La Nación
“Necesitamos derrotar al viejo poder” 1 12 abril, 2021
ALDETALLE Entrevista

“Necesitamos derrotar al viejo poder”

Durante su visita al Huila el exsenador y exgobernador de Nariño, Camilo Romero, habló con LA NACIÓN sobre su precandidatura presidencial, afirmó que representa un cambio para el país y que no es una carta guardada de nadie.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

Editorgeneral@lanacion.com.co

 

El precandidato presidencial del partido Alianza Verde, Camilo Romero, Magíster en Estudios Políticos, durante su visita al Huila este fin de semana, habló con LA NACIÓN sobre su aspiración; reiteró que quiere construir un gobierno con la ciudadanía, dijo que el momento de Sergio Fajardo ya pasó y se refirió a temas cruciales para el país.

¿Cómo le fue en su visita al Huila? ¿cómo se sintió?

Muy contento de verdad. Llegamos al Huila no solo porque empezamos a recorrer el país en esta primera gira para reconocer el territorio, las problemáticas de la ciudadanía, sino porque hemos sentido un ambiente positivo para una posibilidad de cambio en Colombia. En esa medida quiero agradecerles a tantos hombres y mujeres, líderes, lideresas, concejales, concejalas, diputados y ediles, sobre todo a esa ciudadanía independiente que ha tomado una decisión de cambio.

¿Qué les está proponiendo a los colombianos?

Un propósito fundamental. Cuando digo esto, es que estamos dispuestos a hablar más de propósitos que de personalismos, un propósito fundamental que debe ser concretar la decisión de cambio de la ciudadanía, que significa derrotar el viejo poder hoy representado por Iván Duque, un tipo joven que gobierna para el viejo país. Tenemos que hacerlo con contundencia democrática, pacífica; creo que el propósito fundamental es comprender que quienes han generado esta crisis del país, que además se lucran de esa crisis, no son quienes nos van a sacar de la crisis.

Es evidente que la voluntad política de quienes hoy gobiernan se traduce en una lógica de poder que he venido señalando hace muchos años, favorecer a los favorecidos y joder a los jodidos, demostrado en temas como la Reforma Tributaria, un impuesto al valor agregado para que pague el mismo impuesto alguien que tiene muchos recursos y alguien que no tiene nada de recursos, y ya metidos en la canasta básica familiar. Es decir, es una agresión al pueblo colombiano, creo que es la demostración justamente de la indolencia de quienes gobiernan, de la burbuja en la que viven, de lo distantes que sienten a la ciudadanía.

En serio después de una pandemia y de soportar este virus del COVID-19, de soportar el virus de un mal gobierno como el de Duque, se les ocurre una Reforma Tributaria para sacarle dinero a la gente, cuando estamos esperando es que se decida una Renta Básica para que los colombianos más humildes puedan tener tres platos de comida en la mesa.

El país, los colombianos, ¿están preparados para ese momento que usted plantea?

Sabe qué siento y qué creo, que el país, la ciudadanía, está dispuesta a un cambio, pero tampoco está dispuesta a firmar un cheque en blanco sin saber qué ocurrirá. La ciudadanía quiere garantía de cambio y un cambio con garantías, entonces estamos hablando con la ciudadanía para ello, para construir con certeza un cambio. Necesitamos derrotar al viejo poder.

A su juicio ¿cuáles son los grandes males del país?

Para mí el mayor problema lo podríamos sintetizar en lo que hemos dado a conocer también como una clase política tradicional, que tiene el talante de la mirada por encima del hombro de los ciudadanos y ciudadanas del común, creo que el mayor problema que tiene Colombia es una clase dirigente sin civilidad, sin carácter ciudadano, que ha hecho todo para el beneficio de unos pocos, eso es evidente y es lo que hay que derrotar en las urnas.

El tema del que diga Uribe y Petro, ¿cómo ve ese panorama que pintan de cara a las elecciones de 2022?

A mí me aterra que intenten ponernos la misma foto de 2018 para unas nuevas elecciones, para una nueva democracia y para una nueva ciudadanía que está cada vez más atenta de lo público, de lo político. Pienso que se equivocan quienes creen en una mirada lateral, casi que, en el relato del Muro de Berlín, de izquierda y derecha, dividir a la sociedad colombiana y punto. Creo que hay que salir de ese viejo esquema y ser capaces de plantear una diversidad política en Colombia, nos parece más que necesario.

