La Nación
“Nosotros vamos creciendo rápidamente” 1 17 abril, 2024
ENTREVISTA

“Nosotros vamos creciendo rápidamente”

El candidato a la Alcaldía de Neiva, Héctor Javier Osorio, analiza su segundo lugar en la reciente encuesta publicada por LA NACIÓN. Dice que “el celular no deja de sonar” y que su fortaleza es la “experiencia y resultados como administrador”. De German Casagua, advierte que tiene “una cantidad de gente” a su alrededor que “no están gratis”.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

El exalcalde, Héctor Javier Osorio, fue una de las grandes sorpresas de la reciente encuesta del Centro Nacional de Consultoría para LA NACIÓN sobre intención de voto a la Alcaldía de Neiva. Osorio Botello, con el aval del Partido Nuevo Liberalismo, salió segundo en la medición, a 30 puntos de German Casagua.

Para el exmandatario, los neivanos lo recuerdan porque hizo “una muy buena alcaldía con cero corrupción”.

¿Cómo recibió los resultados de la más reciente encuesta del Centro Nacional de Consultoría para LA NACIÓN en la que usted aparece de segundo en la carrera por la Alcaldía de Neiva?

Con optimismo. Las encuestas son fotos del momento. En menos de tres meses de anunciar la candidatura y ya estamos de segundo. Vamos subiendo exponencialmente. Está calando en los neivanos nuestra propuesta orientada al buen gobierno, sin odios, sin persecuciones y con grandes resultados. Ya lo hicimos como alcalde. Si miramos la historia electoral al final se decide entre dos candidatos. Seguiremos creciendo.

¿Qué representa ese segundo lugar? ¿En qué cambian las cosas?

Con base en campañas anteriores ese segundo lugar tendrá efectos en la percepción y motivación ciudadana como en la definición de adhesiones. El electorado común y el analista se inclinarán por dos opciones mayoritariamente. Yo estoy con más respaldo hoy que hace una semana. El celular no deja de sonar.

¿Está dispuesto a reunirse con otros candidatos para buscar que se le sumen?

Claro que sí. Es la esencia de la dinámica electoral. Lo hemos hecho. Con respeto a ellos y sus equipos. Viendo las mejores opciones ante el electorado y también sobre la base de ejecutar un programa de gobierno transparente orientado a enfrentar las líneas rojas de ingobernabilidad que hoy tiene Neiva: inseguridad, pésima conectividad vial, déficit habitacional, ingresos y oportunidades para la gente, desaparición de la cultura ciudadana y la brecha campo-ciudad.

Pero, es posible alcanzar a Germán Casagua, quien está cómodo en el primer lugar con el 39%?

Hace cuatro años las encuestas daban ganador a la Gobernación del Huila a Carlos Ramiro Chávarro. Y ganó lejos Luis Enrique Dussán. Lo invito a que usted mire las encuestas realizadas por ustedes mismos. Hoy, ¿quién va creciendo rápidamente? Siento que nosotros. Y esa será la tendencia. No lo dudo. Hasta hace unos días las encuestas reflejaban una campaña gorkismo-antigorkismo. Eso está cambiando. El 29 de octubre la gente se decidirá por un buen alcalde para una ciudad en crisis.

En la encuesta usted también aparece con un buen porcentaje de personas que lo conocen, ¿a qué lo atribuye?

Hice una muy buena alcaldía con cero corrupción. Nos ganamos un reconocimiento nacional como buen alcalde en el país por el programa de terminación de obras inconclusas de alcaldes anteriores, que me lo dieron en Cartagena. Mucha gente recuerda que nosotros fuimos quienes más avenidas construyó, que más hospitales entregó, que más vivienda de interés social cofinanció. Que entregó el mayor arte en el espacio público, asumiendo la descentralización educativa privilegiando los derechos de la comunidad educativa. En los últimos 30 años la deuda pública más baja fue la de mi gobierno. La Usco en su momento evaluó planes de desarrollo encontrando que el nuestro tuvo la mayor eficiencia administrativa con el menor número de conflictos sociales en la ciudad. Soy un convencido que se puede gobernar bien, y la gente nos lo reconoce.

¿Qué diferencia hay entre usted y German Casagua?

