La Nación
“Quien paga una extorsión está cometiendo un delito” 1 25 mayo, 2024
ENTREVISTA

“Quien paga una extorsión está cometiendo un delito”

El comandante del Gaula de la Policía en el Huila, el capitán Jaime David Chitiva, anuncia un gran despliegue operativo, de investigación y prevención contra la extorsión, que incluye la llegada de 30 uniformados más. Dice que la extorsión bajo la modalidad de suplantación de grupos ilegales ha crecido. Le recuerda a los huilenses que acudir a pagar en zonas rurales, es exponerse a una investigación o un secuestro.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

Si bien las disidencias de las Farc están extorsionando mediante citaciones a zonas rurales, hay una modalidad extorsiva que ha crecido en el Huila: el de la suplantación de grupos ilegales desde las cárceles. Mientras las disidencias piden entre $20 millones y más de $100 millones, los presos exigen entre $2 millones y $20 millones. La modalidad de suplantación es ‘alimentada’ por los ‘bombazos’ de las últimas semanas en Neiva.

Esta es la ‘radiografía’ que tiene el Gaula de la Policía sobre lo que está pasando en el Huila. Aquí está el diálogo que LA NACIÓN sostuvo con el comandante de la unidad policial, el capitán Jaime David Chitiva.

¿Cuál es la radiografía de la extorsión en el Huila?

La extorsión ha venido evolucionando mucho. Uno de los actores criminales que la dinamizan en el Huila son las disidencias de las Farc, con afectación directa en comerciantes y demás gremios económicos del departamento. Pero, no son solamente las disidencias de las Farc las que están realizando esta clase de afectaciones. La modalidad que está afectando ahora al departamento es la suplantación de grupos ilegales originada desde los centros penitenciarios del país.

¿Cómo identificar cuáles son las extorsiones propiciadas por las disidencias y cuáles corresponde a la modalidad de suplantación?

Para entender eso hay que recordarles a los ciudadanos que para el año 2016 en la presidencia de Juan Manuel Santos, se llevó a cabo un proceso de paz con el grupo de las Farc. Hubo quienes se acogieron al proceso paz y aquellos, que aun acogiéndose al proceso de paz, lo violaron. De ahí nacieron los que hemos escuchado como la ‘Segunda Marquetalia’; fueron quienes se acogieron al proceso de paz, pero lo violaron y siguieron delinquiendo. Y las que hoy llamamos disidencias de las Farc son quienes nunca se acogieron a este proceso de paz. Es por eso que muchas de las personas que están actualmente pagando condenas en los centros penitenciarios están dinamizando el delito de la extorsión, a través de la suplantación de grupos ilegales. Pertenecieron a las estructuras de las Farc en algún momento y como saben de esta ideología y la mecánica de estos grupos, llaman telefónicamente a los ciudadanos haciéndose pasar por las disidencias, logrando la afectación al patrimonio económico de las personas. Están exigiendo entre $2 millones y $20 millones.

 ¿Qué debe hacer un comerciante para saber si lo están llamando las disidencias de las Farc o desde una cárcel?

Lo importante es el canal de comunicación que la ciudadanía establezca con nosotros. Lo primero que le pedimos a una persona en el momento en que sea víctima de una llamada extorsiva, es que se comunique con nosotros a través de la línea 165. La víctima, inmediatamente, va a recibir una asesoría personalizada, la cual a través de un trabajo técnico, podemos establecer si la persona se está enfrentando a un grupo ilegal conocido hoy en día como disidencias de las Farc, o si se trata de un caso de suplantación.

Capitán Chitiva, ¿cómo es esa asesoría?

Es un trabajo que pasa por lo técnico a través del cual se le dice a la persona si las llamadas extorsivas pertenecen a las disidencias de las Farc. Estos grupos ilegales tienen una modalidad y una secuencia para realizar sus extorsiones. Cuando hablamos de disidencias, estos grupos son selectivos, es decir, seleccionan a aquellas víctimas que cuentan con una capacidad económica importante, allegan panfletos de manera presencial firmados por el comandante del frente y su financiero y realizan citaciones a diferentes partes del Huila. Cuando la víctima se enfrenta a un grupo ilegal es de esta manera. Y cuando la persona se enfrenta a una llamada en modalidad carcelaria, la exigencia económica es más rápida. Estos sujetos son más agresivos y solicitan consignaciones a través de Efecty, Supergiros, Ahorro a la mano y Nequi.

¿Es posible lograr que los huilenses denuncien cuando en Neiva han puesto en promedio un artefacto explosivo por semana y hay un gran nerviosismo?

Hoy, las redes sociales y los medios publicitarios generan que la mayoría de los huilenses se enteren de todas estas noticias relacionadas con los atentados. Es ahí en donde estos grupos delincuenciales aprovechan desde los centros penitenciarios para llamar a extorsionar. Siempre que se genera un artefacto explosivo podemos tener hasta 30 víctimas en un día.

¿Cuál es el porcentaje de casos que están manejando como Gaula de la Policía?

