La Nación
PAE: Oportunidad y calidad 1 23 mayo, 2024
EDITORIAL

PAE: Oportunidad y calidad

Oportunidad y calidad. Estos son los principios básicos que los mandatarios deben tener en cuenta alrededor de la contratación e implementación del Programa de Alimentación Escolar, PAE, que fue establecido para brindar un complemento alimentario a niños, niñas y adolescentes y promover su permanencia en las instituciones educativas oficiales.

Sin embargo, algunos gobernantes nuestros se pasan por la faja estas premisas –oportunidad y calidad—y parecieran no haber entendido que la alimentación escolar es una prioridad.

Por eso, resulta impresentable que de las 97 entidades territoriales certificadas responsables de suministrar el servicio, 60 ya dieron inicio al calendario académico y en 15 de estas, no se garantizó desde el primer día del calendario escolar el complemento alimentario de los beneficiarios en los planteles educativos públicos. De acuerdo con la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar, UAPA, hay retrasos en varias ciudades del país.

En el caso del Huila, Neiva y Pitalito no están cumpliendo con la oportunidad en el PAE. La Alcaldía de Neiva ya salió a explicar que se presentaron algunas dificultades de orden administrativo y que la entrega de las raciones alimentarias empezará el 6 de febrero. Respecto a Pitalito, aún no existe un operador seleccionado, por lo que no hay fecha de inicio del PAE.

Que quede claro: es obligación de los mandatarios garantizar el inicio oportuno y continuidad del servicio de alimentación escolar durante los 180 días del calendario escolar, así como garantizar la cantidad, calidad, inocuidad y oportunidad en la entrega de los alimentos de las raciones establecidas.

La propia Procuraduría ha advertido que “son los gobernadores, alcaldes y demás funcionarios quienes deben garantizar la prestación del servicio en las condiciones de calidad y continuidad exigidas”.

A los rectores, docentes, padres de familia y comunidad estudiantil: el PAE no es un regalo ni un favor de los mandatarios. La plata del PAE sale de los impuestos que todos los colombianos pagamos.