Puntos de gobernabilidad claves. Experiencia y resultados como administrador, más un conocimiento amplio en la gestión pública. Es una realidad inocultable que German tiene una cantidad de gente acompañándolo que medra alrededor de la burocracia esperando beneficiarse de su gobierno. No están gratis. Y lo van a presionar para que cumpla. Así él no lo quiera, eso pasará. Lo mismo que ocurre con Gorky. Eso disparará los gastos de funcionamiento. Ello implicará dejar de invertir en el desarrollo de la ciudad. Por último, tengan la seguridad los votantes que el próximo alcalde, para resolver los graves problemas que tenemos, debe ser un gran gestionador de recursos de cofinanciación a nivel nacional. Y en eso nos movemos como pez en el agua.

¿Qué opina de candidatos como Jorge Andrés Géchem y Amín Losada?

Ellos se lanzaron para querer ganar la Alcaldía. Me parece acertado que así sea. Y en eso están trabajando. Con ahínco. De no ser posible, para hacer un propósito de salvar la ciudad mirarían otros escenarios en esta recta final. No están pensando en hacer parte de una cadena para ser segundos o terceros en lista de espera. Son conscientes que eso le ha hecho un mal a la ciudad.

Hay algunos sectores de izquierda que se están sumando a usted, ¿no teme, dado que ellos representan hoy el gobierno de Gustavo Petro, que estos apoyos le resten?

Hasta esta entrevista no han tomado decisiones sus voceros. La izquierda no estará unida seguramente ni en Gobernación ni en Alcaldía. El partido independiente del alcalde de Medellín, cercano al presidente Petro, con listas en Neiva, no está con nosotros. Si hay un buen ambiente mayoritario en sectores progresistas por nuestras propuestas de buen gobierno con transparencia, o de apoyo a sus posturas demócratas e incluyentes en lo social. Por eso la decisión de los seguidores cercanos del Dr. Paulino Galindo, o académicos, o mujeres lideresas, o gestores del cooperativismo. Su representante a la Cámara, la profesora Leyla, quien es una mujer estudiosa, ambientalista, comprometida en lo social, que se preocupa por su ciudad, quiere un alcalde que rescate la credibilidad en las instituciones. No podemos ser hipócritas. El alcalde o gobernador entrante necesitará muchísimo del gobierno nacional. El proyecto social del Plan Nacional de Desarrollo es definitivo para Neiva para lograr bajar la pobreza creciente al posibilitar cofinanciar con grandes recursos los sectores de educación, salud, empleo juvenil y disminuir la brecha con el campo. Entre otras cosas, eso asegurará recursos para enfrentar los gravísimos problemas de desfinanciación de movilidad, seguridad y vivienda de interés social que tenemos. Seré un alcalde para todos los neivanos.

“Nosotros vamos creciendo rápidamente” 7 17 abril, 2024
El exalcalde Héctor Javier Osorio en la entrevista con el editor general de LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

A partir de la encuesta, las reuniones y los recorridos que está haciendo por barrios, comunas y corregimientos, ¿qué cuentas está haciendo?

Aterrizadas. Muy aterrizadas. Con agenda full. Vea la aceptación en nuestras redes. La historia, – y yo soy historiador -, nos enseña que la recta final será muy diferente. Masivamente el voto de opinión saldrá a votar como nunca antes. Será histórica la votación. Neiva elegirá el más preparado en propuestas realizables. Nuestro reto es que más ciudadanos conozcan que sí se puede gobernar bien y que nosotros así lo hicimos y lo volveremos hacer.

A juicio suyo, ¿cuáles son los tres grandes problemas que tiene la ciudad de Neiva?

La pone difícil. Cada neivano tiene su ventana. Pero la respondo con base en tres variables, una, la percepción ciudadana, dos, en que ellas afectan y agrava otras problemáticas, y tres, por qué su solución implica una gran gestión de cofinanciación de recursos financieros del orden regional y nacional: son, en primer lugar, la congestión vial, segundo, la creciente inseguridad, y tercero, la ausencia de financiación de ejecución masiva de programas de vivienda de interés social, –para un déficit cercano a las 8 mil viviendas–, que dinamicen la economía local con ingresos y efectos para 34 sectores más de la economía.

¿Qué plantea en materia vial?

