La Nación
“Necesitamos más policías, tecnología y movilidad” 1 21 septiembre, 2021
Entrevista

“Necesitamos más policías, tecnología y movilidad”

El presidente de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, Julio César Triana, anuncia que llamará a cuentas a los ministros del Interior y Defensa y al director de la Policía por la ola de homicidios y asaltos que vive el Huila. “Esto no es percepción, es una epidemia de inseguridad, que debe ser atendida por el Gobierno Nacional”, advierte.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

En medio de la ola de homicidios y atracos a mano armada que vive Neiva y varios municipios del Huila, el presidente de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, Julio César Triana Quintero, anuncia que citará a debate de control político a los ministros del Interior y de Defensa y al director nacional de la Policía, el general Jorge Luis Vargas.

Con cifras en mano, el dirigente político advierte que la inseguridad dejó hace rato de ser un asunto de percepción.

En este diálogo con LA NACIÓN, Triana Quintero habla además sobre la reciente decisión de la Corte Constitucional de tumbar la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños y de cómo va la conformación de la lista de Cambio Radical a la Cámara de Representantes, entre otros temas.

La inseguridad es hoy el mayor problema de los colombianos, ¿Qué análisis tiene a lo que está pasando?

Hay una serie de factores que tenemos que analizar en materia de seguridad. Lo primero que hay que decir es que la seguridad es un derecho para los colombianos, como lo es la educación, la salud o la libre circulación. Es evidente que el país está pasando de una guerra en la ruralidad –la famosa guerra de guerrillas con fusiles de largo alcance y el narcotráfico—a una guerra en las ciudades. Por eso, he venido llamando la atención en el Congreso y la Comisión Primera sobre la necesidad de que el Gobierno Nacional entienda que la seguridad ciudadana no es solamente para las grandes ciudades, sino que también lo es para las ciudades intermedias como Neiva, en donde, por ejemplo, de enero a julio de 2020 se registraron 35 homicidios, y de enero a julio de este año, ocurrieron 59 homicidios. El crecimiento es notable. En materia de hurtos a las personas que circulan en nuestra ciudad, se registraron de enero a julio de 2020 1.400 hurtos, y de enero a julio del presente año se reportaron 1.630 hurtos. De tal suerte, necesitamos que la seguridad ciudadana no sea un privilegio sólo para las grandes ciudades sino privilegio para ciudades intermedias. Por eso, quiero anunciarlo en esta entrevista: vamos a hacer un debate de control político y citaremos a los ministros del Interior y de Defensa y al director nacional de la Policía para que nos cuenten cuáles son las medidas especiales que van a tomar en Neiva, Pitalito, Garzón, La Plata y todos los municipios. Necesitamos un pie de fuerza mayor, más tecnología y movilidad. No podemos seguir siendo ni el blanco ni el escampadero de pequeñas bandas criminales. Espero que el debate lo pueda realizar con la Comisión Primera en Neiva.

En ese orden de ideas, ¿Queda descartado por completo que la inseguridad dejó hace rato de ser un asunto de pura percepción?

Hay que ser realistas: la inseguridad se está apoderando no solamente de Neiva sino de todas las ciudades intermedias. También en las ciudades grandes. Lo que ocurre es que el Gobierno Nacional comete un gran error: le hace acompañamiento a los Alcaldes de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla o Cartagena, pero se olvida que los Alcaldes de las ciudades intermedias o pequeñas también tienen que responderle como jefes de Policía en materia de seguridad a sus ciudadanos. Es un tema de vital importancia con el cual no podemos engañarnos. Tenemos que mirarnos al espejo con la realidad. No es percepción que a un estudiante de medicina lo asesinen en el oriente de Neiva; no es percepción que a las mujeres les da miedo andar con un bolso o un celular en las principales calles de la capital huilense; no es percepción que hay más de 1.600 casos de hurtos en un semestre. Esto no es percepción, es una epidemia de inseguridad, que debe ser atendida por el Gobierno Nacional, pero también con el compromiso de las Administraciones Municipales para disponer presupuesto, estrategias, dirección y mando de la Fuerza Pública para materializar hechos concretos en favor de la ciudadanía.

