La Nación
Milagro de Semana Santa: la creciente de los peces 2 17 abril, 2024
NEIVA

Milagro de Semana Santa: la creciente de los peces

Como un “milagro de Dios” denominaron los habitantes de las orillas del río Las Ceibas en Neiva, la cantidad de peces que bajó la creciente en la madrugada de ayer. Muchos aprovecharon para recoger todo el pescado para consumir en esta Semana Santa. Desde la Defensa Civil hacen un llamado de precaución a la población y estar atentos a cambios en el cauce del río.

María Alejandra Ruiz Mallungo

Periodistamultimedia2@lanacion.com.co

“Es algo bonito, en Semana Santa, que uno se levante y ver allá a la orilla del río a los peces ahí por fuera. Solamente es extender las manos y agarrarlos”, narra Juan David Moreno, habitante del barrio Villa Patricia, sector que queda en la ribera del río Las Ceibas, en Neiva, sobre la gran cantidad de pescados que quedaron en la orilla del río, luego de la creciente del día de ayer, por causa de las lluvias.

Milagro de Semana Santa: la creciente de los peces 8 17 abril, 2024
Algunos de los peces atrapados luego de la creciente del río Las Ceibas. Olla comunitaria en torno al río

Milagro de Semana Santa

En un principio, la comunidad aledaña, en horas de la madrugada, alertó al Cuerpo de Bomberos de Neiva, sobre la palizada y la creciente que bajaba por el río, por causa   de precipitaciones en la parte alta del municipio, lo que llevó a las unidades bomberiles a emitir una alerta preventiva a las familias que viven cerca al afluente, para evitar posibles víctimas en caso que esta creciente se saliera de su cauce y causara inundaciones; “los bomberos estuvieron presentes desde la madrugada, gracias a Dios no pasó nada”, expresan los habitantes.

Milagro de Semana Santa: la creciente de los peces 9 17 abril, 2024

Sin embargo, luego de que el río volviera paulatinamente a la normalidad, la angustia se tornó en alegría, pues en medio de la creciente no solo venían palos o restos vegetales, sino ¡peces! de diferentes especies, como si de un milagro de multiplicación de alimentos de Semana Santa se tratara.

Así cuenta el momento de euforia colectiva, Juan David: “Todo ocurrió cuando salía a trabajar a las 4:30 de la mañana. Había muchas personas acá afuera en el río, todo el mundo pescando las ‘cuchas’. Salieron entre 15 a 20 personas entre mujeres, hombres y niños; porque es que los peces salían a la orilla, solo era ir con un balde y recogerlos”, pues fue tanta la emoción, que las personas lograron pescar especies como ‘cuchas’, nicuros, mojarra negra e incluso, hubo quienes atraparon unas rayas de río.

Para la comunidad de Villa Patricia, la subienda de pescados que dejó la creciente del río “es algo muy bueno, porque hay muchas personas que para la fecha no tienen nada, y les llegaron los pescados, como si fuera un regalo de Dios”. Carmenza Parra asegura que “siempre que hace creciente el río Las Ceibas, siempre saca pescados y la mayoría se muere”, debido a que no en todas las ocasiones hay quienes lo pueden aprovechar.

Estar alerta

Desde la Defensa Civil de Neiva, recomiendan a los pobladores, “tomar las responsabilidades pertinentes. Si ven que el caudal del río está muy alto, no ingresar”, sobretodo en situaciones inusuales como ayer, donde por la emoción o la curiosidad no tienen en consideración prevenciones que no atenten contra su integridad física o su vida.

Johan Andrés Campos Garzón, socorrista de la Defensa Civil de Neiva, sostiene que a pesar de que el peligro actual ya pasó, “se le está haciendo monitoreo y se le está recomendando principalmente a la comunidad tener los cuidados pertinentes, si están cerca del río”, además de estar atentos en caso de emergencia, realizar la respectiva evacuación y comunicarse inmediatamente a la línea de emergencia 123.

Campos asegura que estos monitoreos también tiene la intención realizar la respectiva sensibilización a la comunidad sobre alertas de cambios en el cauce del río, sobre todo en estas épocas de “posible invierno en la ciudad de Neiva”.