La Nación
Mujer que fue hallada semidesnuda y asesinada no era una habitante de calle 1 24 febrero, 2024

Mujer que fue hallada semidesnuda y asesinada no era una habitante de calle

Con voz entrecortada y lágrimas en sus ojos, Azucena Ipúz, hermana de Mayerly Ipúz, pide que se haga justicia por el cruel asesinato de su familiar quien deja un menor de edad huérfano. Además, aclaró que no era una habitante de calle, como pensaban las autoridades.  “Tenía una condición especial por problemas mentales”, precisó. Esto es lo que se conoce sobre el repudiable crimen.

 

Como una persona muy alegre fue descrita Mayerly Ipúz, la mujer de 29 años, cruelmente asesinada en la madrugada del domingo en inmediaciones del Puente Santander, en la salida que de Neiva, conduce hacia el municipio de Palermo.

La noticia del reprochable hecho llegó a oídos de sus seres queridos gracias a un vecino que la reconoció cuando pasaba de camino hacia su trabajo. El hombre les mencionó que habían asesinado a Mayerly.

¿Quién era Mayerly?

La víctima era una mujer de 29 años, madre de un niño menor de edad, que no estaba bajo su custodia precisamente porque no tenía la capacidad de criarlo por un problema mental que se le había desarrollado cuando ella tenía 19 años de edad.

Hace 10 años, tiempos en que iniciaba su juventud siendo una mujer muy bella, sufrió un acontecimiento que la marcó para siempre. Pues una noche como la de cualquier joven salió con una amiga a un bar donde cambió el rumbo de su vida.

Fue precisamente en Pitalito, donde para aquella época en medio de tragos, le suministraron un extraño bebedizo que acabó con su cordura. Desde ese momento y por muchos años, su familia batalló por buscarle una cura, sin embargo, nunca logró tener una estabilidad mental que le permitiera llevar una vida normal.

Pese a que estuvo recluida en un centro para enfermos mentales, de allí se escapaba. Los médicos luego de muchos intentos por estabilizarla desestimaron toda posibilidad de encontrarle una cura.

Su difícil condición

Aunque tuvo temporadas en que permanecía bien, volvía a recaer y se extraviaba de la casa. Sus seres queridos por supuesto la salían a buscar, pero no todas las veces daban con su paradero por lo que pasaban días sin tener conocimiento de dónde permanecía.

Últimamente había estado conviviendo con sus padres, dos ancianos de 89 años y 61 años, de escasos recursos y un hermano en el barrio San Bernardo en la comuna Diez de Neiva. Allí había sido vista hace algunos días en enero antes que volviera a deambular.

Nunca fue considerada una habitante de calle, tampoco su familia tuvo conocimiento que fuera consumidora de sustancias psicoactivas. Su único problema era el de la cabeza.

Azucena Ipúz, hermana por parte de papá, de la víctima, en diálogo con LA NACIÓN, detalló. “Ella hablaba sola, no trabajaba por su problema y dependía de los papás, pero cuando estaba en la casa le ayudaba a la mamá en los oficios del hogar, yo estuve en enero allá y ella ya se había ido”.

No tenía amenazas

Su hermana además afirmó, que Mayerly, nunca tuvo un comportamiento agresivo. “Ella salía y era risueña, cuando escuchaba música paraba y se ponía a bailar porque le gustaba mucho”.

Jamás había recibido una amenaza, ni muchos menos habían escuchado que tuviera problemas en la calle, por lo que es extraño saber cuál fue el motivo del homicidio.

Atroz crimen

Doña Azucena, se enteró del crimen de Mayerly, luego de que su otra hermana entre las 10:00 y 11:00 de la mañana la llamara para avisarle. “Me dijo que un vecino de ellos que trabaja como palero, había visto la multitud de gente pasando el Puente Santander y se había arrimado y vio el cuerpo y la reconoció, entonces les llevó la razón a ellos y me llamaron a mí”, indicó.

Cuando sus allegados quisieron ir, ya habían realizado el levantamiento del cadáver que había sido llevado al Instituto de Medicina Legal. Es de precisar que el cuadrante de la Policía Metropolitana de Neiva, recibió la alerta sobre las 06:30 de la mañana de aquel domingo.

“La central de radio reportó una persona tendida en la ruta 43, vía Neiva – Palermo, al parecer herida, por lo que nos dirigimos al lugar donde efectivamente evidenciamos a una femenina de contextura delgada parcialmente desnuda, que vestía una blusa fucsia, un short rojo, sin zapatos, sin signos vitales y con señales de violencia. Presentaba dos lesiones ocasionadas con arma cortopunzante en la parte de la espalda y otra en el cuello” manifestó un vocero de la Policía.

Así la hallaron

Sobre el macabro hallazgo sus seres queridos añadieron, “dicen que le habían pegado golpes en la cabeza, no sé si dos o tres puñaladas en la espalda, la violaron, en la foto que vimos está toda ensangrentada, la hallaron con la ropa interior a la rodilla, parece que le cortaron el cuello y que forcejeó porque tiene morados en las muñecas de sus manos”.

El coronel Alexander Castillo, explicó que la investigación tiene una vocación de éxito, “en este momento tenemos un avance investigativo importante a partir de entrevistas que nos van a permitir determinar responsables y cómo sucedieron las cosas, ya tendríamos nosotros indicios de quién podría tratarse”.

De la hipótesis del empalamiento y la violación, todo hace parte de los análisis de la reserva investigativa.

Avances de la investigación

En el Consejo de Seguridad que se llevó a cabo ayer por este atroz asesinato, se exhibieron detalles del caso. “Tanto agresora como víctima, al parecer, estaban realizando algunos actos sexuales en esa zona donde fue encontrado el cadáver y precisamente, allí es donde se presenta, al parecer, una riña, según la línea de investigación, fruto de esta pelea surge el apuñalamiento de una de ellas y por eso esta persona pierde la vida. Ya hay una identificación de una mujer, pero goza de reserva hasta que el juez legalice los actos urgentes que se van avanzando de manera prioritaria, en el trascurso de la semana se estará dando un avance importante que va a permitir mostrar un resultado eficaz en el esclarecimiento de este hecho”, aseguró una fuente oficial.

Otra hipótesis

Por su parte la hermana de la hoy fallecido dice que el responsable sería un hombre. “Nos dijeron en la Fiscalía que ya saben quién la mató, están investigando más a fondo, pero ya tienen indicios de quién le hizo el daño a ella y no fue ningún habitante de calle tampoco, nosotros consideramos que no es posible que el homicida haya sido otra mujer, lo que nos dijeron es que allá hay cámaras y parece ser un hombre, no una mujer”, puntualizó.

Piden justicia

El llamado que hace la familia es para que este suceso no quede impune. “Así como le hicieron esto a ella, mañana puede ser otra persona, otra mujer, esto no puede quedar impune, tienen que pagar por lo que hicieron, hoy fue ella, quien sabe quién más puede caer mañana en manos de ese criminal”, concluyó con su voz entrecortada y lágrimas en sus ojos doña Azucena.