La Nación
Misión médica sigue siendo ‘blanco’ de ataques 1 1 marzo, 2024
TEMA DEL DÍA

Misión médica sigue siendo ‘blanco’ de ataques

En la madrugada del domingo se registró un intercambio de disparos y la detonación de una granada de fragmentación en las instalaciones de la E.S.E. Hospital Ana Silvia Maldonado del municipio de Colombia- Huila. Por fortuna, el hecho no dejó fallecidos ni heridos. Hay preocupación en la misión médica del departamento, ante el aumento de casos violentos en los que se ha visto en riesgo la vida e integridad del personal salud.

Temadeldía@lanación.com.co

En el último mes se han registrado al menos tres hechos violentos en los que se ha visto amenazada la vida e integridad de la misión médica en el Huila, los cuales evidencian que los trabajadores de la salud no están batallando solo contra la pandemia.

El más reciente caso se presentó el día de ayer en la E.S.E. Hospital Ana Silvia Maldonado del municipio de Colombia – Huila, donde se registró un intercambio de disparos entre uniformados de la Policía local y un sujeto armado, así como la detonación de una granada de fragmentación, causando pánico en el personal médico y dejando daños en la infraestructura del lugar. Afortunadamente el hecho violento no dejó personas fallecidas ni lesionadas.

Según el reporte oficial, tres personas (dos hombres y una mujer) llegaron al centro asistencial en la madrugada del domingo a solicitar atención médica para un hombre, quien registraba heridas ocasionadas con arma de fuego. De inmediato, en cumplimiento de los protocolos, el personal médico avisó a la policía local, lo cual desencadenó la reacción violenta de los acompañantes -del ciudadano herido- quienes estaban armados.

“Los hechos registrados en la madrugada del 27 de junio, sobre las 3:45 a.m., sucedieron tras la verificación institucional de la llegada al hospital local de un hombre herido por arma de fuego”, informó el teniente Coronel Néstor Javier Flórez Perdomo, subcomandante del Departamento de Policía Huila.

También precisó que no se presentaron ciudadanos ni policías lesionados, pese a que las instalaciones del Hospital del municipio sufrieron algunos daños en paredes y vidrios.

Los hechos

“Inicialmente llegó una persona herida por arma de fuego (al parecer de la zona rural) al Hospital del municipio de Colombia, por lo cual, como se debe hacer en estos casos, el personal médico le informó a la Policía. La patrulla de vigilancia se desplazó hasta el centro asistencial, se acercó al área de urgencias y vio a unas personas sospechosas, por tanto, los uniformados les hicieron el requerimiento de un registro; a un sujeto le encontraron un arma de fuego e inmediatamente fue capturado”, detalló una fuente oficial.

Igualmente narró que, al llegar los uniformados al Hospital, otro de los hombres sospechosos -acompañante del herido- intentó huir y se escondió en el baño de la Sala de Urgencias, pero al ser descubierto por la Policía amenazó con detonar una granada de fragmentación, por lo que fue necesario evacuar el centro asistencial.

“Este segundo sospechoso trató de escabullirse y esconderse en un baño, los policías lo persiguieron y trataron de persuadirlo para que se dejara requisar, sin embargo, el sujeto sacó una granada y manifestó que, si no lo dejaban ir, estallaba el artefacto. Los uniformados evacuaron a las personas que se encontraban en el Hospital, en ese momento, este hombre, con su otra mano sacó una pistola y les disparó a los policías, ellos reaccionaron y se presentó un intercambio de disparos”, indicó la fuente policial.

Finalmente “este hombre soltó la granada de fragmentación por el lado del parqueadero del centro asistencial e intentó volarse, pero fue alcanzado por el personal adscrito al Comando de Policía del municipio de Colombia quien le quitó el arma de fuego, otra granada e inmediatamente lo capturó”, refirió frente a la terminación de los hechos.

Este hecho violento dejó daños de alguna consideración en paredes y ventanales del centro asistencial, así como la captura de dos hombres, la incautación de dos armas de fuego y una granada de fragmentación. Hasta la noche de ayer las autoridades no habían identificado a las personas capturadas porque no portaban documentos, informó el Departamento de Policía Huila.

Entre tanto, las autoridades buscan determinar el prontuario delictivo de los capturados, si tendrían relación con grupos al margen de la ley, así como tratan de establecer las circunstancias en las que resultó herida la persona que fue llevada al centro hospitalario del municipio de Colombia, quien, por la gravedad de su estado, posteriormente fue trasladada al Hospital Universitario de Neiva.

