La Nación
Los retos del Fiscal del Caquetá 1 28 mayo, 2020
CAQUETÁ

Los retos del Fiscal del Caquetá

LA NACIÓN

corresponsales@lanacion.com.co

El director seccional de Fiscalía en Caquetá, Alexander Bermeo, desde su llegada al departamento no ha descansado ni un solo minuto en trabajar en las diferentes investigaciones de delitos como abuso sexual y organizaciones criminales, logrando obtener resultados satisfactorios y que muchos de los victimarios hoy se encuentren tras las rejas.

LA NACIÓN quiso conocer al detalle cómo ha sido el trabajo del fiscal en esta zona del país y en un dialogo con él se conoció como se han conseguido estos resultados.

¿Cuál es el delito al que más dedicación le ha puesto para lograr esclarecer?

Uno de los delitos en los que he trabajado fuertemente para obtener resultados son los relacionados con menores de edad en especial de abuso sexual. En el Caquetá en los municipios de San Vicente del Caguán, Puerto Rico y Cartagena del Chairá, es donde se ha mostrado un avance significativo, hay una gran suma de denuncias, tanto que decidimos enviar a ese sector del departamento el fortalecimiento de psicólogas en la parte investigativa con el fin de poder dar abasto en la cantidad de entrevistas forenses que se deben realizar a los niños y niñas víctimas de estos delitos.

¿Cuál casos el que más lo ha impactado en el delito sexual?

Este delito sexual es el de mayor impacto, tenemos en cada caso, cada hecho una vivencia, una experiencia distinta, es un vejamen que afecta el desarrollo de la persona que lo sufre, sin embargo hay algunos casos con mayor trascendencia que otro, hay un caso donde se han involucrado docentes, en el municipio de Cartagena del Chaira un docente que tomaba las victimas le ofrecía dinero, las invitaba a su casa y se aprovechaba de la buena intensión para satisfacer su apetito sexual y tocándolas, manoseándolas y el docente contaba con el apoyo de su propia esposa, esos son casos que a uno lo dejan tocado fuertemente, sin embargo tratamos en la manera de poder dar acompañamiento a esa clase de victimas porque después de esa clase de vivencias estas persona en su desarrollo y formación sexual quedan afectadas y por eso es importante que la familias y las instituciones los rodeemos.

¿Hace unas semanas se realizaron capturas masivas por este delito, se tiene proyectado antes de finalizar el año dar captura a más personas por este delito?

Durante el desarrollo del año desarrollamos unas jornadas especiales para atacar esta clase de delitos, esas capturas se realizaron en el mes de septiembre y para el mes de noviembre se tiene programada otra jornada nacional con el fin de no hacer capturas masivas, si bien son varias capturas que se hacen, cuando se habla de capturas masivas se hace referencia a unos hechos que  se presentaron hace 10 o 15 años donde algunos actores de las justicia se llevaban una cantidad de personas de algún municipio y los trasladaban, se los llevaban en un helicóptero y los procesaban y al año o dos terminaban absueltas por el delito de rebelión, aquí lo que estamos haciendo son unas jornadas de intervención especial de esta clase de delitos son capturas individuales por hechos que cada uno de  ellos ha podido cometer por delitos sexuales, en el mes de noviembre se tienen proyectadas cuatro jornadas; esas son contra la extorsión, delitos sexuales, corrupción y violencia intrafamiliar.

¿Estos son hechos que ocurren y que muchas veces dejan un sin sabor entre la comunidad y las autoridades?

El delito sexual cuando es víctima una persona menor de edad es de los delitos de mayor reproche, de más trascendencia de una sociedad porque toca las fibras más íntimas de una persona, en especial porque está en pleno desarrollo y se meten con su parte más íntima, más reservada, esto hace un llamado a las autoridades para trabajar, para mostrar resultados, pero también es un llamado a la sociedad para ver que está pasando con la escala de valores, con el acompañamiento de papá, de mamá, que está llevando a esta cantidad de personas a satisfacer su apetito sexual y su inclinación a querer causarle daño a estas personas. Nos hemos enfocado mucho en una serie de campañas a través del programa futuro Colombia de acercamiento en instituciones educativas, juntas de acción comunal, con los ismo funcionarios públicos para evitar esta clase de delitos, prevenirlos como detectar los síntomas de las personas que están sufriendo y padeciendo esta clase de hechos. En la jornada de septiembre tuvimos un caso que ha tenido mucha trascendencia en Florencia en razón a que un niño de siete años de edad estudiaba en una institución y el estaba amenazado intimidado, él no contaba y su familia había detectado cambios físicos y psicológicos en el niño, había cambiado su comportamiento, su forma de comer, su genio, todo esto hizo que la familia pensara que eran cosas propias del desarrollo del niño, pero a los dos meses se dieron cuenta que no era algo normal del desarrollo de él y cuando descubrieron los vejámenes sexuales que el niño estaba pasando afortunadamente se pudo poner en conocimiento la situación y la Fiscalía decidió judicializar este hecho.

¿Qué impactos viene dando la Fiscalía en esas organizaciones que delinquen en el Caquetá?

Otro de os temas priorizados es el impacto y la desarticulación de organizaciones criminales, nosotros aquí en el departamento no tenemos una organización criminal tipo A, es decir con cuerpos armados y jerarquización de su poder de mando bien definido, pero si tenemos otras organizaciones a menor escala y que causan daño y afectan la seguridad ciudadana, es lo que nos afecta el diario vivir, el hurto, la estafa, el homicidio. Este año priorizamos varias organizaciones criminales con el fin de capturar a los miembros y afectar sus finanzas en ese sentido nosotros en el año anterior a la fecha llevábamos desarticuladas 23 organizaciones, este año van alrededor de 40 por el CTI y Policía Nacional otro tanto aproximadamente 45 organizaciones criminales, es decir que se ha impactado mucho en ese sentido, básicamente hemos dedicado impactar el microtráfico, personas que se han organizado con el fin de expender sustancias estupefacientes, se desarticuló una banda denominado los cuatreros dedicados al hurto de ganado en el norte del Caquetá, estas personas llegaban a la finca se hacían pasar como compradores de ganado, entraba en confianza con los finqueros y terminaban amordazándolos, amenazándolos, y hurtando el ganado para venderlo. Impactamos una organización de una segunda fase que se está realizando por los cambiazos de las tarjetas.