La Nación
Los aterradores desmanes del ex alcalde ‘Panelo’ 2 1 diciembre, 2022
INVESTIGACIÓN

Los aterradores desmanes del ex alcalde ‘Panelo’

Una impresionante historia de acoso y abuso de poder. Dos jóvenes funcionarias víctimas de sus desafueros eran intimidadas unas veces para manipular a su antojo la contratación del pequeño hospital de primer nivel y otras para demandar favores sexuales.

 

Ricardo Areiza

unidadinvestigativa@lanación.com.co

Los aterradores desmanes de ‘Don Panelo’, el ex alcalde de Isnos (Huila) denunciado hace tres años por acoso sexual y laboral con sus subalternas, quedaron en evidencia.

El ex mandatario Rigoberto Rosero Gómez, el panelero de Bajo Mondeyal, utilizaba el mismo ardid para presionar a sus víctimas: Antes de nombrarlas en cargos oficiales, las hacía firmar anticipadamente las renuncias sin fecha o las obligaba a suscribir documentos en blanco que luego sus subalternos diligenciaban arbitrariamente para presionarlas. Unas veces para manipular a su antojo la contratación del pequeño hospital de primer nivel y otras veces para demandar favores sexuales.

Primero, lo hizo con la gerente del hospital San José, Adriana Lizeth León Ortiz, una joven médica, egresada de la Universidad Surcolombiana, con maestría en alta gerencia en salud a quien abusivamente cortejaba inclusos con graves amenazas de muerte.

Luego repitió los mismos abusos con su sucesora, Ruth Mildred Puentes Montenegro, y con otras funcionarias de la administración cuando se negaron a aceptar sus despóticas invitaciones amorosas, como lo documentó en su momento LA NACIÓN. Hoy se confirman.

Amenazas de muerte

Para reforzar las morbosas invitaciones, el ex alcalde ‘Panelo’, como el mismo se bautizó, las amenazaba de muerte. “Si se ponen a denunciar, algo les puede pasar, las calles de Isnos son muy solas o las puede atropellar un carro”, les repetía en voz baja, relató León Ortiz, a quien nombró en la Gerencia del hospital local.

“Una vez me dijo que había soñado que había muerto en un accidente de tránsito o que el carro perdía los frenos”, relató en primicia a LA NACIÓN, la joven profesional, a quien obligó a firmar antes de posesionarse varias hojas en blanco, que luego, abusivamente, fueron utilizadas con una renuncia que nunca redactó.

La misma versión la confirmó la gerente que la sucedió en el cargo, Ruth Mildred Puentes Montenegro. “Pasó lo mismo conmigo, mandó a Ricardo el abogado de él a decirme que si no me retractaba de la denuncia que me cuidara a mí, a mi familia y que las calles de Isnos eran solas”, declaró la funcionaria, luego de haber instaurado varias denuncias penales y disciplinarias.

Lo que no dijo

El ex alcalde siempre negó esas acusaciones reveladas por LA NACIÓN y aseguró que se trata “sólo de calumnias”. Rosero estaba seguro porque los resultados de un estudio de grafología revelaban que la firma que aparecía en la fingida carta de renuncia correspondía a la rúbrica funcionaria.  Lo que no dijo era que esa firma cuando la exigió se realizó en una hoja en blanco. Luego, ante su negativa para aceptar sus pérfidas propuestas, le agregaron el texto de la renuncia, sin su consentimiento. Y peor aún: sin saberlo.

Rosero Gómez, se convirtió en el primer alcalde del Centro Democrático elegido en el Huila en octubre de 2015. Sin conocerse sus ‘torcidos’ procederes el dirigente panelero, nacido en la región de Mondeyal, obtuvo 4.460 votos, derrotando a la dirigente liberal Gaby Ñañez Rodríguez, quien luego lo reemplazó en las últimas elecciones con 5.724 votos.

Amenazas

Adriana León Ortiz, natural de San Agustín, fue designada el 12 de octubre 2016 por Decreto 069 de 2016 hasta el 31 de marzo de 2020.

Sin embargo, diez meses y cinco días después, el 16 de agosto de 2017 fue irregularmente desvinculada de su cargo. Ese mismo día, el cuestionado mandatario, le aceptó la renuncia que nunca presentó (Decreto No. 043 de 2017) y de manera inmediata y sin permitir el empalme, procedió a nombrar en provisionalidad a Ruth Mildred Puentes Montenegro, su nueva víctima.

La enfermera jefe, quien viviría en carne propia el mismo drama, fue designada en propiedad el 19 de diciembre de 2017 (Decreto No. 086).  Pero la suerte le duró poco.

A pesar de los desmanes,  el alcalde ‘Panelo’, afirmó que la “administración no actuó de manera caprichosa sino ante la evidente voluntad de la señora Adriana Lizeth León de renunciar a su cargo”.