LA NACIÓN consultó al alcalde del municipio de Colombia, Isauro Lozano Díaz, respecto a las acciones que efectuará tras este caso. El mandatario afirmó que ayer se desarrolló un consejo de seguridad en la localidad, pero decidió no manifestarse frente al hecho violento registrado ni a las medidas a implementar en la localidad.

Otros casos

Durante lo corrido de este mes se han registrado al menos tres casos graves en los que se ha visto amenazada la misión médica en el Huila.

El pasado 3 de junio varios encapuchados ingresaron a la fuerza a la clínica Medilaser, sede Abner Lozano en Neiva, y mediante intimidaciones sacaron a un médico del centro asistencial, para que les prestara los primeros auxilios a varios jóvenes heridos durante una confrontación con la Fuerza Pública, en el marco del paro nacional.

Mientras el 8 de junio, una riña entre varios jóvenes en el municipio de Campoalegre desencadenó en un ataque a las instalaciones del Hospital del Rosario en la Capital Arrocera.

De acuerdo con algunos testigos, varios jóvenes ingresaron heridos al centro médico, y en medio de una confrontación, los presuntos agresores incursionaron en el centro asistencial, donde en medio de la disputa, arremetieron contra insumos médicos, elementos de salud y algunos galenos que se encontraban en el lugar.

Ante la reacción violenta de dichos sujetos, fue necesaria la presencia de las autoridades, que lograron contener la situación; sin embargo, los daños y afectaciones fueron cuantiosos.

Entre tanto, el pasado 23 de junio, la ESE Carmen Emilia Ospina denunció que acompañantes de pacientes que llegan malheridos al servicio de urgencias del centro de salud de Las Palmas, han intimidando con armas de fuego y cortopunzantes al personal médico y asistencial de la entidad.

En un espacio que adelanta el Área de Talento Humano de la ESE Municipal, a través de una campaña denominada ‘Tu Voz Se Escucha’, se expuso la difícil situación por la que atraviesa el personal de la salud, a la hora de brindar atención a pacientes que llegan con heridas causadas en medio de riñas entre pandillas.

“Nos manifestaban que les han sacado armas de fuego, cuchillos y los amenazan de muerte, incluso la misma Policía ha tenido que venir a contener a la población”, indicó la subgerente de la ESE Carmen Emilia Ospina, Claudia Marcela Camacho.

Afirmó que los trabajadores de la salud no solo se exponen a la pandemia sino también a las frecuentes intimidaciones que reciben de grupos delincuenciales que operan en el oriente de la ciudad, situación que ha generado temor y zozobra al momento de ejercer la atención a pacientes lesionados en disputas entre pandillas.

“La misión médica se siente cansada, atemorizada y eso hace que la prestación del servicio pueda tener alguna dificultad y que más adelante tengamos que tomar alguna medida para salvaguardar la integridad de nuestros profesionales”, expresó la directiva.

Por esta compleja situación, Camacho hizo un llamado a las autoridades para que actúen ante este flagelo social y garanticen la vida e integridad de los colaboradores de la entidad.

 

Infracciones e incidentes a misión médica

La Secretaría de Salud del Huila entregó a LA NACIÓN un reporte de las “infracciones e incidentes” que se han registrado contra la misión médica en el departamento, los cuales fueron reportados al CRUE Huila entre el 1 de enero y hasta el día 27 de junio de 2021. Estos hechos se han concentrado en 13 municipios.

Según la Secresalud, en lo corrido del año se han presentado 23 “infracciones e incidentes” contra la misión médica. Los casos están distribuidos así: Neiva (4), Pitalito (3), Aipe (3), Oporapa (3), Suaza (2), Agrado (1), Campoalegre (1), Colombia (1), Gigante (1), Palermo (1), Saladoblanco (1), Rivera (1) y Tesalia (1).

Agresiones físicas y verbales, así como ataques contra infraestructuras y unidades sanitarias, e infracciones contra la vida y la integridad, son los principales hechos registrados.

La autoridad sanitaria recalcó que la misión médica comprende el conjunto de bienes e instalaciones, instituciones, trasporte de medicamentos e insumos sanitarios, así como la prestación de los servicios de salud, atención pre hospitalaria y extramural, conformado por personal de salud y otras disciplinas, que ejercen funciones sanitarias, así como la atención de heridos y enfermos en el marco de la misión humanitaria.

 –