Además de mayor pie de fuerza de la Policía, ¿Con qué otras medidas se pueden combatir la inseguridad?

En el año 2012, tuve el honor de ser secretario de Gobierno del Huila y con la entonces gobernadora Cielo González Villa, decidimos destinar recursos de regalías –nunca se había hecho en la historia del departamento—para dotar de movilidad a la Fuerza Pública. Pregunto hoy: Cuántos cuadrantes tiene Neiva, qué tantas cuadras tienen ahora que cubrir y qué tipo de movilidad tienen los policías. Otro asunto importante para combatir la inseguridad: tecnología. Las cámaras de seguridad facilitan la identificación de los delincuentes. En las ciudades con alta tecnología, hay numerosas cámaras de seguridad con sitios de monitoreo. Como están las cosas, en Neiva, necesitamos salas de seguimiento, en donde tengamos policías con pantallas monitoreando todas las cámaras de seguridad.

El Gobierno Nacional está anunciando que ante la ola de inseguridad está preparando un proyecto de ley que busca controlar factores como la reincidencia, el uso de armas traumáticas o de fogueo y las agresiones a servidores públicos, ¿Son suficientes estas medidas?

En la Comisión Primera, tenemos ya un proyecto de ley que presentaron miembros de los partidos Conservador y Centro Democrático en materia de seguridad ciudadana. Pero, creemos que es un proyecto que se queda corto y que hay que unificarlo con ese proyecto que ha anunciado el Gobierno. El proyecto tiene que ser mucho más ambicioso. Necesitamos endurecer penas. Esto suena a populismo punitivo, pero hay que corregir que los delincuentes cometan un delito y al poco tiempo tengan casa por cárcel. Vamos a tener que hacer una revisión juiciosa de los tipos penales para endurecer la pena y blindar la captura de aquellos delincuentes que se han denominado reincidentes en los mal llamado delitos menores, que ya no son menores, sino que son graves y permanentes.

Frente al debate de control político que está anunciando, ¿Qué esperaría al final de esa jornada?

Con el debate espero que se logre atención, a través de inversión por parte del Ministerio del Interior para tecnología y movilidad para la Fuerza Pública, y que el director nacional de la Policía se comprometa a hacer un mayor esfuerzo en el fortalecimiento de la Policía Metropolitana de Neiva y de Distritos de Policía como los de La Plata y Garzón que se han venido quedando cortos en número de hombres frente a las necesidades permanentes que se tienen.

Le pregunto ahora por otros temas. ¿Qué sensación le quedó luego de la decisión de la Corte Constitucional de tumbar la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños?

Yo firmé ese proyecto como autor y lo volvería a firmar las veces que fuera necesario. Yo soy padre de familia, tengo dos hijos –una niña de 13 años y un niño de 9 años—y no puede ser posible que en este país los violadores y asesinos de niños sean reincidentes. Lamentablemente, existen subrogados penales que les permiten a estos violadores disminuir la pena o salir de permiso. La cadena perpetua es una medida extrema y respeto mucho el pronunciamiento de la Corte Constitucional, pero también es mi deber sobreponer ante cualquier posición política el interés de un padre de a pie. Y como un padre de a pie volvería a firmar cualquier proyecto que tenga que ver con endurecer las penas y blindar de cualquier subrogado o ventaja penal a todos los asesinos y violadores de niños en Colombia.

Pero, la Corte dijo que una pena de cadena perpetua podría ser un tema cruel, inhumano y degradante, ¿Qué opina?

Yo creo que no hay nada más inhumano, cruel y degradante que violen o asesinen a un niño, y no hay nada más inhumano, cruel y degradante que esos violadores y asesinos salgan de las cárceles con subrogados penales y reincidan. Yo creo que eso es superior a cualquier análisis que como abogado o que como colombiano podamos hacer.

¿Y en el Congreso se van a quedar de brazos cruzados tras la decisión de la Corte?

