La Nación
Recuperar la seguridad: la gran tarea 1 24 febrero, 2024

Recuperar la seguridad: la gran tarea

El pasado lunes fue asaltado un banco en plena ciudad de Neiva a una hora en la que se atendía al público como una demostración de la osadía de los asaltantes para cumplir su cometido sin ninguna preocupación sobre la presencia de unidades de seguridad. Este hecho, si bien no se había presentado en la capital opita, es una prueba del nivel de inseguridad al que se ha llegado desde hace rato. A diario se presentan atracos a ciudadanos en plena calle y en residencias en distintas comunas de la ciudad por lo que lo ocurrido en una institución bancaria es “la gota que rebosa la copa”.

Sin que parezca una justificación, es claro que Neiva no se aleja de la realidad de Colombia en materia de orden público. Las masacres que a diario registra la prensa nacional en varias ciudades del país (Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, especialmente) y en departamentos vecinos como el Cauca simplemente explican el enorme deterioro de la seguridad y la exposición de los colombianos a la violencia y a los altísimos riesgos de perder la vida en cualquier momento. Al tiempo con estas infaustas noticias, aparecen otras relacionadas con los preocupantes resultados de las exportaciones colombianas: Ya completaron 11 meses de caída y, de acuerdo con el presidente de Analdex, cerrarán el año por debajo de los 50.000 millones de dólares, una cifra que no corresponde a un país exportador con la estructura de la colombiana.

En el caso del Huila, sus exportaciones, básicamente petróleo, café y tilapia, también llevan cuatro meses en descenso. Ahora que estamos a menos de un mes del inicio de los nuevos gobernantes territoriales (gobernador y alcaldes) estas dos realidades resultan prioritarias para considerarlas en su gestión de gobierno. Aunque no lo parezca, ambas tienen una directa relación. El desempleo en Neiva sigue aumentando cuando a nivel nacional ha disminuido.

Esto por cuanto la economía local tiene una alta dependencia de sectores en crisis como la construcción y el comercio. La autoridad tiene que ampliar su capacidad de gestión al tiempo que los nuevos administradores tienen que promover la estrategia contracíclica, es decir, que el sector público asuma la inversión en aquellos sectores que no pueden ser atendidos por los privados. Aquí debe fortalecerse la propuesta del Plan Nacional de Desarrollo de promover la Re-Industrialización que no es otra cosa que la generación de valor agregado para mejorar las exportaciones. Ojalá se concrete el proyecto de una nueva fábrica de café liofilizado en Pitalito (H) que atendería los dos puntos críticos del país: Desempleo y Exportaciones.

Según la ministra de agricultura, el gobernador electo Rodrigo Villalba ya expresó su apoyo a esta iniciativa. Si se atienden estas dos situaciones, tendríamos un efecto positivo en Neiva, el Huila y Colombia. Depende de nosotros ejecutar las soluciones.