La Nación
¿Quién está amenazando a Dolcey Andrade? 1 2 julio, 2022
POLÍTICA

¿Quién está amenazando a Dolcey Andrade?

El concejal Dolcey Andrade manifestó que en los últimos días recibió de nuevo amenazas.  Al parecer, la labor social que desarrolla desde hace varios años, donde ayuda a toda la comunidad en general, ha ocasionado descontento en algunas personas, como él mismo señala, se trataría de jóvenes pandilleros que lo terminan involucrando en sus conflictos, por ayudar a las familias de jóvenes que han fallecido violentamente.

Según el cabildante, debido a la cantidad de homicidios que se han presentado en el sector de la Comuna 9, específicamente por presuntos enfrentamientos entre pandillas o temas de ajustes de cuentas, ha tenido que intervenir en varias oportunidades  para ayudar a los familiares de los fallecidos, ya que son personas de escasos recursos y no tienen como  costear un funeral.

“Hace varios días he venido recibiendo amenazas por las redes sociales, inclusive por el Whatsapp, me mandan bombas, me mandan pistolas, no sé si es porque yo he venido apoyando a las familias de estos muchachos que asesinan y los muchachos no tienen recursos para las exequias y pues a mí me toca ayudarles, para que puedan darle santa sepultura a las personas”, expresó Dolcey Andrade, a LA NACIÓN.

El concejal, recalcó que independientemente de las amenazas que recibe, es preocupante, el tema de las muertes violentas en el sector, por lo que instó a las autoridades y al Gobierno Municipal, a mirar hacia esta zona de la capital del Huila.

“La mayoría de las personas que son asesinadas allá son pobres, que estos grupos se asesinan entre ellos y eso es repetitivo, en menos de ocho días en la comuna 9 hemos tenido dos y hasta tres muertos en una sola semana y este es un número muy alto, que las autoridades y el mismo Gobierno tienen que tomar medidas, para prevenir esas acciones que se vienen presentando en la ciudad”, indicó.

“No soy de ningún bando”

Ante esta situación, que no se da por primera vez, pues Andrade ya había sido objeto  de amenazas, advirtió que el desarrollo de su labor, en donde ayuda a las familias de las víctimas mortales, no significa que esté a favor de uno u otro bando, haciendo relación a los grupos de jóvenes que se enfrentan por distintas circunstancias en la comuna 9.

“La labor mía es una labor social que vengo desarrollando y no tengo nada que ver con esos conflictos de pandillas, o conflictos entre estos jóvenes, yo voy es a hacer una labor humanitaria y por eso quiero aclarar que yo no estoy ni con el uno, ni con el otro, así sea de un bando o sea del otro, yo voy es a ayudar, porque las familias o las mamás son las que más sufren y son pobres y no hallan  que hacer, y yo llego a ayudarles para que les den a sus familiares santa sepultura y por eso me ven allá  y luego me ven acá, pero yo no tengo nada que ver, yo soy imparcial”, enfatizó.

La protección no es suficiente

Andrade actualmente tiene una medida de protección, de la UNP (Unidad Nacional de Protección) que comprende un chaleco antibalas y un botón, pero él asegura que no es suficiente para garantizar su vida.

“Yo estoy protegido por la Unidad de Protección, tengo un chaleco y tengo un botón, pero eso no me sirve de nada, ahorita para Navidad estuve recorriendo los asentamientos, entregando regalos para los niños y siempre voy solo, tengo una persona que me acompaña, pero es solo acompañante, pero no tengo un apoyo para la seguridad, no tengo escolta y ni tengo nada, pero también es que yo no he hecho nada, ando con la voluntad de Dios, porque yo no he hecho nada sino una labor social”, expresó.

Asegura, que aunque siente temor y ha contemplado irse del sector que lo vio crecer, pensando en su seguridad, no lo hará, pues su trabajo social está allá, en medio de la comunidad que más lo necesita.

“Yo vivo en Galindo, y es una zona donde uno ve cosas delicadas, entonces a veces dicen, ‘este se volvió vanidoso porque no sale’, pero yo trato no salir de noche, trato de estar acompañado, no estar en multitudes, siempre es que vivo con temor, a veces me dan ganas de irme, pero no, yo vivo allá y toda mi vida he vivido allá”, concluyó.

El concejal, advirtió que pasadas las fiestas decembrinas, acudirá de nuevo a instancias de la Unidad de Protección para pedir un reforzamiento de su seguridad, pues en su calidad de concejal siempre tendrá que estar, según él, del lado de las comunidades prestando sus servicios para ayudar a los menos favorecidos.