Hemos propuesto ejecutar el segundo Plan de Alta Prioridad Vial de Conectividad para la ciudad. Nosotros hicimos el primero en mi alcaldía, donde terminamos y construimos 11 de las más grandes avenidas de la ciudad: Alberto Galindo, avenida 64, 6W, autopista Inés García de Durán, doble calzada al sur, avenida vía a El Caguán, avenida Las Américas, Las Palmas, Calle 8, avenida 16, segunda fase de la avenida La Toma, entre otras. Hoy de no actuar rápidamente nos gastaremos 50 minutos del centro de la ciudad al cualquier punto extremo en año y medio en horas no pico. Gravísimo. Nuestro segundo plan implica construir o continuar obras viales como la 6W, una vía alterna al sector de El Tesoro, la Circunvalar de Oriente, la tercera fase de La Toma, la prolongación de la calle 6 hacia el oriente, el intercambiador de la rotonda de Unicentro, entre otras, manteniendo óptima la malla vial. Eso vale $650 mil millones la fase crítica. Proponemos una bolsa desde el primer año con recortes de funcionamiento en contratación y destino de mayor recaudo de recursos propios que apalanque un flujo financiero de $120 mil millones para cofinanciación entre los niveles del Estado.

Concretamente, ¿qué haría en seguridad?

Hay en Neiva unas estructuras criminales muy organizadas que se deben atacar con el mejoramiento de las estrategias de inteligencia que es deficiente para ciudades capitales. El alcalde debe tener mucho liderazgo. Debe ser jefe de Policía y jefe de la Policía. El observatorio del delito no debe ser un inventario de los puntos de mayor criminalidad sino también una trazabilidad de los victimarios. Una política eficiente debe orientarse a tres puntos estratégicos: uno, prevenir el delito atacando pobreza y desempleo con la focalización del gasto público municipal, dos, una capacidad de respuesta al crimen cometido; en mi gobierno implementamos las cámaras de seguridad, pero obsoletas frente a las nuevas tecnologías de precisión en reconocimiento facial; con los dineros del fondo apoyaremos al sector comercial y barrial para que innove en cámaras y otras tecnologías, pasando de menos de 200 cámaras inservibles a más de 1.000 en toda la ciudad, entre otras decisiones; y tres, seguimiento en la discusión de la política criminal, que se debate nacionalmente, especialmente en lo atinente a la reincidencia del delito y el papel resocializador de las penas en las cárceles. Necesitamos construir capital social para combatir la corrupción y la criminalidad.

 ¿Y en vivienda qué propone?

Nosotros financiamos la construcción del mayor número de barrios. Vamos a ejecutar nuevamente una gran alianza estratégica entre sector privado, organizaciones populares de vivienda y el sector gubernamental para vivienda cuantitativa y cualitativa. Tengo la voluntad política y de gestión para hacerlo. Necesitamos 2.500 viviendas en el cuatrienio para quienes no tienen capacidad de pago o lo tienen muy limitado. El sector privado también debe asumir su responsabilidad con el apoyo gubernamental. Para eso, hay que tener un liderazgo en la Federación de Municipios que integre a estos sectores en la ejecución y ajustes de la política nacional y territorial. Sí se puede gobernar bien.

Gorky Muñoz convirtió a la Alcaldía en un gran generador de puestos de trabajo, ¿hizo bien?

Para nada. Eso recortó recursos para una dinámica productiva en empleo como la vivienda, o la ejecución de más cofinanciación en programas sociales que generan ingresos a personas de sectores desfavorecidos. Con el tiempo se arrepentirá de haberlo hecho.

¿Cuál es su compromiso frente a dos obras puntuales: el estadio Plazas Alcid y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR?

El estadio hará parte del programa de terminación de obras inconclusas. El apoyo de la Contraloría General de la República lo facilita. La PTAR será una realidad. Está específicamente incluida en el Plan Nacional de Desarrollo. Se necesita capacidad de gestión y voluntad total de cofinanciación que la tiene con nosotros. Para bien de Neiva, esperemos que Gorky Muñoz antes que termine su mandato, avance rápidamente. El tiempo va corriendo.

Usted es el único alcalde que en Neiva quiere repetir, ¿qué tanto ha cambiado la ciudad en todos estos años?

Muchísimo. Debió consolidarse como la capital de la región surcolombiana. Eso se perdió. La ciudad se está pauperizando, con un grave deterioro social y de infraestructura. El reto es tener nuevamente credibilidad ciudadana en la institucionalidad local. Y no es poca cosa. Es con gestión, trayectoria y transparencia. Yo sé dónde están los recursos y cómo invertirlos bien. Con Héctor Javier Osorio, el municipio queda en buenas manos. No podemos volvernos a equivocar.