El escándalo

El escándalo se destapó cuando la médica general Adriana León Ortiz acudió a los estrados judiciales para denunciar el atropello del que fue víctima y la ‘encerrona’ que le tendió el alcalde, su esposa y el resto de su comparsa.

“Detrás de esa historia de acosos hay otra más grave relacionada con la contratación”, explicó sin dar más detalles. “Eso hace parte de otras denuncias que están en curso”, confirmó a LA NACIÓN hace tres años.

El juez Segundo Administrativo de Neiva, Jesús Orlando Parra, revalidó su historia, ordenó la indemnización a la médica Adriana Lizeth León y dispuso su reintegro el 6 de diciembre de 2019. Además, puso en manos de la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría para que investiguen, el torcido proceder.

Ahora, el Tribunal Administrativo del Huila, confirmó el fallo en segunda instancia.

El destape

Invocando la protección de Dios, Dayron Bravo Imbachí, uno de los hombres de confianza de la empresa estatal de salud de primer nivel, decidió destapar el increíble montaje.

“Yo solamente voy a decir la verdad en este caso, yo sé cómo recibí la renuncia y quien me la entregó”, advirtió de entrada, sabiendo que con esa declaración podía perder su empleo.

“Ese día, me llamaron de la Alcaldía Municipal, la señora Maudy Muñoz, mujer del Alcalde. Yo fui, ella estaba en el despacho del Alcalde, yo fui ese día allá, no sabía para qué era, más sin embargo fui”, reveló el modesto funcionario.

“Yo llegué ahí al despacho, en ese momento estaba el jurídico de la Alcaldía Ricardo Gómez, la Secretaria de Salud y la jurídica. En ese momento ellos me entregan un sobre que era para radicarlo en la alcaldía y me dicen que es una renuncia de la doctora Adriana…”

Cuando el juez Jesús Orlando Parra le preguntó quién le había entregado el sobre con la falsa renuncia, el funcionario no dudó en responder: ¡La señora Maudy Muñoz de Rosero, la mujer del Alcalde!

“Entonces yo les digo que no, que yo no hago eso porque el señor alcalde no se encuentra en el momento, que si él me lo ordena yo lo hago”, replicó Bravo Imbachí.

 Intimidado

“Ese día me sentía intimidado porque tenía que rendirle lealtad al Alcalde frente al lema de la campaña ‘El cambio marca la diferencia’. Entonces yo dije que no”, confesó.

Los asistentes, los dos abogados, la Secretaria de Salud y la primera dama llamaron telefónicamente al alcalde Rosero, quien terminó avalando la tramposa treta.

“Se llamó al Alcalde y él dijo: ‘Tranquilo, no hay ningún problema’.  El alcalde me dijo que no habían problemas jurídicos conmigo y yo por eso lo hice…”, confesó Dayron Bravo. El funcionario fue más lejos.

“A mí me entregaron un sobre cerrado que contenía una renuncia y yo lo llevé a la Secretaría de la Alcaldía. El sobre lo recibió la Secretaria de la Alcaldía llamada Jackeline, ella abre el sobre y contenía la renuncia”, reiteró Bravo.

“La renuncia se la entregó la esposa del alcalde y no la doctora Adriana Lizeth… yo trabajé sobre presión porque soy empleado, de bajos recursos y la única fuente de trabajo es la Alcaldía y el Hospital, pues en ese momento tenía mucha deuda y si no hacía eso me podía quedar sin trabajo…”, subrayó.

El funcionario también admitió que nunca le comentó a la gerente la patraña que le habían montado para sacarla del cargo.  “No le comenté a la doctora Adriana sobre la renuncia que me pasó la esposa del Alcalde porque tenía miedo”, confesó el 29 de octubre de 2019.

La misma historia

No era la primera vez que el alcalde ‘Panelo’ abusaba de su cargo. La actual gerente, Ruth Mildred Puentes Montenegro, reintegrada al cargo por una tutela, confirmó las mismas maniobras que utilizaron en su contra. Por eso también la sacaron a sombrerazos el 27 de septiembre de 2019, tres meses antes de concluir el azaroso mandato de ‘Don Panelo’.

La funcionaria, quien ejercía como interventora, confirmó que al momento de la posesión, el alcalde sacó cuatro cartas de renuncia, sin fecha para que las firmara. La funcionaria quien estaba en provisionalidad firmó las cartas el mismo día en se produjo su nombramiento en propiedad. Puentes Montenegro reemplazó a la médica Adriana León.

Posteriormente, esas cartas firmadas, sin fecha, fueron utilizadas por el alcalde Rosero para presionarla. “Yo las firmé y de esas cuatro cartas él después empezó a utilizarlas para coaccionar, presionar a nivel sexual y laboralmente” declaró la funcionaria.

