La Nación
Preocupación por pérdida de empleo en la industria   1 18 junio, 2024
ECONOMÍA

Preocupación por pérdida de empleo en la industria  

Nuevamente durante julio el Índice de Producción Industrial presentó una caída y tanto la producción real como las ventas disminuyeron. De otra parte, aumentó el empleo en el comercio minorista, pero hubo una contracción en la industria. 

CATERIN MANCHOLA

huila@lanacion.com.co 

El índice de producción industrial en julio de 2023 se redujo -3,6% en comparación con el mismo mes de 2022; la producción real de la industria manufacturera cayó -7,2% y las ventas disminuyeron -6%, según reporto ayer el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Para el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master estos resultados evidencian la contracción que ha sufrido la economía colombiana este año y que ha sido anunciada por distintos tanques de pensamiento. “La menor demanda de productos y servicios ha provocado que la industria, a su vez, produzca menos. Esto, como consecuencia de factores como la inflación pero también del alto costo del acceso al crédito para los hogares, por las tasas de interés que tiene el país y que son las más mayores registradas en 20 años”. 

En ese contexto, considera que es importante que se dé la discusión sobre cómo impulsar el crecimiento de la economía en el país en el corto, mediano y largo plazo, “pues de este aspecto depende también, en gran medida, la protección de los empleos formales existentes y la creación de nuevos puestos de trabajo”. 

El comercio

En esa misma línea y de acuerdo con el análisis de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), las ventas reales del comercio también continuaron a la baja en julio con una contracción de -8,2% frente al mismo mes de 2022. Fue la economía vehicular (venta de vehículos y autopartes) la que más empujó el comercio a la baja, “en esa medida se puede observar que los hogares continúan reduciendo las compras de bienes durables, situación que responde a la desaceleración económica que se ha presentado en los últimos meses”. 

Es importante notar que, mientras las ventas minoristas de comercio continúan cayendo, el empleo en el sector aumenta y “eso se explica principalmente por los empleados que captura el sector de la venta de alimentos el cual, al ser un sector de primera necesidad, no presenta mayores alteraciones en su dinámica de ventas en el mes de julio”, indicó la Anif.

Pero, acerca de la caída de la producción real industrial, alertó que se precipitó a la baja en todos los departamentos del país y, en suma, “la cantidad de puestos de trabajo en la industria disminuyó en -1,4% en ese mes”.

Algo para resaltar de la dinámica de empleo entre la industria y el comercio, “es que los resultados de los ocupados en la industria parecen responder más rápidamente a la dinámica económica, es por eso que comenzamos a ver una contracción en los ocupados de esa actividad”. Mientras que, por su parte el empleo en el comercio tiende a estar rezagado, por lo tanto, “aún vemos crecimientos en la ocupación en ese sector, pero esa situación debería revertirse en los próximos meses en la medida en que converja al comportamiento de la industria”. 

El exministro de Hacienda y también de Comercio, José Manuel Restrepo dijo que los datos revelados por el Dane son una “mala noticia” y, “como se ha dicho insistentemente, es urgente la necesidad de prender los motores del crecimiento y más en esos dos sectores que son claves en empleo a futuro (ya se ve caída en el empleo) y en aporte al PIB. El camino es construir con el sector empresarial de la mano, un plan de reactivación es ¡urgente!”.