Actualmente, el Gaula de la Policía está asesorando entre 25 y 30 casos de extorsión diarios en el departamento del Huila, de los cuales un 80% corresponden a la modalidad carcelaria, y hay un 20% que puedan sí ser de grupos ilegales. Necesitamos que la ciudadanía huilense denuncie, que tenga la plena confianza en su Gaula de la Policía para ponernos en conocimiento todo lo que les esté pasando. El asesoramiento que realizamos es muy privado, dirigido a preservar la vida de la víctima y proteger su patrimonio económico.

Frente a las extorsiones de las disidencias, ¿a qué se enfrentan los comerciantes que están acudiendo a zonas rurales a dejar gruesas sumas de dinero?

Cuando una persona decide ir a estos lugares en donde los están citando, está cometiendo un delito, que es el financiamiento de grupos ilegales. Una de las principales fuentes de financiamiento de estos grupos es el secuestro y la extorsión. Ellos están haciendo exigencias económicas que pueden ir entre $10 millones y más de $100 millones. Quienes acuden a las citas se pueden enfrentar no solo a un proceso investigativo por hacer esos pagos sino fácilmente a que termine secuestrada por estos grupos ilegales. Por eso es importante que las víctimas tomen contacto con el Gaula de la Policía. Insisto: nuestra asesoría es muy profesional, muy técnica.

Capitán Chitiva, ¿ustedes saben con exactitud las regiones huilenses desde donde las disidencias de las Farc están extorsionando?

Dentro de un trabajo articulado con el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea, se han logrado evidenciar los puntos en donde están citando en el sector rural a las víctimas. Gracias a ese trabajo articulado, hemos llegado a estos lugares y por eso, son los resultados que todos conocemos; se ha logrado dar de baja y la captura de varios de estos integrantes de grupos ilegales en el momento en que están recibiendo dineros de extorsiones.

“Quien paga una extorsión está cometiendo un delito” 7 25 mayo, 2024
El comandante del Gaula de la Policía en la entrevista con el editor General de LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

¿Qué representó la reciente muerte de alias ‘Chuky’ en Vegalarga, zona rural de Neiva?

Era uno de los principales dinamizadores del delito de la extorsión en el Huila bajo la modalidad presencial, es decir, llegaban a las fincas y con panfletos citaban a las víctimas. Era un dinamizador que nosotros teníamos identificado, con más de 30 víctimas, y en un trabajo gracias a la información que la misma ciudadanía nos aportó, se logró dar este gran resultado.

¿Qué tan articulados están los organismos de seguridad del Estado para combatir la extorsión en el Huila?

El Gaula Militar y el Gaula de la Policía siempre han manejado una articulación con el fin de brindar un asesoramiento a las víctimas de extorsión. Este delito ha venido evolucionando mucho y así como ha evolucionado, nosotros como Fuerzas Militares y de Policía hemos logrado contrarrestarlo a través de un trabajo técnico y operativo.

Dentro de la institución, ¿cuentan con la orden para atacar frontalmente la extorsión?

Claro que sí. Independientemente de todo lo que se está manejando a nivel país en materia de acuerdos a los que se está llegando con las disidencias, es importante resaltar que cuando estas estructuras realizan citaciones y extorsiones, están violando ese proceso que está en curso. Y es ahí cuando nosotros actuamos. Por eso, nosotros hemos desplegado un trabajo en contra de estos grupos ilegales.

Capitán Chitiva, quiero insistirle en algo que la gente que nos está leyendo debe preguntarse: ¿es inmediata la atención de parte de ustedes cuando un comerciante reporta que lo están extorsionando?

Es inmediato. Nosotros tenemos la línea telefónica 165, así como números telefónicos y de WhatsApp, en donde hay una atención inmediata tan pronto nos reportan un caso de extorsión. Nosotros tenemos además una articulación muy importante con la Fiscalía General de la Nación. La Fiscalía cuenta en el departamento del Huila con 24 puntos de recolección de denuncias; nosotros coordinamos con los fiscales en el momento en que una víctima acude donde ellos. En tiempo real, establecemos a qué se está enfrentando la víctima y si es del caso, vamos hasta el lugar donde se encuentre para asesorarla.

¿Qué recomendación hay cuando se establece que es una llamada extorsiva bajo la modalidad de suplantación?

Lo primero es contactarnos a nosotros a través de la línea 165. Segundo, buscar grabar la llamada telefónica con el extorsionista. Es importante que las víctimas tengan presente que cuando es una extorsión tipo carcelaria, estos sujetos ya han hecho un barrido por las redes sociales, desde donde han podido sacar los nombres completos de todo el núcleo familiar, lugar de trabajo y hasta nombres de propiedades. También es importante que las víctimas no realicen ningún tipo de consignación por ningún medio.

Operativamente, ¿qué planes hay en marcha para combatir de manera contundente la extorsión?

Por intermedio del mando institucional, se logra traer al departamento del Huila un grupo especial antiextorsión, el cual va a apoyar un sinnúmero de actividades en pro de hablar con los comerciantes. Se está haciendo además un trabajo articulado con las Fuerzas Militares para identificar los cabecillas que están ordenando directamente el cobro de extorsiones desde varias partes del departamento y departamentos vecinos; esperamos estar dando próximamente un buen resultado. Los huilenses deben saber que cuentan con una Policía Nacional totalmente comprometida. El Gaula de la Policía opera a través de tres mecanismos: operativo, investigativo y prevención.