La Nación
Nuevo obispo del Caguán, abierto al diálogo con grupos al margen de la ley 1 18 julio, 2024
HUILA

Nuevo obispo del Caguán, abierto al diálogo con grupos al margen de la ley

En entrevista con LA NACIÓN, el nuevo obispo de la Diócesis de San Vicente del Caguán, en Caquetá, William Prieto Daza, aseguró que una de sus prioridades es estar abierto al diálogo con todos los sectores, incluidos los grupos alzados en armas en este vecino departamento.

 

El padre William Prieto Daza se desempeñaba como sacerdote en Meta y desde ya se prepara para impulsar la paz en el vecino departamento del Caquetá. El nuevo obispo de la Diócesis de San Vicente del Caguán sabe que esta zona del país enfrenta enormes retos en materia de seguridad.

¿Cómo recibe su designación como obispo de San Vicente del Caguán?

Lo recibo con gratitud hacia Dios, hacia el sumo pontífice, es una sorpresa, nunca me imaginé que me llamara para este ministerio, con algo de susto, yo no conozco la región confiado en la gracia del Señor, que es el que me acompañará.

¿Cuál es su principal reto? 

Ser enviado como pastor de una zona donde ha habido, todos sabemos, conflicto armado y violencia; una zona marginal, comienza ahí también el río amazónico, con muchos desafíos.  Acompañar esta iglesia, que lleva tres años esperando un obispo residencial, un pastor que esté caminando junto a ellos, entonces, en un primer momento será conocer la realidad de la iglesia, de la sociedad civil, el diálogo con las autoridades civiles y ponerme en contexto, pero como todo pastor de nuestra iglesia, ser fuente de paz.

¿Cómo será el proceso de evangelización con los actores armados y la sociedad?

Un proceso de acogida de todos los hijos de Dios, derecha, izquierda, centro, todos los hijos de Dios, llevar la palabra, el alimento que conforta, el que sana corazones, el que restaura heridas, y crea fraternidad, mi aporte será ese: llevar la palabra de Dios y sembrar un granito de arena en ese territorio.

¿Estará siempre abierto al diálogo con grupos alzados armados?

Con todos los hijos de Dios y siempre dispuestos a escuchar, a acoger, a ver un punto en común para el bien de toda la sociedad; debe primar, no los planes personales, sino el bien común de toda esta región.

¿Cuál es el llamado que se hace desde la Iglesia por la paz?

La Iglesia reitera nuevamente la comunión, el dialogo, respetando los puntos de vista diferentes, las perspectivas de mundo de cada uno, que podamos construir un proyecto en común, con las diferencias de riquezas de culturas, de tradiciones, debemos aprovecharla, que eso nos enriquece a todos, lo que debemos buscar son puntos en común y echar para delante todos.

¿Y frente a la polarización política, cuál es su pensamiento?

En medio de estas diferencias y puntos de vista de la realidad de un país, también debemos buscar la comunión, todos somos hijos de una misma patria, todos somos hijos de esta historia que nos une. Colombia es una gran potencia en todo sentido, pero de pronto el egoísmo, el proyecto personal, ha impedido que toda la riqueza y la potencialidad llegue a todos los lugares, tenemos potencial agrícola, hidrocarburo, creo que pensar en el bien común y entre todos poner ese granito de arena para construir una sociedad justa, equilibrada y en paz.

¿Otro llamado fue el fortalecer la familia?

 La familia es célula de la sociedad, es la iglesia doméstica, si tenemos familias unidas, comunidades de amor y de vida en cada núcleo familiar, eso es lo que se refleja en la sociedad, tenemos muchas veces familias heridas, disfuncionales, entonces, por ahí es que hay que empezar un trabajo, restaurando el tejido social desde la familia.

Usted estaba en Restrepo Meta, una zona convulsionada, ¿qué trabajo viene haciendo?

 Actualmente funjo como párroco de Restrepo, en el Santuario de la Inmaculada y como sacerdote he estado vinculado con el diálogo con las autoridades y todas las instancias, las comunidades cristianas y ayudé en la arquidiócesis de Villavicencio como vicario durante cinco años.

Finalmente, ¿cuándo llegará a San Vicente del Caguán?

Dios mediante está programada la toma de posesión en acto litúrgico el miércoles 2 de octubre, pero es posible que en estos días hable con monseñor Omar de Jesús, que es el obispo de Florencia.