La Nación
Reforma a la salud en 2024 costaría $929.000 millones: MinHacienda 1 21 febrero, 2024

Reforma a la salud en 2024 costaría $929.000 millones: MinHacienda

El Ministerio de Hacienda estima que la reforma a la salud que hace su trámite en la Cámara de Representantes tendría un costo de $929.000 millones en 2024. Así lo dio a conocer la entidad gubernamental en el escenario de factibilidad que elaboró a partir de la ponencia para segundo debate del proyecto.

 

La reforma a la salud es uno de los proyectos del gobierno de Petro que más ha generado polémica, desde su presentación hasta su votación en la Cámara de Representantes.

Tras conocerse de que la Cámara había aprobado 15 artículos de este controversial proyecto que acabaría con las EPS, el Ministerio de Hacienda realizó un informe que calcula los escenarios de factibilidad del proyecto. De hecho, revela cuánto costaría la reforma a la salud en los próximos 10 años.

De acuerdo con el informe presentado, la reforma a la salud costaría 929.000 millones de pesos en el 2024. Es decir, 0,06 % del producto interno bruto (PIB). Sin embargo, al parecer, desde 2036 la reforma reduciría los gastos del sistema.

“Acabamos de radicar en la Cámara de Representantes del Congreso de la República los escenarios de factibilidad del proyecto de reforma de salud, atinentes al estado de la discusión en el que se encuentra en este momento en desarrollo”, afirmó Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda.

En ese sentido, el ministro de Hacienda resaltó que los escenarios de factibilidad que fueron entregados, señalan un horizonte.

“En el corto plazo vamos a tener un incremento de gastos estimado para el año 2024, en menos de un billón de pesos adicional, en razón de que los ciudadanos de Colombia van a estar diagnosticados tempranamente y podemos evitar los riesgos que hoy cubre la mediana y alta complejidad”, explicó el funcionario.

Números

Según el reporte, sin la reforma, los gastos del sector salud en 2024, llegan a $91,3 billones; mientras que, con reforma esta cifra en el mismo año suma $92,2 billones. Para esta vigencia, el balance con reforma muestra un déficit de $3,2 billones.

“Este texto de estimaciones está relacionado con ajustes de lo que ya salió aprobado tanto en la Comisión de Cámara, como en la plenaria. El costo final de la reforma a la salud se sabrá cuando termine el cuarto debate en el Congreso”, precisó el titular de Hacienda.

“Si bien la reforma al sistema de salud implica mayores gastos en el corto y mediano plazo, derivados de la ampliación en la atención primaria, la formalización del talento humano en salud, la construcción y recuperación de la infraestructura pública hospitalaria y la creación de licencias de maternidad universales, entre otros, en el largo plazo, se espera que el énfasis en la prevención se traduzca en menores gastos de atención en mediana y alta complejidad”, complementó el funcionario.

En principio, la Atención Primaria en Salud pasará de $16,5 billones a $17,5 billones con la reforma. Según el Ministerio de Salud, considerando que el país tiene alrededor de 16.000 sedes de baja complejidad, varias de las cuales ya funcionan como Centros de Atención Primaria en Salud, Caps, los recursos requeridos para la construcción de nuevos Caps se estiman en $500.000 millones por año.

“La reforma a la salud va a quebrar el sistema”

Al margen de que el Gobierno trata de buscar apoyos en la Cámara para aprobar la reforma a la salud, el exministro Alejandro Gaviria reiteró que la propuesta del Ejecutivo “va a quebrar el sistema”.

“La reforma a la salud va a quebrar el sistema: elimina los incentivos al control de costos, estimula la facturación por evento, debilita las auditorias, desvía los recursos del aseguramiento hacia subsidios de oferta”, escribió.

“El sistema tendrá que ajustarse a la fuerza. ¿Cómo? Excluyendo a los pacientes más pobres de medicamentos y procedimientos”, añadió el exfuncionario del Gobierno Petro.

En sus nuevas críticas a la reforma que se tramita en la Cámara de Representantes, Gaviria añadió que “estamos ante un debate de naturaleza ética, no fiscal. La reforma va a aumentar la desigualdad en el acceso a tratamientos y generará más exclusión y segregación social”.