En nuestro caso, un ejercicio de innovación política que es lo que hemos hecho a lo largo de nuestra vida, pasando por el Senado y por una Gobernación, lo hemos hecho con contundencia, sin entregarnos al viejo poder, simplemente representando a la ciudadanía.

¿Qué cuentas hace para abrirse paso en la carrera presidencial?

Siento una ciudadanía agotada, aburrida de la misma foto del 2018 y que busca un escenario distinto, siempre hemos hecho acción política desde la irreverencia, desde la representación de la ciudadanía y nos ha dado resultado. Hoy sentimos una ciudadanía que en cada lugar donde vamos está dispuesta a recibirnos y creo que ese es el escenario que nosotros vemos más que las cuentas que tenemos.

¿Cómo se vería enfrentándose a Sergio Fajardo?

Yo creo que el debate debe ser fraterno, respetuoso, pero debe ser también con la claridad de señalar diferencias. Nosotros creemos que ha pasado el momento de Sergio, que el momento del país es de carácter, criterio, decisión, de enfrentar ese viejo poder, creo que esas diferencias son necesarias en términos democráticos.

Le pregunto por temas claves del país, ¿cómo acabar con las disidencias de las Farc?

El problema de la violencia en Colombia parte de una realidad dura, difícil, de los territorios abandonados. La única alternativa que tenemos para resolver el conflicto, para avanzar hacia la paz, tiene que ver con cinco palabras, presencia integral del Estado en los territorios, sino esto no pasa, hay poblaciones a merced y bajo el sometimiento de las organizaciones ilegales. Nosotros tenemos que entender que hay un debate de fondo en el país, democracia o delincuencia, institucionalidad o criminalidad.

“Necesitamos derrotar al viejo poder” 7 12 abril, 2021
El exgobernador Camilo Romero visitó LA NACIÓN y habló con el editor general, Jesús Antonio Rojas Serrano.

¿Qué sigue pensando del uso del glifosato para la erradicación de los cultivos ilícitos?

Es una torpeza. Creo que el pueblo colombiano no puede dejarse tomar por bobo, bajo esa insistencia de los gobiernos desde hace años.

Es decir, fumigar nuestro campo, nuestro territorio, envenenar el agua, un atentado contra la vida desde la institucionalidad, que debería estar al cuidado de la vida, no puede compararse con la criminalidad que usa químicos, que hace daños ambientales… creo que el glifosato no es la alterativa y si fuese la alternativa, lo que hay que fumigar es la Casa de Nariño, porque allí está concentrada una lógica de poder aliada del narcotráfico en Colombia.

¿Cómo ve la justicia en el país?

Creo que necesitamos una reforma pero que tenga un corazón, es que la Rama Judicial en Colombia debe estar para la administración de justicia, no dedicada a los enlaces subterráneos. Necesita autonomía, recursos, hay países donde hay unos recursos destinados y aquí dependemos de cómo nos vaya. Pienso que es importante en dos criterios una reforma a la justicia, que garantice legitimidad y confianza de la ciudadanía, recursos, por un lado, y dos, que tenga la esencia de administración de justicia.

¿Cómo recuperar la economía colombiana tras esta crisis por la pandemia?

En este punto sí que nos toca señalar que es momento de pensarnos una economía circular, sostenible, verde en nuestros términos. La economía verde es la que entiende que no podemos seguir a este ritmo de crecimiento económico en el mundo para el beneficio del 1% de la población mientras creamos semejantes niveles de desigualdad.

No podemos seguir creyendo que lo que se requiere es simplemente recuperar el crecimiento económico, nosotros creemos en una economía que esté al servicio de la ciudadanía, cada vez más fuerte, pero si usted ve, en algo que han fracasado estos gobiernos, es en ser capaces de tener una economía pujante. Creo que es urgente y necesario plantearnos ante el hambre y la necesidad de millones de colombianos una renta básica, pero que además se entienda que no va a ser con una lógica asistencialista.

¿Cuál es su mensaje para todos los huilenses?

Que entendamos que estamos en una crisis generada por unos actores políticos que son los únicos que se benefician por esa crisis. Que llegó el momento de la ciudadanía, esto se enfrenta con democracia y en las urnas, no podemos seguir bajo el manto del miedo por el cambio, de que es mejor malo conocido que bueno por conocer, eso es lo que hay que acabar en el país. Hoy le decimos al departamento del Huila, acompáñenos a construir esa garantía de cambio para Colombia.