Estamos con un grupo de colegas revisando la posibilidad de presentar un nuevo proyecto. Hay que hacer un análisis normativo para que desaparezca en Colombia todo lo que tenga que ver con subrogados o beneficios penales para esta clase de monstruos en la sociedad. Insistiremos. Y si no se puede una reforma constitucional, pudiéramos pensar en una reforma al Código Penal en todo lo que tiene que ver con delitos contra menores.

¿No teme que al seguir insistiendo en la cadena perpetua, lo sigan tildando de populista?

Es cierto, nos han dicho populistas todo el tiempo. Por las redes sociales, nos han dicho que somos populistas y que este proyecto es con fines electorales. Por eso, he planteado que trabajemos en un nuevo proyecto que sea presentado tan pronto pasen las elecciones de marzo para que nada tenga que ver con el proceso electoral. Estas son luchas en las que uno se siente orgulloso que le digan populista. Estas son luchas en las que yo prefiero que me digan populista o politiquero, a que algún día mis hijos o el hijo de cualquier amigo me cuestionen y yo no tenga los argumentos.

Hoy ya todo el país está hablando de política y políticos. ¿Qué opina de la lluvia de aspirantes presidenciales?

El país tiene hoy 40 candidatos a la Presidencia de todos los colores, sabores, estilos y posiciones ideológicas. Lo que debe buscar el país es definir cuál es la ruta que le conviene: si la ruta de la izquierda tirada al populismo con propuestas irresponsables, o la ruta de un centro-derecha que permita una construcción atendiendo causas sociales y ocupándonos de combatir la pobreza. Nosotros como Cambio Radical no hemos tomado ninguna decisión, no tenemos candidato aún. Vamos a esperar que se aclare un poco el panorama en materia presidencial.

¿Cómo va la conformación en el Huila de la lista de Cambio Radical a la Cámara de Representantes?

Nuestro partido quiere presentarle al Huila una lista a la Cámara con nuevos talentos, con líderes que representen el reclamo social de los huilenses y de los colombianos. En el sur del departamento, se están poniendo de acuerdo tres dirigentes muy importantes: Yider Luna, quien aspiró a la Alcaldía de Pitalito con un resultado superior a los 14.000 votos; Wilfred Trujillo, quien aspiró a la Asamblea con un resultado superior a los 10.000 votos; y el exsecretario de Agricultura y exalcalde de Saladoblanco Ricardo Villarreal. Ellos tres elegirán un nombre y será respaldado por ese equipo en el sur para consolidar un nuevo liderazgo en esa zona del departamento. En el centro del Huila, hay también una oferta muy interesante: está Jhon Jairo Trujillo, líder estudiantil del municipio de El Agrado, que ha luchado contra los abusos de El Quimbo y quien jugó un papel importante en la campaña pasada de Mateo Trujillo a la Cámara de Representantes; está el reconocido periodista Amín Losada, quien ha sido diputado, presidente del Concejo de Garzón y alcalde de Altamira; está el exgerente del Hospital de Garzón Néstor Jalil Monroy y la exalcaldesa de Guadalupe, María del Socorro Díaz, quien se ha consolidado como una de las mujeres de mayor liderazgo en el centro del Huila. En Neiva, se ha venido conversando con tres mujeres, una de ellas una importante dirigente del sector empresarial; la otra representante del sector de la salud y otra de ellas con una trayectoria en el sector de la educación. Para nosotros sería un honor que una de estas tres mujeres representando estos sectores sociales importantes, nos acompañe en la lista. Será una lista que presentaremos a mediados del mes de octubre y se inscribirá los primeros días de noviembre.

¿Por qué aspirará nuevamente a la Cámara?

Voy a presentar mi nombre nuevamente. Estuve considerando no hacerlo. Hace seis meses tomamos la decisión de volver a presentarme. Creo que he hecho una labor responsable en la Cámara, he representado a mis paisanos con amor por esta tierra, con dedicación. Sin duda alguna, se quedan cosas por hacer, pero considero que hemos hecho una labor con la que podemos mirar a los huilenses a los ojos y con la convicción de que no hemos parado de trabajar por el Huila. A nosotros no nos ha dado miedo hablar por el Huila y lo vamos a seguir haciendo. Queremos seguir siendo la voz del Huila en el Congreso de la República.