La Nación
Nazis criollos 1 29 noviembre, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

Nazis criollos

Jorge Fernando Perdomo

El mas reciente escándalo protagonizado en la Policía Nacional, nada menos, por el Director de la escuela de formación de la institución en Tuluá, donde en un evento de “carácter pedagógico” usaron esvásticas y otros símbolos nazi e inclusive algunos policías fueron disfrazados como el führer del tercer Reich, Adolf Hitler, es un acto premeditado de apología al nazismo o de profunda ignorancia y torpeza.

Sino fuera por la gravedad de los hechos y las consecuencias que se generaron, mereciendo la protesta de los gobiernos de Alemania e Israel, por intermedio de sus embajadas, y un reclamo airado del embajador de Estados Unidos, al manifestar sentirse “consternado y profundamente decepcionado” por lo que fue considerado como un acto sin “ninguna explicación suficiente”, el asunto sería de risa.

¿Acaso no sabía ese Coronel, con un nivel cultural superior y una formación aparentemente suficiente, que la segunda guerra mundial con un costo en vidas de mas de 50 millones de personas, tuvo como proposito central el exterminio de las razas consideradas inferiores para buscar la supremacía de la raza aria?

Que el orden de prioridades del Nazismo, era eliminar primero a los judíos, considerados como “indeseables parásitos” para lo cual implementaron el genocidio en los campos de concentración, pero que la llamada solución final, pasaba por eliminar todos los grupos, razas o pueblos que no se identificaran con esas características innatas de la raza aria, de tal forma que por esa misma masacre pasarían los negros, los indios, los mulatos y criollos que no compartieran la pureza de su patrimonio genético. Y claro no se excluirían “los tontos” como este Coronel de marras.

¿O será que ése Coronel, se cree un digno representante de esa raza, heredero de las mejores cualidades de un Herman Goring, Joseph Goebbels o Heinrich Himmler?

Pero esta situación, desconcertante o rayando en la hilaridad, ha hecho aflorar un problema mucho mas de fondo que hace referencia a la necesidad de una profunda reforma de la institución policial, como a hoy esta abierto el debate.

Necesitamos una policía transparente y diligente, mas cercana a la ciudadanía, competente y capaz de controlar la criminalidad, comprometida con los derechos humanos.

Pero necesitamos garantizar que la reforma no tenga como propósito debilitar la institución, ni se acepte como premisa el desprecio que se evidencia en algunas orillas extremas.