La Nación
¡Ojo! Que la pólvora no apague su Navidad 1 24 abril, 2024
NEIVA

¡Ojo! Que la pólvora no apague su Navidad

La Secretaría de Salud de Neiva advirtió que de presentarse un niño quemado por manipulación de pólvora, los padres o cuidadores serán sancionados. Le contamos.

 

Un llamado de atención hizo la secretaria de Salud de Neiva, Lina María Rivas Dussán, a los padres de familias y a la comunidad en general con respecto al uso irresponsable de la pólvora en esta temporada de fin de año.

La funcionaria les recordó a los padres de familia y a los cuidadores, que ellos son los responsables de la atención de los pequeños, por ello si se llegará a presentar algún accidente donde resulte involucrado un niño, los directos responsables serán los adultos a cargo del menor.

“Neiva y todo el país están unidos para evitar que los niños manipulen pólvora, la campaña ha sido permanentemente pero sabemos que el fin de año aumenta el uso indebido de estos elementos explosivos. Les queremos decir a los padres y a la comunidad en general, que la luz y la alegría la encontramos en un niño que no esté quemado, por ello debemos evitar a toda costa que ellos manipulen pólvora”, expresó Rivas Dussán.

La funcionaria hizo especial énfasis en que “los menores no son responsables de sus actos, todos tienen un mayor responsable, que puede ser su padre, madre o el adulto que esté a cargo del niño. Es muy importante que la comunidad conozca que a los niños no se les puede sancionar, pero el adulto sí recibirá las fuertes sanciones que contempla la ley si se llega a comprobar que el niño a su cargo ha sido afectado por la pólvora”.

Red de atención
La Secretaría de Salud tiene activada la red de atención para niños afectados por pólvora en todos los lugares de la ciudad en donde se atienden urgencias.

Es importante aclarar, que en estos centros se realiza la notificación no solo del menor, sino también del adulto a cargo. Es muy importante que si se presenta un caso de quemaduras con pólvora en un niño acudan inmediatamente al centro de urgencias más cercano, el abstenerse de llevarlo, por no registrar al adulto responsable, acarrea aún más problemas, porque no solo estarían enfrentando el descuido con el menor, sino la violación de un derecho aún más fundamental, que es el que el niño tiene derecho a ser atendido oportunamente.

Cualquier ciudadano puede reportar la quemadura de un niño con pólvora a la línea 123, donde al conocer el caso se activará la ruta para su oportuna atención y la defensa de sus derechos.