“Por esos hechos, yo interpuse las respectivas demandas en contra de este señor tanto a nivel disciplinario como penal”, anotó.

El poder oculto

“La esposa del Alcalde Maudy Muñoz tenía mucha injerencia en el Hospital. En varias ocasiones me manifestó que ella era la mandaba en el hospital y no la Gerente. Es más, que no tenía derecho a tener conductor propio, que tenía que ser el que ellos me delegaran”, afirmó ante los despachos judiciales.

“Ricardo Gómez, el abogado de la Alcaldía -admitió según el mismo relato- que con Adriana León Ortiz habían cometido un error al hacerla firmar en blanco y que con ella las cartas ya iban redactadas”, relató Puentes Montenegro.

La misma funcionaria denunció públicamente el acoso sexual y laboral y las presiones para entregar la contratación, sin los requisitos legales.

En mayo de 2018, cinco meses después de haber asumido el cargo en propiedad,  el alcalde Rosero Gómez le hizo firmar una nueva carta de renuncia y la obligó a que la radicarla en la Alcaldía.

Sin embargo, la funcionaria en contra de su voluntad radicó la renuncia forzada, supuestamente “para demostrar lealtad”.  La renuncia tenía como fecha de retiro, diciembre de 2018, situación que disgustó al Alcalde.  Desde ese día empeoraron las relaciones laborales hasta el 27 de septiembre pasado cuando el alcalde decidió sacarla.

Ruth Mildred Puentes Montenegro, quien reemplazó a Adriana León Ortiz, también fue retirada a sombrerazos del cargo el 27 de septiembre de 2019. El mandatario, abusando de su función pública, apoyado por la Policía, incursionó violentamente a la sede hospitalaria y posesionó a su reemplazo. Durante la ocupación ilegal, los vigilantes de la entidad fueron agredidos por los escoltas del alcalde ‘Panelo’.

Sin embargo, el Juzgado Único Promiscuo Municipal de Isnos, ordenó el inmediato reintegro. Además, verificado el atropello compulsó copias a la Procuraduría Provincial y a la Fiscalía para que investigue las anomalías que han salido a flote, incluyendo la falta de transparencia en la contratación pública. Nada se sabe.

Manipulación

Según el juez Jesús Orlando Parra, la voluntad es un requisito indispensable, esencial, escindible y connatural a esta figura jurídica (renuncia), es decir, sin ella, sin voluntad la renuncia se desnaturaliza.

“Se denota claramente que la renuncia no fue presentada por la demandante, sino que fue manipulada desde el mismo momento de la posesión en que se le ordenó que firmara un documento en blanco”, subrayó el juez.

Además, confirmó que la misma práctica se repitió con la gerente que la sucedió Ruth Mildred Puentes, como lo declaró en la audiencia de pruebas.

“La esposa del alcalde la señora Maudy Muñoz – agregó- fue protagonista de estos hechos juntos con los jurídicos de la Alcaldía y el Secretario de Salud”.

La confirmación

La magistrada Martha Isabel Piñeros Rivera consideró que los cargos de ilegalidad, desviación de poder y falsa motivación, en que incurrió el ex mandatario quedaron confirmados.

“Su expedición no consultó los fines del servicio público ni los postulados constitucionales ni legales, tampoco la realidad y voluntad de la demandante”. El análisis probatorio fue concluyente: la renuncia nunca existió.

“Quedó demostrado que el señor alcalde exigía firmar hojas en blanco a la demandante, para luego redactarlos con la renuncia, vulnerando no sólo la normatividad aplicable, sino con clara desviación de poder”, concluyó. Este hecho desvirtúa la presunción de legalidad de los actos administrativos que soportaron el maquillado retiro del cargo.  La tesis fue respaldada por los magistrados Gerardo Iván Muñoz y José Miller Lugo.

¿Qué pasará?

Ante las aberrantes irregularidades el juez de primera instancia compulsó copias a la Procuraduría y a la Fiscalía para que investigaran las conductas penales y disciplinarias desplegadas por el combo de ‘Panelo’ para configurar el documento de renuncia ficticia de la ex gerente así como la manipulación de la misma a través de la primera dama.  También compulsó copias a la Contraloría para que investigue un posible detrimento patrimonial derivado del fallo.

Por estos hechos, solamente la Contraloría Departamental adelanta los procesos de responsabilidad fiscal. Por las demás conductas, no hay resultados por parte de la Procuraduría y menos de la Fiscalía General de la Nación, donde también reposan las denuncias que formuló la actual gerente Ruth Mildred Puentes, la nueva víctima. ¿Qué pasará?

 

Los aterradores desmanes del ex alcalde ‘Panelo’ 8 1 diciembre, 2022