financiera.

El que hoy claramente se le asigne al Banco de la República el control de la inflación ha permitido cumplir su gestión con gran capacidad así se le señale como responsable del incremento de la tasa de interés de referencia. La ortodoxia económica indica que en tiempos de alta inflación hay que desestimular el comportamiento económico hasta que se controlen los niveles inflacionarios. Y así han actuado los bancos centrales de todo el mundo.